Cómo defenderse ante un bully

Las personas que hacen bullying tratan de compensar sus propios sentimientos de rechazo e impotencia al hacerte sentir impotente. Este comportamiento es poco saludable y puede tener efectos graves a largo plazo. Tanto las persona que hacen bullying como las víctimas están en riesgo de sufrir de depresión y tienen índices más altos de cometer suicidio que aquellas personas que no experimentan el bullying. Actúa temprano para minimizar los efectos del bullying. Existen muchas maneras para que controles una situación donde sucede bullying.

Ignorar a las personas que hacen bullying

  1. Reconoce el comportamiento propio del bullying. Quizás ni si quiera comprendes que sufres de bullying o que contribuyes al bullying que se hace a otras personas. La primera señal es que sueles sentirte mal contigo cuando ciertas personas están presentes. Esto podría ser verdad si las personas que hacen bullying son chicas. Si bien es cierto que ellas podrían utilizar la violencia o unas burlas o amenazas verbales, son buenas utilizando la agresión relacional para lastimar a las personas.
    • La agresión relacional se refiere al comportamiento que aspira a disminuir un estado social y las relaciones. Un persona que hace bullying podría difundir rumores, tratar de hacer que hagas cosas vergonzosas o señalar tus defectos o errores para humillarte, excluirte de las actividades grupales o convencer a las personas de que no deberían hablarte.
  2. No respondas a los calificativos o al comportamiento cruel. Las personas que hacen bullying se sienten poderosas porque creen que son capaces de ejercer control sobre los sentimientos de las personas. El objetivo del bullying es lograr una reacción en la persona. Rehusarse a responder disminuye el sentido de poder que siente la persona que hace bullying.
    • Sigue haciendo tu actividad sin reconocer los comentarios que te haga esa persona. Por ejemplo, si sales con tus amigos, sigue con tu conversación como si esa persona no estuviera presente.
    • Si se ha fijado actuar de manera impertinente en tu actividad, dale la espalda y sigue haciendo lo que hacías.
    • Si te ataca físicamente, protégete y huye. Tienes que reportar de inmediato este tipo de comportamiento. La violencia nunca es buena; además, este tipo de comportamiento suele empeorar. Por ello, reportarlo es absolutamente necesario para tu seguridad y la de otras personas.
  3. Evita las áreas en las que sepas que esa persona se encuentre dentro de lo posible. Esto puede ser difícil, en especial cuando el bullying ocurre en la escuela. Las chicas suelen hacerlo en secreto, así que hacer que una demuestre que hace bullying la expondrá.
    • No actúes con cuidado con esa persona ya que esto se percibirá como una reacción, pero no hay necesidad de pasar el tiempo en la misma área que ella.
    • Si tu casillero está cerca del de esa persona, puedes pedirle al personal escolar que reasigne el tuyo.
    • Si no es posible evitar a esa persona, pídeles a tus amigos que estén contigo cuando debas estar en la misma área que ella para contar con un amortiguador.
  4. Bloquea a esa persona en línea. El cyberbullying o acoso cibernético se ha convertido paulatinamente en un acto predominante, en especial entre las chicas. Cambia la configuración de privacidad en tus perfiles de redes sociales para evitar que se comunique contigo. Rehúsate a leer o reconocer cualquier publicación que haga enfocada en ti.
    • Si eres consciente de las amenazas o ataques que se dirigen a ti, no respondas a estos, pero guarda la evidencia ya que será importante si decides reportar a esa persona.
    • Quizás quieras bloquear los números telefónicos que conozcas de esa persona en tu teléfono celular para evitar llamadas o mensajes de texto que no quieras recibir de su parte.

