Cómo extraer colesterol de los cálculos biliares

El colesterol es un esteroide orgánico natural que constituye un componente estructural de las membranas celulares de los mamíferos y les proporciona propiedades de permeabilidad y fluidez. Además, el colesterol es un precursor importante para la síntesis de los ácidos biliares, hormonas de esteroides y algunas vitaminas liposolubles. El colesterol se encuentra en la médula, cerebro y el tejido nervioso. La vesícula biliar concentra la bilis producida por el hígado y la libera durante la digestión. La vesícula biliar también actúa como una reserva para el colesterol libre, lo cual puede precipitarse y formar cálculos o piedras, si la concentración del colesterol en la bilis pasa de un nivel crítico. La acumulación de cálculos biliares puede dar lugar a irritación de la vesícula, asociada con dolor, náuseas y vómitos. También puede obstruir un conducto biliar dando lugar a complicaciones que necesiten de cirugía (conocido como colecistectomía) para quitar la vesícula con sus cálculos. Siguiendo los próximos pasos te ayudaremos a extraer colesterol de los cálculos biliares.

Pasos

  1. Obtén cálculos biliares. En algunos hospitales es posible pedir cálculos biliares del departamento de cirugía o de patologías.
  2. Coloca los cálculos entre hojas de papel y aplástalos suavemente con un martillo.
  3. Lava los cálculos con lejía (en una solución de hipoclorito de sodio 5%) para esterilizarlos.
  4. Pesa los cálculos aplastados. Apunta el peso porque será importante más adelante para estimar la cantidad de solvente.
  5. Añade los cálculos aplastados a un recipiente de reacción de vidrio.
  6. Añade 2-butanona (también conocido como metiletilcetona), 10 ml (igual que 10 cc) por cada gramo de cálculos biliares aplastados, al recipiente de reacción y calienta hasta hervir a fuego lento. Remueve. La solución tendrá un color entre amarillo sucio y marrón por la bilirrubina, el pigmento de la bilis.
  7. Filtra la solución caliente por un disco de papel de filtro en un embudo hacia un recipiente limpio. Utiliza un sistema de filtración al vacío para facilitar el proceso. Enjuaga el recipiente de reacción con una cantidad pequeña de 2-butanona caliente y transfiere el lavado al embudo. El colesterol se disolverá completamente en el solvente de 2-butanona, mientras las impurezas insolubles (bilirrubina en su mayoría, un metabolito de hemoglobina que da los cálculos biliares su color marrón) se quitarán por filtración durante el proceso de extracción.
    • Si el filtrado (el eluato) queda con un color fuerte, añade carbón vegetal y vuelve a filtrar.
  8. Añade metanol (ojo: el metanol es muy tóxico) al filtrado, unos 5 ml (5 cc) por gramo de cálculos biliares aplastados.
  9. Calienta el filtrado hasta que hierva. Añade agua gota a gota hasta conseguir que sea un poco turbio. El colesterol es muy soluble en 2-butanona, menos soluble en metanol e insoluble en agua. Añadir el agua como precipitante en la solución ayudará a saturar la solución con colesterol para la cristalización. El metanol es necesario para actuar como medio entre los solventes: la 2-butanona y agua no son miscibles juntos, pero el metanol sí lo es tanto con agua como con 2-butanona.
  10. Quita la solución del calor con cuidado. Envuelve el contenedor de reacción caliente con una protección de algodón o tipo toalla, utilizado como aislamiento, para que se enfríe más despacio, hasta que llegue a temperatura ambiente.
  11. Cuando esté a temperatura ambiente, desenvuelve el contenedor y enfría en hielo. Esto permitirá la cristalización de más colesterol de la solución.
  12. Recoge el colesterol por filtración. El resultado será grandes placas cristalinas sin color y agujas de colesterol, un 75% del material inicial (los cálculos biliares). Guarda el filtrado. Si deseas un rendimiento mayor, es posible obtener un segundo producto de menor pureza si hierves el filtrado, añades agua gota a gota y repites el proceso de cristalización.

Consejos

  • Lleva a cabo este proceso en un sitio con buena ventilación.
  • Niveles elevados de colesterol en una alta proporción de LDL (colesterol malo) con respecto a HDL (colesterol bueno) resulta en la deposición del colesterol en la vesícula biliar (que puede dar lugar a cálculos biliares) y en las paredes de las arterias (como un placa que impide el flujo de la sangre y conlleva al endurecimiento de las arterias, un proceso conocido como arteriosclerosis).

Advertencias

  • El metanol y 2-butanona son muy volátiles e inflamables.
  • El metanol es muy tóxico y puede causar ceguera si es ingerido.
  • La butanona es un irritante, pero solo se han observado efectos muy graves para la salud de animales expuestos a altos niveles. Estos efectos incluyeron defectos congénitos tras su prolongada inhalación.
  • La Butanona está listada en la Tabla II de los precursores de químicos en uso para la fabricación ilegal de estupefacientes y sustancias sicotrópicas bajo control internacional a cargo de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes.

Cosas que necesitarás

  • Unos cálculos biliares
  • Lejía
  • Una báscula
  • Un recipiente de reacción de vidrio
  • 2-Butanona
  • Metanol
  • Agua
  • Una placa caliente
  • Un equipo de filtración (embudo, un disco de papel de filtro, un contenedor limpio, un sistema para filtrar al vacío).
  • Carbón vegetal (opcional)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página