Cómo cambiar la correa del reloj

Aprender cómo cambiar la correa de un reloj es una manera rentable de modificar tus accesorios. En muchos casos, la correa de un reloj se puede reemplazar con relativa facilidad, pero también podría convertirse en un trabajo difícil e incómodo. Una vez que domines el proceso, puedes reemplazar la correa para que combine con tu atuendo o reemplazar una correa vieja que ya dio su último suspiro.

Quitarle una correa de cuero a un reloj

  1. Coloca el reloj hacia abajo. Lo primero que debes hacer es quitarte el reloj y colocarlo boca abajo sobre un paño o una toalla doblada. Asegúrate de que sea algo que proteja la cara del reloj y no raye el cristal. Luego, coloca esta tela sobre una superficie plana, como una mesa o un mostrador.
  2. Busca el pasador del reloj. Una vez que tengas el reloj boca abajo, mira de cerca la zona donde la correa del reloj se conecta con la caja. La mayoría de las correas de reloj se conectan por medio de un pasador de metal, que pasa a través de un agujero en la correa y encaja en hendiduras sobre las asas del reloj.
    • El pasador es una barra pequeña de metal que puede presionarse en cada extremo, como un resorte.
    • Cuando se libera la presión, la barra se vuelve a extender en cada extremo.
    • Cuando la barra esté totalmente extendida, encajará en las asas del reloj y sujetará la correa en su lugar.
  3. Saca el pasador. Para quitar la correa, tienes que sacar el pasador. Puedes hacerlo con una herramienta específica, conocida como herramienta para quitar pasadores. Si no dispones de esta herramienta, también puedes sacarlo con un destornillador pequeño de cabeza plana o algo similar. También puedes quitarlo sin usar ninguna herramienta, usando solo las manos, pero va a ser más complicado.
    • Si tienes una herramienta para quitar pasadores, introduce el extremo bifurcado entre la correa y el lugar donde se conecta con las asas del reloj. Puedes presionar la barra en cada borde.
    • Luego, aplica una presión suave sobre la herramienta, empujando ligeramente hacia afuera. Esto debería empujar el pasador hacia abajo y liberar la correa.
    • Puedes replicar este movimiento con otra herramienta pequeña que encaje en el mismo espacio, pero ten cuidado de no rayar ni dañar la correa del reloj.
    • Si no tienes esta herramienta, puedes probar con un clip para comprimir un extremo del pasador y, luego, sacar la correa con sumo cuidado.
  4. Quita los pasadores de la correa. Una vez que hayas sacado la correa del reloj, desliza el pasador para sacarlo del agujero en la correa y ponlo a un costado. Hazlo para cada mitad de la correa. Es posible que necesites estas barras nuevamente para fijar la correa nueva, así que procura no perderlas.

Ponerle una correa nueva de cuero a un reloj

  1. Pasa el pasador de metal a través de la correa nueva. Cuando estés listo para ponerle la correa nueva al reloj, el proceso será el mismo, pero a la inversa. Comienza pasando con mucho cuidado el pasador a través del agujero en la parte superior de cada lado de la correa.
    • La correa nueva puede venir con sus propios pasadores, pero debes asegurarte de que estos encajen bien en tu reloj.
  2. Inserta el extremo inferior de un pasador en la hendidura. Toma la mitad de la correa y pon la parte inferior del pasador en la hendidura del asa del reloj con mucho cuidado. Simplemente vas a poner el pasador nuevamente en el lugar donde estaba antes de quitar la correa anterior.
    • Una vez que el extremo inferior del pasador esté en el agujero, aplica un poco de presión para que puedas deslizar la parte superior en la hendidura o agujero correspondiente.
    • Es posible que te resulte más sencillo utilizar la herramienta para quitar pasadores para comprimir el pasador mientras lo manipulas.
  3. Repite del otro lado. Ahora solo debes repetir este proceso con la otra mitad de la correa. Comienza deslizando la parte inferior del pasador en el agujero pequeño que está en el asa y, luego, presiona y desliza la parte superior en el agujero opuesto.
    • Escuchar un sonido ligero de clic te indicará que la barra ha quedado fija en el agujero.
    • Una vez que ambas partes de la correa estén puestas, comprueba que estén bien colocadas y que la correa no quede suelta para que no se caiga.
  4. Visita una joyería o una tienda de relojes. Si se te complica cambiar la correa del reloj y te resulta muy difícil, solo debes ir a una joyería o tienda de relojes de tu localidad. Con las herramientas adecuadas y un poco de práctica, cambiar una correa será bastante simple, así que un joyero lo hará muy rápido. Si vas a comprar una correa nueva, a menudo el joyero se ofrecerá a cambiarla de forma gratuita.

