Cómo deshacerte de los caracoles

Los caracoles pueden ser una verdadera peste en los jardines, ya que mordisquean tus plantas, flores y vegetales. Afortunadamente, hay muchas opciones a tu disposición (naturales o no) para deshacerte de ellos.

Usar repelentes naturales para caracoles

  1. Haz trampas de cerveza. Una de las formas más famosas y efectivas de deshacerte de los caracoles es hacer trampas de cerveza. Para hacerlas:
    • Coloca platos, recipientes o baldes (dependiendo del tamaño del problema) llenos de cerveza barata en tu jardín y déjalos toda la noche.
    • Los caracoles se sentirán atraídos por el olor de la cerveza y treparán el plato o balde, donde se intoxicarán con el alcohol, se caerán y se ahogarán.
    • Si no te entusiasma desperdiciar cerveza en perfecto estado en los caracoles de tu jardín, puedes hacer trampas similares con jugo de uva o con agua mezclada con ½ cucharadita de yeso y una cucharada de azúcar.
  2. Intenta usar cobre. Muchos jardineros usan cobre para repeler caracoles y babosas. Puedes usar cobre de dos maneras:
    • Puedes comprar cinta de cobre en un vivero y colocarla alrededor del perímetro de tu jardín de vegetales o lecho de flores, o simplemente puedes arrojar monedas de cobre alrededor de la base de las plantas que deseas proteger.
    • El cobre repele a los caracoles debido a una reacción entre el metal y el moco (o baba) que producen al moverse. Esto envía al caracol una señal electroneural desagradable, la cual básicamente se siente como un choque eléctrico.
  3. Arroja cáscaras de huevo aplastadas. Otro método efectivo que muchos jardineros usan para repeler a los caracoles y babosas es echar cáscaras de huevo aplastadas en la tierra que rodea a las plantas vulnerables.
    • Las cáscaras de huevo tienen bordes afilados que se sienten desagradables debajo del cuerpo suave de los caracoles, de modo que evitarán pasar por encima de ellas para ir hacia las plantas.
    • Esta es una forma muy ecológica de repeler caracoles, ya que las cáscaras de huevo contienen bastante calcio que nutre el suelo.
  4. Utiliza café. Algunos estudios llevados a cabo por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos han demostrado que el café es muy efectivo para repeler y matar caracoles y babosas. Se le puede usar de dos maneras:
    • Puedes colocar café frío en una botella de aerosol y usarla para rociar plantas, hojas, suelos e inclusive a los mismo caracoles.
    • Otra opción es echar café molido alrededor de la base de las plantas que quieres proteger de los caracoles. Esto también ayudará a enriquecer el suelo.
  5. Fomenta la presencia de los depredadores de caracoles. Una forma de alejar a los caracoles es fomentar la presencia de otras criaturas de jardín que se alimentan de los caracoles.
    • Entre estas criaturas tenemos a los sapos y a las ranas, que puedes invitar a tu jardín usando casas de cerámica para sapos. Las tortugas, las serpientes jarretera (garter) y las salamandras también disfrutan alimentarse de caracoles, además de la mayoría de aves (en especial los petirrojos).
    • Deja que los patos y los pollos ronden por tu jardín. Los patos y los pollos también comen caracoles y babosas, los cuales son muy nutritivos para ellos. Sin embargo, también podrían pisotear y comer las plantas, de modo que debes tener cuidado.
  6. Usa tierra de diatomeas. La tierra de diatomeas es una gran solución para deshacerte de los caracoles. Solo asegúrate de comprar la versión no tóxica, de grado alimenticio.
    • La tierra de diatomeas es un tipo de roca en polvo hecha de fósiles de pequeños organismos marinos. Tiene bordes muy finos y afilados, lo cual es dañino para los cuerpos suaves de los caracoles.
    • Esta tierra se puede rociar en el suelo alrededor de las plantas y los lechos de flores. No obstante, se vuelve mucho menos efectiva cuando se moja, de modo necesitarás volver a aplicar una capa fresca después de regar tus plantas o después de la lluvia.
  7. Usa otros repelentes. La lista de cosas que la gente usa para matar o alejar a los caracoles es interminable. Entre otras sustancias populares tenemos:
    • Usa jengibre en polvo, talco en polvo, cenizas de madera o cal quemada. Se pueden usar pelusas de una secadora de ropa, cabello humano, pelo o pelaje de animales para repeler a los caracoles.
    • Recógelos y trasládalos. Mover los caracoles solo 6 metros (20 pies) de distancia de tu jardín ha demostrado ser tan eficaz como la terminación. .