Pedir ayuda

  1. Dile a un amigo. No sufras en silencio. Cuéntale a un amigo acerca de lo que experimentas. Compartir tu dolor te ayudará a sentirte mejor y le permitirá a tu amigo tener la oportunidad de ofrecerte mayor apoyo emocional.
    • Contarle a tu amigo acerca de que sufres de bullying también establecerá un aliado que puede ayudarte a evitar a esa persona y crear un amortiguador cuando no es posible evitarla.
  2. Cuéntale a un adulto en quien confíes. Hablar con un adulto no significa que intervendrá. Si prefieres que no lo haga, podrías decirle que quieres su guía, pero que quieres tratar de lidiar con la situación por tu cuenta antes de que los adultos se involucren. Esta persona podría ser un familiar, un consejero escolar, un amigo de la familia o un entrenador.
    • Esto colocará al bullying dentro del radar de un adulto de modo que pueda intervenir en el caso de que estés en muchos problemas que no se pueden controlar, además se convertirá en la evidencia que necesitarás para presentar una denuncia formal en el futuro.
      • Este adulto puede ayudarte a decidir cuándo será el momento de reportar formalmente el bullying.
  3. Cuenta tu historia anónimamente. Los foros en línea son una buena forma de compartir tu experiencia si te avergüenza mucho hablar con las personas que conoces. Muchos foros cuentan con miembros experimentados y que son capaces de ofrecerte aliento y sugerencias para ayudarte a manejar la situación.
    • De igual forma, esto crea la oportunidad para que apoyes a las personas que son víctimas de bullying y quienes podrían convertirse en unas amistades nuevas.

Reportar el bullying

  1. Identifica a la persona apropiada para que tome tu reporte. Determinar la agencia apropiada para hacer el reporte dependerá del tipo de bullying y del lugar en que sucede, pero los padres suelen ser las mejores opciones de personas a quienes contarles primero. Ellos pueden ayudarte a decidir lo que se tiene que reportar y a quién.
    • Si se trata de una persona que asiste a la escuela o si el bullying sucede en la escuela, tienes que reportarla ante las autoridades escolares. Los oficiales escolares pueden intervenir.
    • Si el bullying implica unos ataques violentos o unas amenazas de violencia, la policía podría tener que intervenir. Este comportamiento es muy grave y puede conducir a un daño físico extremo o a la destrucción de una propiedad.
    • El cyberbullying o acoso cibernético se debe reportar a los administradores de las páginas web, además de a los oficiales escolares cuando se trata de un estudiante y quizás a la policía si las publicaciones en línea infringen tus derechos.
  2. Brinda evidencia del bullying. Brindar evidencia asegurará que tu denuncia se tome en serio ya que esa persona podría negar el agravio. Asimismo, podría ser difícil para sus padres aceptar que su hijo o hija comete bullying. La evidencia hará que sea imposible que ellos sigan ignorando su comportamiento problemático.
    • Suele ser más fácil presentar evidencia en el caso del cyberbullying o acoso cibernético. Puedes guardar la comunicación abusiva y tomar unas capturas de pantalla de un comportamiento inapropiado. Es preferible hacerlo cuando veas las publicaciones inaceptables y no esperar hasta llegar al punto de presentar la denuncia. Quizás esa persona trate de borrar la evidencia cuando se preocupe porque hayas presentado una denuncia o vayas a hacerlo.
    • Puedes brindar otro tipo de evidencia de bullying al contarles a las personas cuando suceda, pedirle a los testigos que den reportes y mantener un diario de los eventos a medida que sucedan.
  3. Comparte los pasos que has dado para prevenir o tratar el bullying. Esto ayudará a establecer el patrón de comportamiento de esa persona y también demostrará que no eres insignificante. La necesidad de intervención será más evidente si muestras que tus intentos de manejar la situación han sido ineficaces, lo que incrementa la probabilidad de requerir una intervención.
    • Esto también ayudará a que las personas ingenien ideas para manejar a las personas violentas en otras circunstancias. Tu experiencia podría salvar a otras personas de ser víctimas.

Consejos

  • Enfócate en las personas positivas en tu vida y labra relaciones saludables.
  • Evita aislarte. Si la persona que hace bullying menoscaba tus relaciones sociales, busca una conexión con tu familia.
  • Reporta el bullying. Podrías salvar a alguien y evitar que sea una víctima.
  • Evita tener un comportamiento propio del bullying; ¡no querrás ser parte del problema!
  • Si eres testigo de bullying hacia otras personas, repórtalo y apoya a la víctima.

Advertencias

  • Evita utilizar drogas o alcohol ya que empeorarán la depresión y pueden agravar la situación.
  • El bullying puede tener un efecto emocional profundo en la persona que lo comete y la víctima. Si podrías lastimarte a ti y a otras personas, busca ayuda profesional de inmediato.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página