Cómo memorizar un texto largo en la menor cantidad de tiempo posible

¿Verdad que es difícil aprenderte el guión de una obra o lo que sea? Bueno, sigue leyendo, ¡puede que te sirva!

Pasos

  1. Escribe los que sea que quieras aprenderte en un pedazo de papel, si es que aún no está escrito.
  2. Divide el texto en secciones de 1 a 2 oraciones. Dependerá de lo largas que sean, si es muy larga, haz cada sección de una oración; si es bastante corta, incorpora también la siguiente oración. Si la oración que está después de la corta es larga, entonces trata de recordar la corta por sí sola y usa la larga como se explicó arriba.
  3. Apréndete el texto.
  4. Pon el papel en donde puedas verlo claramente parándote sobre él.
  5. Comienza por leer en voz alta la primera sección, una y otra vez, hasta que puedas hacerlo sin ver el papel.
  6. Haz lo mismo con la siguiente sección.
  7. Di en voz alta la primera sección si no te sientes raro (se te pegará más si lo dices en voz alta) o sólo léelo en tu mente. Después di la segunda sección, enseguida la tercera y así. Si no te atoras con nada y sientes que puedes recordarlas correctamente sin volver a ver el papel, entonces sigue así. Si te atoras y no puedes recordar el texto, ve el papel y sigue adelante.
  8. Memoriza la siguiente sección como lo hiciste con las otras, hasta que puedas hacerlo sin ver el papel. Después lee las tres secciones juntas.
  9. Repite este proceso hasta que hayas memorizado todo el texto.

Consejos

  • Intenta memorizarte sólo una oración o sección en donde no te sientas muy seguro, pero piensa que puedes recitar la idea básica. Lee la siguiente sección u oración para dispersar brevemente tu mente, después regresa a ello y recita tanto como puedas. Probablemente cometas muchos errores, pero hazlo tantas veces como sea necesario hasta que te memorices la sección, te darás cuenta de que cada vez que regresas a ello recuerdas los errores que hiciste la última vez y lo recitas un poco mejor. Aprender por ensayo y error puede ser muy efectivo.
  • Decirlo en voz alta, especialmente si debes decirlo en un escenario o durante una presentación, ayudará a que las palabras salgan de tu boca de forma más natural. Entre más veces lo digas, más fácil será de recordarlo y decirlo la próxima vez (lo oyes al mismo tiempo que lo dices, así que refuerzas tu aprendizaje de dos formas cada vez que lo haces bien).
  • Si originalmente el texto está en la computadora puedes leerlo ahí mismo.
  • Lee muchas veces el texto que tienes que memorizar, esto ayudará a que te familiarices más con las palabras y oraciones, lo que hará que las memorices más fácilmente.

Cosas que necesitarás

  • Un lugar silencioso.
  • Papel en el cual escribir el texto si aún no está escrito/anotado.
  • Un lápiz o una pluma para hacer lo anterior.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página