Quitarle una correa de metal a un reloj

  1. Determina qué tipo de ajuste tiene. Si la correa de tu reloj es de metal, podría estar unida por medio de un pasador y, de ser el caso, puedes reemplazarla siguiendo el mismo proceso de la correa de cuero. Lo primero que debes hacer es examinar el lugar donde la correa se une al reloj para determinar qué tipo de ajuste tiene. Mira de cerca las asas a cada lado del punto en el que la correa se une al reloj.
    • Si hay un agujero pequeño en la parte exterior de las asas, significa que tu correa se une con tornillos pequeños que pasan a través de las asas.
    • Si no hay agujeros, entonces debe estar unida solamente con un pasador.
    • Ahora debes revisar para ver si hay tapas en la parte externa de los extremos de la correa unidos al reloj.
    • Las tapas en los extremos son las partes al final de las correas que sobresalen, a manera de alas. Si parece que la correa no tiene un extremo plano, entonces tendrá tapas en los extremos.
  2. Saca la correa con tornillos. Si has determinado que tu correa está unida con tornillos pequeños a través de las asas, necesitarás un destornillador pequeño o cualquier otra herramienta para quitar y reemplazar la correa. Puedes utilizar un destornillador de relojero de cabeza plana para quitar los tornillos. Es un trabajo complicado y requiere una mano firme. Inserta el destornillador en el agujero hasta que encaje en el tornillo y luego gira bruscamente hacia la izquierda hasta que el tornillo quede suelto.
    • Una vez que hayas quitado el tornillo, trata de quitar el pasador con cuidado para que se mantenga en su lugar.
    • Es posible que tengas que empujar desde el otro lado de la correa para hacerlo y también que tengas que quitar primero el tornillo que está al otro lado de la primera correa.
    • Las pinzas no magnéticas pueden ser una herramienta útil.
    • Asegúrate de guardar todas las piezas con cuidado cuando hayas terminado.
  3. Saca una correa con tapas en los extremos. Una correa con tapas generalmente se une al reloj por medio de un pasador y sin tornillos. Para ver si tu reloj tiene tapas en los extremos, mira el espacio entre las asas. Si parece que la correa se une a la caja del reloj sin espacios, es probable que los extremos tengan tapas. Si no estás seguro, dale la vuelta y mira desde la parte de atrás. Un reloj con tapas tendrá una pieza de metal extra al final de la correa. Esta tendrá dos partes que sobresalen y que podrían parecer alas extendiéndose a ambos lados de la correa.
    • Para quitar la correa tienes que liberar el pasador de las asas, al igual que con otras correas.
    • Sin embargo, en el caso de los relojes con tapas en los extremos, una vez que sueltes el pasador, las tapas se caerán. El pasador se une a las tapas de la correa y al reloj.
    • Repite este proceso para cada lado de la correa y asegúrate de guardar todas las piezas en un lugar seguro.
  4. Quita una correa con pasador. Las correas de metal que son planas en los extremos, sin tapas, son más fáciles de reemplazar. Si no hay tornillos y la correa solo está unida por medio de un pasador, puedes cambiarla básicamente de la misma manera que lo harías con una correa de cuero o de tela.
    • Inserta una herramienta para quitar pasadores en el punto en el que la correa se une a las asas y trata de liberar el pasador con cuidado.
    • Presiona la correa para exponer el pasador y luego trata de deslizarlo fuera de las hendiduras en el asa.
    • Repite en ambos lados de la correa y asegúrate de mantener todas las piezas a salvo y en un lugar seguro.

Colocar una correa nueva de metal

  1. Coloca una correa con tornillos. Asegúrate de que la correa nueva encaje bien y esté diseñada para unirse de la misma manera que la anterior. Para colocar una correa nueva, alinéala entre los agujeros de las asas y ensarta con cuidado el tornillo a través de uno de ellos, y luego a través del agujero de la correa. Sostenla en su lugar y trata de mantener el pasador y la correa alineados con los agujeros de las asas. Luego, toma un tornillo y colócalo con cuidado en uno de los agujeros del asa. Gíralo hacia la derecha un par de veces.
    • A continuación, coloca el segundo tornillo en el otro agujero de las asas.
    • Sujeta el primer tornillo en su lugar con otro destornillador o un bloque destornillador.
    • Después, ajusta el segundo tornillo hasta que ya no gire. Una vez que llegues a este punto, ajusta el primer tornillo.
    • Podrías considerar reemplazar los tornillos, que pueden desgastarse con el tiempo.
  2. Pon una correa nueva con tapas en los extremos. Si vas a ponerle una correa nueva a un reloj con tapas en los extremos, tendrás que asegurarte de que tus correas nuevas encajen bien en las tapas anteriores. Fija la correa nueva de las tapas en los extremos deslizando el pasador en ellas. Luego, ponla en la posición entre las asas, presionando la parte inferior del pasador en el asa. Presiona el pasador y, después de algunas maniobras, serás capaz de hacer clic en el agujero del asa superior.
    • Este es un trabajo muy difícil y si te cuesta mucho trabajo hacerlo, es mejor ir a una joyería.
    • Las correas con tapas en los extremos son un poco más pequeñas que las correas regulares con extremos planos, así que es mejor consultar con un relojero o joyero para asegurarte de que tu nueva correa se ajuste bien.
  3. Pon una correa nueva con pasadores. Una correa con pasadores es relativamente fácil de colocar. Asegúrate de tener todas las piezas y de que la correa encaje en el reloj. Inserta el pasador en el agujero en el extremo de la correa y muévela hacia el reloj. Presiona un extremo del pasador y deslízalo entre las asas.
    • Cuando un extremo esté en la hendidura, presiona y desliza el otro extremo en su lugar.
    • Escucha los clics a medida que el pasador entra en los agujeros de las asas.

Consejos

  • Al usar las herramientas y equipos adecuados, evitarás que se raye la superficie del reloj cuando colocas una correa nueva.
  • Utiliza el tamaño correcto de pasador para sujetar la correa del reloj. No utilizar pasadores de un tamaño apropiado puede ocasionar que la correa de tu reloj funcione mal o no tenga un ajuste seguro.

Cosas que necesitarás

  • reloj con correa
  • correa de reemplazo
  • paño suave o toalla
  • dos pasadores nuevos
  • herramienta para quitar pasadores con un extremo bifurcado
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página