Cambiar tu rutina de jardinería

  1. Cambia tu horario de riego. Los caracoles prefieren la tierra húmeda, ya que es más fácil viajar sobre ella y se pueden mover más rápido.
    • El simple hecho de regar tus plantas por la mañana, en vez de por la tarde o por la noche, te ayudará a asegurar que el suelo esté un poco más seco al anochecer.
    • Esto hace que sea más difícil para los caracoles movilizarse y en realidad puede reducir su presencia hasta en un 80%.
  2. Labra el suelo con frecuencia. Labrar frecuentemente el suelo alrededor de tus plantas y lechos de flores usando un rastrillo es una buena idea, ya que matará todos los huevos de caracoles en el suelo. Esto puede reducir significativamente las poblaciones futuras de caracoles.
  3. Limpia todos los desechos que estén debajo de las plantas. A los caracoles les gusta esconderse en cualquier rincón o grieta que puedan encontrar, así que limpia todos los desechos que estén debajo de las plantas y flores. Esto dejará a los caracoles más expuestos y, por lo tanto, estarán menos dispuestos a vivir allí.
  4. Usa materiales de paisajística como virutas de madera y grava. Ciertos materiales de paisajística, como virutas de madera, grava y arena, son difíciles de trepar para los caracoles, y pueden disuadirlos de vivir en tu jardín.
  5. Cultiva plantas que repelan a los caracoles. Se cree que ciertas flores, plantas y hierbas no son atractivas para los caracoles, de modo que considera sembrarlas en tu jardín. Estas incluyen flores como fresias, lirios de día, azaleas, dedaleras, atanasias e hibiscos, y hierbas como menta, romero, hinojo, perejil y albahaca.
  6. Recoge manualmente a los caracoles de tus plantas. Un método efectivo para retirar a los caracoles de tu jardín pero que requiere mucho tiempo es recogerlos manualmente de tus plantas con las manos. El mejor momento para hacer esto es muy temprano por la mañana o muy tarde por la noche, ya que a esa hora son más activos.
    • Hay dos formas de lidiar con los caracoles una vez que los recoges. Puedes aplastarlos inmediatamente o puedes colocarlos en un balde y transportarlos a otro lugar (lejos de tus plantas).
    • Una forma más rápida de recoger a mano los caracoles es colocar macetas de cerámica de cabeza en tu jardín y dejarlas toda la noche. Los caracoles se reunirán alrededor de ellas, así que en la mañana podrás atrapar muchos de una sola vez.

Usar pesticidas

  1. Usa metaldehído. El metaldehído es un compuesto natural que se usa como pesticida para matar caracoles, babosas y otros gasterópodos. Es altamente efectivo, pero también es tóxico, así que no deberías usarlo en jardines domésticos donde las mascotas como gatos o perros pueden pasear libremente, o donde existe el riesgo de que los niños pequeños lo consuman.
  2. Usa fosfato de hierro. El fosfato de hierro es un molusquicida que se usa para matar babosas y caracoles. Es el principal ingrediente de los repelentes comerciales de babosas (como Sluggo Plus) y solo es nocivo para las babosas y caracoles, por tanto, es una opción mucho más adecuada para personas con hijos y mascotas.
  3. Haz aerosol de ajo. Machaca el ajo y mézclalo con agua. Déjalo reposar por unas horas para permitir que el ajo se "marine". Ponlo en un rociador y rocía tus flores, plantas y hierbas para tener un repelente natural de babosa y caracoles.

Consejos

  • Si no tienes tiempo para lidiar con una infestación de caracoles en tu jardín, siempre puedes llamar al control de plagas. Ellos deberían ofrecerte servicios para deshacerse de los caracoles de tu jardín.
  • También puedes intentar rociar tu patio con sal todos los días. Este es un buen sistema porque no puedes ver la sal en tu jardín. Puedes ir a Costco y comprar tubos grandes de sal Kirkland a un buen precio. Si los caracoles se atreven a entrar en tu patio cubierto de sal, se secarán y morirán. Asegúrate de rociar sal diariamente porque tus rociadores lavarán la sal de la tierra. Continúa haciendo esto y deberías terminar con un patio libre de caracoles.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página