Cómo sellar un lavabo

Los lavabos están hechos para colgarse por sus bordes de una encimera. Aunque parezca que los bordes se apoyan uniformemente sobre la encimera, en realidad quedan pequeños huecos por los que se puede acumular agua y escombros. El sellador rellena estos huecos para unir bien la encimera con el lavabo, al tiempo que ayuda a fijar los bordes. Para ayudar a prevenir que se filtre agua y se dañe la encimera, sella y rellena este hueco con un sellador a prueba de agua cuando veas que el sellador viejo comienza a partirse, decolorarse o pelarse.

Pasos

  1. Limpia con un trapo los bordes del lavabo y la encimera sobre la que descansa. Asegúrate de que toda el área esté limpia y seca y que no tenga polvo ni escombros que puedan obstruir el sellador.
  2. Elimina los restos de sellador viejo del borde del lavabo con la ayuda de una navaja. El sellador es un material blando que se corta fácilmente y se estira cuando se lo tira.
  3. Arranca el sellador viejo de la junta entre la encimera y el borde del lavabo. Arranca todo el sellador del lavabo y de la encimera.
  4. Usa alcohol de quemar para limpiar los restos de sellador.
  5. Permite que se seque completamente el borde del lavabo y asegúrate de que no haya rebalsado agua en la grieta.
  6. Usa una navaja para cortar la punta del tubo de sellador a un ángulo de 45 grados. Corta lo suficiente como para que el sellador rellene el hueco del borde; si cortas la punta demasiado ancha saldrá demasiado sellador.
  7. Inserta el extremo del tubo en una pistola selladora y presiona el émbolo de la pistola sobre la parte inferior del tubo. Presiona ligeramente el gatillo para cargar el tubo.
  8. Sostén el tubo de sellador sobre el borde del lavabo en un ángulo de 45 grados, en el lugar en el que el borde se junta con la encimera.
  9. Presiona ligeramente el tubo para que salga una línea continua de sellador que rellene completamente el hueco de alrededor del borde.
  10. Humedece tu dedo índice y empareja suavemente el sellador sobre los lados del borde del lavabo y la encimera para sellar completamente el hueco.

Consejos

  • Si quedan restos de sellador en la encimera o en el lavabo, límpialos con una toalla de papel humedecida antes de que se solidifique.
  • Consigue un sellador que tenga el mismo color que el lavabo, para que pase desapercibido.

Advertencias

  • Si el área que rodea al lavabo no está completamente seca cuando la sellas, puede resultar en que el sellador se parta y se rompa el sello.

Cosas que necesitarás

  • Trapo para limpiar
  • Alcohol de quemar
  • Tubo de sellador
  • Navaja
  • Pistola selladora
  • Agua
  • Toallas de papel
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página