Cómo esconder una compresa o tampón en la clase

La menstruación no es algo de lo cual avergonzarse. Sin embargo, si tu periodo menstrual acaba de empezar, quizá no quieras que todos en la escuela sepan que usas tampones o una compresa. Tal vez no quieras que tus amigos o tus maestros lo sepan o quizá solo eres una persona reservada. Si quieres mantener el asunto en privado, existen varios métodos para mantener ocultos tus productos de higiene.

Estar preparada

  1. Guarda tus artículos en algo que sea fácil de llevar. Asegúrate de tener siempre unos cuantos tampones o compresas en tu bolsa o en tu casillero.
    • Para algunas chicas, un portacosméticos es algo que ya llevan consigo; otras quizá quieran utilizar una cartuchera.
  2. Prepara un “equipo para el periodo menstrual” y ponlo en tu casillero. Pon artículos de emergencia en él, por si acaso tu periodo menstrual empieza de forma inesperada.
    • El equipo para el periodo menstrual debe tener unas cuantas compresas, unos cuatro tampones y prendas de repuesto. No es necesario que tengas pantalones en tu casillero (aunque quizá quieras guardar unos en tu casillero del gimnasio).
    • Utiliza una bolsa con cierre automático (ziplock) u otra bolsa plástica. Eso mantendrá tus artículos juntos y seguros.
  3. Conoce cuáles son tus fuentes de respaldo. Si el periodo menstrual te sorprende desprevenida, ten en cuenta que algunas escuelas tienen máquinas expendedoras de tampones en los baños. Además, quizá tengas una amiga muy bien preparada que pueda prestarte uno.
    • Con frecuencia, las enfermerías también tienen este tipo de suministros. Incluso algunas maestras podrían tener un tampón o una compresa.

Camuflar los artículos

  1. Utiliza el ruido del movimiento de tu bolsa para disimular el sonido del plástico. Las compresas y los tampones pueden tener empaques ruidosos. Cuando los busques dentro de tu bolsa, mueve el resto de las cosas para crear ruidos que disimulen el sonido que hagas al esconder la compresa o el tampón.
    • Los ruidos de los lapiceros y las llaves son una buena distracción para disimular el sonido del plástico.
  2. Enrolla la compresa o el tampón con la mano o deslízalo bajo la manga. Descubrirás que hay muchos lugares en tu cuerpo donde puedes esconder algo pequeño.
    • Cuando el puño está cerrado, los tampones, en especial los que no tienen aplicador, son discretos. Esconderlos en la manga podría ser más difícil, pero por lo general puedes mantenerlos en su lugar con uno o dos dedos.
  3. Desliza la compresa o el tampón en una bota o una media. Debido a que tus pies están bajo la carpeta, esto es más discreto que guardar los artículos en tu bolsillo.
    • Desliza tu bolsa, o aquello donde tengas tus artículos, entre las piernas. Busca en el interior y coloca la compresa o el tampón en tu media o en tu zapato.
    • Cuando hagas esto, inclinarte para sacar algo podría ser una buena idea, o, como alternativa, vuelve a subir con algún objeto. Así tendrás una excusa para buscar dentro de tu bolsa.
  4. Pide permiso para salir de la clase, luego pasa por tu casillero. Si guardas los artículos en tu casillero, no tendrás que preocuparte por sacarlos de la clase.
    • Procura guardar los suministros de emergencia solo para emergencias y, cuando tu periodo menstrual haya empezado, lleva artículos nuevos a la escuela.
  5. Lleva una bolsa pequeña o un portacosméticos contigo. Llevar una bolsa podría ser más visible, pero tal vez simplemente no quieras tener que rebuscar tus artículos de higiene en medio de la clase.
    • Una cartuchera también servirá.
  6. Lleva algo más contigo. Si tienes que regresar por tus artículos, lleva algo más contigo, como una botella de agua o un monedero. De esa manera, podrás simular que vas a llenar la botella de agua o a comprar algo de la máquina expendedora.
    • Algunas chicas realmente esconden las compresas o los tampones en las botellas de agua. Además, los protectores diarios (panty liners) y los tampones sin aplicador caben fácilmente dentro de un monedero.
  7. Coloca la compresa dentro del estuche del teléfono. Si tienes un estuche para teléfono con una tapa que cierre, puedes comprimir allí la compresa.
    • Busca dentro de la bolsa con el teléfono en la mano, desliza la compresa al interior y pon el teléfono en tu bolsillo.

Evitar la situación

  1. Ve al baño entre clases. De esta manera, podrás llevar los artículos en una bolsa o en una mochila sin que se note.
    • Ve al baño de todas maneras, incluso si crees que no tienes que cambiarte. No hay nada peor que sentarte en la clase y sentir que tienes una emergencia.
  2. Utiliza una copa menstrual. Las copas menstruales pueden llevarse hasta por doce horas y no tienes que cambiarlas. Todo lo que debes hacer es vaciarlas.
    • Las copas menstruales son magníficas para el medioambiente, así como para tu higiene.
  3. Guarda los artículos de higiene en el bolsillo. La mayoría de los bolsillos son suficientemente grandes como para que quepa una compresa o un tampón.
    • Si vas a la escuela con los artículos ya escondidos entre tus ropas, no tendrás que preocuparte por esconderlos en clase.
  4. Coloca las compresas en capas. Ponte dos por la mañana y, cuando una esté saturada, ve al baño, quita la primera, tírala y listo: tendrás una compresa limpia debajo.
    • Ten cuidado de no dejar que el pegamento se adhiera demasiado a la compresa inferior, ya que podría desgarrar parte del material absorbente. Es mejor escalonarlas un poco, con una adelante y otra atrás.

Consejos

  • No te avergüences de pedir ayuda a tus amigas. Tú las ayudarías en una situación como esa, así que no hay de qué preocuparse.
  • Si el maestro no deja ir al baño, no sufras durante la clase. Solo hazle saber que tienes problemas femeninos.
  • Guarda un monedero con cierre en el bolsillo trasero. Llénalo con las compresas o los tampones y parecerá que solo llevas un monedero.

Advertencias

  • Los tampones y las compresas deben cambiarse cada cinco o seis horas, de acuerdo al flujo.
  • No te dejes un tampón puesto por más de ocho horas. Eso puede provocar el síndrome de shock tóxico (TSS, por sus siglas en inglés).
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página