Cómo dejar de tener miedo a hablar en público

Si eres de las personas que tienen pánico para hablar en público, ten la seguridad de que no estás solo. A continuación encontrarás ideas para vencer el miedo.

Pasos

  1. Practica tu discurso en casa o con un grupo pequeño de personas con las que te sientas a gusto. El día de tu discurso, imagina que el público es solo parte de otra de las prácticas que hiciste con amigos o familia.
  2. Antes de que tengas que dar tu discurso, ve al parque y habla sobre ello. No es necesario que hables con alguien en específico. Todo lo que tienes que hacer es hablar contigo mismo sobre el tema. Es probable que pienses “¿Y cuál es el punto?” El punto es que, mientras más hables sobre el tema, más lo recordarás.
  3. Recuerda todo lo que tengas que decir en tu discurso. Ten en mente cuál es idea general de lo que vas a decir para que puedas improvisar si te da un ataque de nervios. Cuando un orador está nervioso tiende a trabarse y utilizar muletillas como “Ehh...”, y mirar fijamente al techo. Si llegas a estar en esta situación, es posible que sea necesario que tengas que sacar tus fichas de apoyo y hablar al público sobre lo que sabes, cubriendo los puntos principales. El problema es que, si lo haces, es probable que exageres y hables por demasiado tiempo.
  4. Usa solamente tus fichas de apoyo. Estas son formales y profesionales. Un síntoma de nerviosismo durante un discurso en público es esconderse detrás de una hoja, por lo que al usar las fichas no tendrás esa tentación de hacerlo. Puedes hacer tú mismo tus fichas de apoyo al cortar una hoja A4 en seis partes iguales; escribe los subtemas y tan solo unos cuantos datos.
  5. Habla fuerte pero sin gritar. Mientras más alto hables, más confianza demostrarás y ganarás. Esto te hace ver como un profesional. Sin embargo, no exageres ya que si hablas demasiado fuerte parecerá que no sabes leer, y si hablas demasiado bajo darás la sensación de estar nervioso y ser vulnerable.
  6. Utiliza tus manos al hablar para explicar sobre lo que estás hablando. Lo único que necesitan hacer las personas que temen hablar en público es mover más las manos. Hacerlo cura el miedo a hablar en público. Sin embargo, si las mueves en exceso, parecerá que estás demasiado entusiasmado. Recuerda que todo lo que tienes que hacer debe ser hecho con precisión.
  7. Ten confianza en ti mismo si has seguido los pasos previamente mencionados. Has hecho todo lo que está a tu alcance para presentar tu discurso. Has tomado todas las precauciones necesarias e incluso has hecho planes de respaldo. Así que, ¿por qué tener miedo? Tan solo relájate y siéntete como si estuvieras en casa.

Consejos

  • Descansa lo necesario la noche anterior al discurso. Las personas se darán cuenta si estás somnoliento o cansado, así que no permitas que esto ocurra.
  • Visita el lugar donde presentarás tu discurso. Práctica allí de antemano para que no te sientas incómodo en el gran día.
  • Lleva una botella de agua. Lo último que querrás es tener dolor de garganta o la voz desgarrada. Esto puede afectar tu discurso en gran medida.
  • Piensa en lo bueno y malo que pueda pasar. Así que buena suerte.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página