Cómo hacer aceite de chile

El aceite de chile es una deliciosa manera de añadir picante a la comida. Es realmente fácil de hacer y va muy bien con muchas comidas.

Pasos

  1. Reúne los chiles de árbol o de algún tipo parecido. Asegúrate de que estén frescos y limpios.
  2. Vierte el aceite en un tazón. Se puede usar aceite de cacahuate (maní), que es un aceite de color claro y que no tiene un sabor fuerte. Los aceites vegetales pueden variar en sus características de calentamiento. El aceite de girasol y de oliva también funcionan bien.
  3. Corta el chile en trozos. Puedes cortarlo a lo largo y quitar algunas semillas, luego córtalo transversalmente en trozos de aproximadamente un centímetro de largo.
  4. Calienta el aceite en un recipiente adecuado. Usa una sartén de hierro fundido que resista bien. Haz que el aceite se caliente mucho y luego agrega los chiles y cocínalos durante unos 10 minutos.
  5. Deja que el aceite y el chile se enfríen, luego viértelos en un frasco con tapa, y disfrútalos.
  6. El aceite de chile se mantiene durante varias semanas, pero si lo pruebas, lo más probable es que lo termines rápidamente.

Ingredientes

  • Chile de árbol
  • Aceite, preferiblemente un aceite sin sabor, como el aceite de cacahuate (maní)o aceite de girasol. Pero el aceite de oliva funciona muy bien también.

Consejos

  • Prueba este aceite de chile con camarones.
  • Asegúrate de tener una buena cantidad de aceite y de cubrir todos los chiles cuando los cocines.
  • Experimenta con diferentes tipos de chiles, grandes o pequeños, rojos o verdes, o combinados.
  • Asegúrate de tener una idea de qué tan picantes son los chiles que estás usando. Algunos chiles son muy picantes y otros apenas los sentirás.
  • Cuando los chiles son cocinados, se convierten un poco transparentes.
  • Puede ser aconsejable esterilizar el frasco / botella antes de agregar el aceite. El aceite se mantendrá más tiempo de esta manera.

Advertencias

  • Asegúrate de que los chiles no se quemen cuando se estén cocinando. Revuélvelos con una cuchara de madera.
  • Ten mucho cuidado al cortar los chiles, evita frotarte los ojos en caso de tener zumo de chile en los dedos. Esto puede ser muy doloroso e irritante.
  • El zumo de chile te puede quemar la piel, así que usa guantes de hule cuando los manipules.
  • Asegúrate de que el aceite se enfríe antes de vaciarlo en el recipiente. El aceite caliente es más caliente que el agua hirviendo, y podría romper un frasco de vidrio, o derretir el de plástico.
  • Procura usarlo en cantidades muy pequeñas ya que es muy fuerte y puede enardecer el paladar debido a la alta concentración de capsaicina (la substancia que da el característico sabor picante).
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página