Cómo atraer a las chicas sin hablarles

Encontrar las frases más bellas y poéticas para atraer el interés de la chica que te gusta no es una tarea sencilla. Pero no te desanimes, no todos podemos ser como Shakespeare. Además, curiosamente, la atracción entre dos personas ocurre mucho antes de que empiecen a hablarse. Así es en la mayoría de casos. Existen miles de formas de conseguir que la chica de tus sueños se fije en ti sin tener que decirle ni una palabra (bueno, por lo menos al principio). Echa un vistazo a este artículo para aprender trucos no verbales y así atraer a cualquier chica que te guste.

Proyecta el look adecuado

  1. Ten un guardarropa con prendas básicas muy buenas. Recuerda: la atracción no es una decisión consciente, pero puedes desencadenarla con las señales visuales adecuadas. Prestar atención a determinados aspectos de tu guardarropa puede ayudarte mucho si tratas de llamar la atención de una chica. Por ello, debes tener en cuenta lo siguiente: ,
    • Enfócate en tener buenas camisetas y camisas, de preferencia en colores neutrales (negro, blanco, azul marino) y sin estampados.
    • Si debes utilizar suéter debido al clima, consigue algunos que tengan el cuello redondo o en V y que sean de colores neutrales como el azul marino, blanco o negro.
    • Reserva un buen par de zapatos para ocasiones especiales. Ten otro par más casual y deportivo para uso diario.
    • Actualiza tu look con unos jeans geniales de color oscuro. Son tan versátiles que incluso se pueden usar durante las citas.
  2. Presta atención a cómo te queda la ropa. Esta es una parte crucial. Incluso si has seguido todos los pasos anteriores, si la ropa es muy suelta, es posible que no destaques. Por lo tanto, que debes asegurarte de tener cerca un amigo (o al vendedor) que te ayude y te dé una segunda opinión sobre lo que va mejor con tu tipo de cuerpo.
    • Camisas de vestir. El cuello de la camisa no debe girar cuando gires tu cabeza. Si lo hace, significa que la camisa está muy ajustada. Las costuras de la camisa deben quedar justo en el hueso del hombro. Recuerda: no quieres que la camisa te quede tan ajusta como para que se vea cada detalle de tu torso, pero tampoco tan holgada como para que tu cuerpo se pierda en ella.
    • Camisetas. Las costuras de esta prenda también deben quedar sobre el hueso de tu hombro. Dependiendo de tu tipo de cuerpo, te recomendamos utilizar una entallada o de ajuste promedio.
    • Pantalones. No tienes que llevar unos pantalones entallados (pitillos), pero evita los que tengan pliegues. Los pantalones con pliegues están desactualizados y dan la apariencia de un estómago mucho más abultado de lo que en realidad es.
    • Jeans. En general, escoge los que sean rectos o entallados (pitillos), incluso si al principio tienes dudas al respecto. Evita los jeans acampanados.
    • Visita algunas tiendas. Si aún no estás lo bastante cómodo con el tema de la moda, ir a algunas tiendas de ropa puede calificarse como un logro. Así, sabrás qué tendencias te gustan y qué otras no van contigo.
  3. Usa ropa que refleje tu personalidad. Hacer un esfuerzo para demostrar cómo entiendes las tendencias puede producir un efecto duradero. Después de todo, ¡a muchas mujeres les gusta la moda! Asimismo, evita seguir cada tendencia de moda que veas. Solo asegúrate de que, aunque renueves y actualices tu guardarropa, continúes sintiendo que es tu estilo. Nota: para la mayoría, una transición gradual puede ser lo mejor.
    • Contempla tu guardarropa actual y escoge uno o dos cosas que quieras cambiar de inmediato (y que al hacerlo te sientas cómodo con el proceso).
    • Incorpora algo que sea muy tuyo. ¿Eres fan de algún equipo? Añadir algunos de los colores de tu equipo favorito en tu guardarropa puede hacer que te sientas más cómodo con la transición (sí, aunque esos colores no sean neutrales).
  4. Empieza la transición. Cambiar la forma en que te vistes puede ser un poco inquietante, y muy difícil, ya que es probable que se haya convertido en parte de tu personalidad. Solo recuerda que ¡cambiar también puede ser emocionante!
    • Solo hazlo. En ocasiones, pensar demasiado en nuestro estilo y guardarropa puede retrasar nuestro progreso. En su lugar, haz una línea de tiempo para los diversos pasos involucrados en la transformación.
    • Comprométete a cambiar tu estilo. Decirle y contarle a otras personas tu decisión puede tener un gran impacto sobre ti y, a su vez, hacer que continúes con el proceso.
    • Deshazte de cualquier impedimento para el cambio en tu guardarropa. El simple hecho de disponer de tu ropa la noche anterior elimina las excusas la mañana siguiente (por ejemplo, ya no podrás decir “no tuve tiempo de combinar mi atuendo”).

