Cómo pelar y cortar una cebolla rápidamente

Todo buen cocinero debe saber pelar y cortar una cebolla y debe ser capaz de hacerlo con rapidez. ¡Prueba este método de cortar y pelar cebollas de cualquier tamaño en cuestión de segundos!

Pasos

  1. Corta una por la mitad verticalmente.
  2. Coloca las dos mitades "con el lado cortado hacia abajo" en la tabla de cortar.
  3. Corta las partes no utilizables en la parte superior e inferior de cada mitad.
  4. Remueve la capa superior de cada mitad de la cebolla. ¡Tu cebolla debe estar completamente pelada!
  5. Lava las mitades de la cebolla en agua fría para eliminar cualquier residuo de la cáscara. El enjuague también reduce la cantidad de residuos que hace que tus ojos lloren al manipular las cebollas.
  6. Cuando cortas la cebolla a la mitad, es mucho más fácil de cortar en rodajas finas.
  7. Gira la tabla de cortar 90 grados después de cortar de cebolla, y de esta manera será más sencillo cortarla en cubitos.

Consejos

  • Si dejas uno de los extremos unidos desde el principio, será mucho más fácil cortarla en cubitos. Sin embargo, para rebanar es mejor quitar los dos extremos. No te olvides de quitar el final cuando hayas terminado de cortar.
  • Si no deseas cortar la cebolla por la mitad, haz un solo corte poco profundo, de arriba hacia abajo, lo suficiente para deslizar la punta de la cuchilla y retirar la capa superior para despegarla.
  • Si usas gafas (como las que usan  los nadadores), no vas a llorar al cortar la cebolla en pedacitos... ¡Te verás bastante ridículo, pero ayuda!
  • También puedes evitar llorar al cortar la cebolla si te colocas dos pedazos de papel kleenex en las narinas (orificios de la nariz). O podrías contener la respiración. ¡Haz la prueba!

Advertencias

  • Siempre lava las frutas y verduras antes de cortarlas para evitar arrastrar todo lo que está en la cáscara con el cuchillo a través de otros alimentos.
  • Siempre debes tener cuidado cuando utilizas tus cuchillos de cocina para evitar cortarte.
  • Si es posible, usa una tabla de cortar diferente para cada uno de los siguientes alimentos: Las carnes crudas, aves de corral, alimentos cocidos, mariscos, frutas y verduras, y productos lácteos, para evitar la contaminación cruzada (por ejemplo, bacterias que se encuentran en los jugos de las carnes crudas pueden contaminar los vegetales, si se utiliza la misma tabla). Después de cada uso, restriega la tabla de cortar con agua caliente y jabón.
  • Utiliza un cuchillo sin sierra: Un cuchillo de sierra se retuerce en la cebolla cuando la cortas, y crear segmentos disparejos, y si no tienes cuidado, ¡Te puedes lesionar!
  • Lavarte las manos junto con el cuchillo de acero inoxidable después de cortar una cebolla (o ajo) te ayudará a eliminar el olor de tus dedos.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página