Cómo mitigar los daños causados por la rescisión de un contrado de arrendamiento residencial

Por lo general, se requiere que la parte que resulta perjudicada como consecuencia del incumplimiento de un contrato mitigue o aminore los daños sufridos antes de presentar una demanda para recuperar el dinero de la parte que incumplió el contrato. En la actualidad, muchos estados han fijado como deber legal del arrendador mitigar los daños resultantes de la rescisión de un contrato de arrendamiento residencial. Rentar la propiedad rápidamente a otro arrendatario mitigará la mayor parte de los daños causados por la rescisión de un contrato de arrendamiento residencial y puede hacerse siguiendo los simples pasos señalados a continuación.

Pasos

  1. Determina la intención del arrendatario con respecto a la unidad en renta. Antes de volver a entrar en la propiedad o tomar cualquier acción que podría tener consecuencias legales, el arrendador debe considerar cuidadosamente si el arrendatario ha abandonado realmente la propiedad o si solo ha estado ausente por un largo periodo de tiempo. Algunos puntos que deben tomarse en cuenta al determinar si el arrendatario ha abandonado la propiedad son:
    • La presencia o ausencia de efectos personales. Es poco probable que una casa llena de muebles, herramientas para el jardín, adornos y otros bienes personales haya sido abandonada por el arrendatario.
    • El pago o la falta de pago de la renta. Si un arrendatario está al día con los pagos de la renta, sería lógico asumir que no ha abandonado la propiedad.
    • Las leyes de arrendamiento de tu estado con respecto al abandono de la propiedad por parte del arrendatario, así como los derechos y obligaciones del arrendador luego de que la propiedad ha sido abandonada. En algunos estados, el hecho de que un arrendatario haya devuelto las llaves de la propiedad no significa necesariamente que la haya abandonado.
  2. Inspecciona la propiedad y documenta su condición. Al abandonar un bien inmueble, el arrendatario podría dejar algunos efectos personales, así como daños en la unidad en renta, para lo cual será necesario realizar una limpieza. Inspeccionar la propiedad inmediatamente y preparar un registro escrito y en video de su condición te asegurará el éxito al presentar una demanda, de ser esta necesaria. Para llevar a cabo una inspección apropiada, sigue estos lineamientos:
    • Registra tu inspección en video. Es una buena idea llevar a un amigo o socio contigo para operar la cámara, de modo que puedas aparecer en la filmación durante la inspección. Asimismo, esto te permitirá inspeccionar mejor la propiedad e identificar cualquier reparación o trabajo de mantenimiento que deba realizarse.
    • Lleva un registro escrito de la condición de la propiedad. Podrías utilizar esta lista de verificación e informe para inspección de una propiedad como un ejemplo para crear tu propio informe y así poder registrar la condición de la propiedad.
    • Toma nota de todas las reparaciones y de la limpieza que deba realizarse, incluso si se trata de cosas menores como limpiar las ventanas o aspirar el lugar. No podrás recuperar lo que inviertas en trabajos de mantenimiento al presentar un demanda, pero debes documentar todo inicialmente y dejar esa situación para resolverla más adelante o dejarla en manos de tu abogado.
  3. Haz las reparaciones y completa las tareas de limpieza de manera oportuna. Mitigar los daños es sinónimo de conseguir un nuevo arrendatario los más pronto posible.
  4. ¡Conserva todos tus comprobantes de pago! La mayor parte de mitigar los daños consiste en documentarlos, de modo que existan registros no solo de los daños causados sino también de qué tan pronto tomaste las acciones necesarias para volver a rentar la propiedad. Conserva los comprobantes de pago por cualquier insumo que compres, tal como pintura, tela metálica para ventanas, filtros, cubiertas de interruptor de luz, interruptores o nuevos zócalos o molduras. Asegúrate de pedir comprobantes de pago cuando contrates a un profesional para realizar la limpieza o las reparaciones.
  5. Publicita y muestra la propiedad tanto como te sea posible. El simple hecho de tener una unidad disponible para la renta podría no ser suficiente para mitigar adecuadamente los daños causados por la rescisión de un contrato de arrendamiento residencial. Debes hacer todos los esfuerzos razonables para publicitar, mostrar y rentar la propiedad.

Consejos

La clave para mitigar los daños es actuar de manera oportuna y documentar todas tus acciones. Regístralas en video, toma notas y conserva tus comprobantes de pago.

Advertencias

  • Las leyes que rigen los contratos de arrendamiento residenciales pueden variar entre estados. Debes revisar los estatutos y la jurisprudencia de tu estado con tu abogado para determinar si tu estado requiere que mitigues los daños.
  • Resulta de vital importancia tomar medidas para mitigar tus pérdidas inmediatamente y de una manera oportuna. Verifica con tu abogado aquello que respecta a las fechas límite establecidas por las leyes del estado o de tu localidad.

Cosas que necesitarás

  • Lista de verificación e informe para inspección de una propiedad
  • Una copia de las leyes de arrendamiento de tu estado
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página