Define tu lenguaje corporal

  1. Sé consciente de cómo te mueves alrededor. Esta es la cuestión: la forma en la que te mueves dice mucho sobre cuán seguro o inseguro eres. Simplemente el hecho de ser consciente de esto puede hacer que tus movimientos sean más atractivos para una chica.
    • Camina más lento de lo que normalmente harías y mantén tus movimientos bajo control. Estas acciones indican que estás cómodo con el mundo y contigo mismo.
    • Apodérate de tu espacio. Recuéstate y estira tus piernas. Piensa en que estás marcando tu territorio.
    • Sé consciente de la tonalidad de tu voz. Aunque técnicamente sea hablar, es una parte muy importante del lenguaje corporal. Ralentiza la velocidad en la que hablas y mantén el volumen constante.
  2. No tengas miedo del contacto físico. Espera: no queremos decir que debes ser inapropiado. Sin embargo, no tener miedo de expresar emociones físicamente puede indicar calidez y confort. Después de todo, la atracción es una respuesta emocional.
    • Palmea la espalda de un compañero.
    • Abraza o estréchale la mano a un amigo para felicitarlo.
    • No tengas de miedo de pararte al lado de otras personas un poco más cerca de lo que normalmente harías.
  3. Ten en cuenta la postura de tu cuerpo. Nada sugiere más inseguridad que la espalada encorvada y la cabeza baja. Procura hacer lo siguiente para acomodar tu postura:
    • Mientras estés sentado, pon tu pecho hacia adelante y lleva tus hombros hacia atrás. Asimismo, mantén la cabeza erguida.
    • Camina con la espalda derecha y la cabeza hacia arriba. Da pasos moderados y lleva los hombros hacia atrás.
  4. Haz contacto visual. No tengas miedo de mirar alrededor de la habitación. Es posible que llames su atención y crucen miradas. En ese caso, mantenerle la mirada por algunos segundos puede establecer una conexión.
    • Mantén tu mirada en el horizonte cuando estés caminando. Hacerlo te dará una apariencia más accesible y sociable.
    • No tengas miedo de expresarte mediante de tus ojos. Abrirlos mucho cuando experimentes sorpresa o entrecerrarlos cuando eres escéptico muestra que estás interesado y que prestas atención.
    • Sonríe de forma genuina. Si sientes que tienes más confianza, puedes intentar con una sonrisa arrogante.

Enfoca tu atención

  1. Debes verte descansado y organizado. Si estás cansado o tuviste una noche larga, se reflejará en tu apariencia el día siguiente. Toma ciertas previsiones para verte siempre descansado y fresco. Además, también debes asegurarte de verte bien y aseado.
    • Asegúrate de que tus ojos estén limpios y blancos. Utiliza colirio (gotas para los ojos) para deshacerte del enrojecimiento de los ojos. Tus ojos se verán más despiertos y limpios en cuestión de segundos.
    • Cuida tus uñas. Mantenlas cortas y limpias.
    • Si tienes la cabeza rapada, es probable que no tengas que hacer nada para cuidar de esta parte de tu cuerpo. Sin embargo, si tienes el cabello un poco largo, asegúrate de que se vea arreglado y limpio.
    • Ten cuidado de no exagerar con la colonia. A algunas mujeres no les gusta en absoluto el olor de las colonias o pueden ser muy sensibles a los olores fuertes.
  2. Se consciente de tu ambiente. Lugares diferentes requieren de atuendos diferentes, sobre todo si has puesto los ojos en alguien. La forma en la que te vistes para ir a un club debe ser muy distinta a la forma en que lo haces para ir a la biblioteca.Veamos.
    • Si vas a un club, destaca al vestirte de una manera más informal. Probablemente, todos los chicos que estén ahí estarán vestidos de forma muy elegante. Si no estás vestido así, automáticamente proyectarás comodidad.
      • Nota: no estamos sugiriendo que uses los pantalones cortos que utilizas para hacer deporte. Piensa en un par de jeans y una camiseta que se vean bien.
    • Si vas a la biblioteca, es muy probable que todos los chicos en este lugar estén con ropa bastante cómoda (como los pantalones cortos que antes mencionamos). Esta es una gran oportunidad para ir bien arreglado.
  3. Demuestra que siempre estas involucrado en algún proyecto. Mostrar que eres un chico centrado puede ser una característica muy atractiva, ya que demuestra compromiso. Además, le da la oportunidad a ella de observar tus gestos y peculiaridades desde una distancia segura.
    • Si estás en el lugar adecuado y sabes tocar algún instrumento, ¡hazlo! ¿Qué chica no se siente atraída por un músico?
    • ¿Vas a un café? Lleva tu laptop dentro de un maletín que se vea bien y vístete con algo casual, pero elegante (business casual). Mostrar que estás ahí para terminar un trabajo puede dar la impresión de que tienes determinación y estás concentrado.
  4. Presta atención a la gente a tu alrededor. Sin importar el lugar en el que estés, si estás hablando con otras personas, asegúrate de participar de la interacción activamente. No es solo es cuestión de cortesía con los demás, sino que también demuestra de que eres capaz de prestar atención a las personas en tu vida.
    • Asiente para confirmar de que estás escuchando lo que dice la gente de tu grupo.
    • Regularmente cambia tu centro de atención al mirar alrededor a las otras personas del grupo.
    • No revises tu teléfono celular cuando alguien esté hablando. Esto se considera como una señal de desinterés y una grosería.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página