Cómo escribir una definición de diccionario

Ya sea si estás compilando un glosario, escribiendo un diccionario o simplemente tratando de sonar oficial cuando hagas un juego de estrategia de diccionario o definas tus propias palabras inexistentes, aquí hay algunas ideas para hacer que tus definiciones sean tan útiles y poderosas como deben ser. Estos pasos son adecuados para una definición descriptiva de cómo se usa realmente un término. Observa que este es un proceso más exigente que escribir una definición preceptiva, como una que defina cómo un autor usará un término en un documento.

Pasos

  1. Encuentra ejemplos de la palabra que se está utilizando. Google (y especialmente Google Books) son excelentes fuentes para encontrar citas. Las citas brindan evidencia de que la palabra se usa y muestran cómo se usa.
  2. Analiza cómo funciona la palabra en los ejemplos que encuentres.
  3. Determina la categoría gramatical de la palabra para el sentido o los sentidos que quieras definir. Esto te ayudará a escribir la definición correcta. Recuerda estos conceptos básicos:
    • Sustantivo: una persona, lugar o cosa: Utah, minivan, luna, tienda, enero. Los sustantivos también pueden ser ideas como “confianza” e “indecisión”.
    • Pronombre: una palabra que toma el lugar de un sustantivo. Él, ella, eso, ellos.
    • Verbo: una palabra de acción. Ir, saltar, arengar, asar, contemplar, reflexionar, apresurarse.
    • Adjetivo: una palabra que describe o modifica un sustantivo. Un sombrero rojo, un tren lento, anaquel precario.
    • Adverbio: una palabra que modifica un verbo o un adjetivo. Aterrizó dolorosamente y se elevó lentamente. El tren estaba absurdamente lento.
    • Conjunción: una palabra que une dos frases independientes. Por ejemplo y, para, ni, pero, o, sino.
    • Preposición: esta palabra describe la ubicación de algo. Sobre, bajo, en, encima, durante, dentro.
    • Interjección: una exclamación que por lo general no tiene una relación gramatical con el resto de la oración. Por ejemplo: Ay, ah, uf, hola, hurra.
  4. Realiza más distinciones entre las categorías gramaticales. Si quieres ser más minucioso con respecto a las funciones gramaticales de esta palabra, determina si es un sustantivo contable o incontable, y si es un verbo transitivo o intransitivo y así sucesivamente.
  5. Elige un sentido específico para la palabra y piensa acerca del significado de la palabra en ese sentido. Una buena forma de afrontar esto es considerar cómo explicarías esta palabra a un niño pequeño o a una persona que recién empieza a hablar el idioma. Evita usar palabras descriptivas que son más complicadas que la palabra en cuestión, a menos que también expliques su significado.
  6. Examina la palabra. ¿Qué otras palabras son similares? ¿Qué palabras son parecidas? ¿Cuál es la diferencia entre esta palabra y otras palabras que estén relacionadas? ¿Qué distingue a “frágil” de “débil” de “endeble”?
  7. Piensa en sinónimos (palabras que significan lo mismo) y antónimos (palabras que significan lo apuesto) de la palabra. Algunos de ellos pueden incluirse en la definición, si son apropiados.
  8. Describe la palabra. Mientras que es perfectamente correcto incluir sinónimos en la definición, una definición compuesta exclusivamente de sinónimos no es tan útil como podría ser. Por lo tanto, trata de ser lo más descriptivo posible.
    • Si la palabra tiene una gama de significados, deberás abordar cada uno de forma separada.
  9. Usa palabras en la definición que sean familiares para un lector que no conoce la palabra que se define. Compara:
    • Valentía – esfuerzo; aliento; vigor.
    • Valentía – gallardía; fuerza.
  10. Escribe la definición en el estilo típico de un diccionario. Las frases como “esta palabra se usa para…” o “describe una situación en la que…” puede ayudarte a iniciar, pero suprímelas de tu definición final.
  11. Escribe la definición de tal manera que concuerde con la categoría gramatical. Las definiciones de verbos tendrán varios verbos; las definiciones de sustantivos, muchos sustantivos.
    • La mayoría de definiciones de los verbos empezarán con un infinitivo. Por ejemplo, la definición de “pausar” sería: “parar brevemente o temporalmente; interrumpir un proceso o actividad y más tarde reanudarla”.
    • Las definiciones de los sustantivos pueden empezar con “un”, “una”, “el” o “la”.
  12. Lee tu definición y asegúrate de que concuerde con la palabra y el sentido que intentas definir.
  13. Haz que alguien más lea tu definición y te diga si tiene sentido.

Consejos

  • Lee algunas entradas de un diccionario o glosario y toma nota del estilo en el que están escritas las definiciones.
  • Consulta otros diccionarios para que veas qué es lo que dicen acerca de tu palabra. Sintetizar una selección de otras definiciones puede ayudarte a escribir una propia, o ayudarte a aprender a escribir independientemente tus propias definiciones.
  • Nota cómo aprendes la mayoría de palabras: por contexto. Es por esta razón que es importante buscar ejemplos del contexto de una palabra antes de intentar definirla.
  • Echa un vistazo también a la etimología de la palabra. ¿Sabes qué es un alirón? ¿Qué significaba originalmente si algo se esfumaba? A veces, la etimología puede añadir algo de perspectiva al significado de una palabra.
  • Si estás interesado en la fascinante historia del Diccionario de Inglés de Oxford (Oxford English Dictionary OED), entra a Simon Winchester's lecture.
  • Si recién estás empezando a escribir tus propias definiciones, comienza con palabras que tienen significados específicos, especialmente los sustantivos. Compara la cantidad de significados en un diccionario de palabras específicas, como “recuerdo” o “balbuceo”, con la cantidad de significados de palabras generales, como “abajo” o “establecer”, y verás la razón. Primero practica con palabras que tengan específicos y pocos significados.
  • Las categorías gramaticales pueden ser engañosas en algunas palabras y especialmente en frases. Si no estás seguro de qué clase de palabra tienes, revísala en un diccionario. Si realmente tienes problemas difíciles, consulta una referencia de gramática. Una referencia abarca alrededor de 3,000 palabras de un idioma.

Advertencias

  • Evita describir la palabra por lo que no es y concéntrate en describir lo que es.
  • Evita las definiciones circulares, especialmente si estás definiendo varias palabras. Existe una tendencia, al definir palabras, por retornar a la palabra o a la raíz con la que se empezó. Mientras sea válido definir un adverbio en términos del adjetivo del cual parte (por ejemplo, ridículamente, “de una manera ridícula”) este tipo de definición implica que en alguna parte se defina la palabra “ridícula”. Por lo general, evita usar variantes de la palabra que se define en la definición.
  • Si incluyes la etimología en tu diccionario, asegúrate de hacer una buena investigación. Algunas palabras y frases suelen tener muchas “etimologías populares” que circulan a su alrededor. Estas son teorías sin fundamento, básicamente son suposiciones sobre los orígenes de la palabra que se transmiten sin ninguna clase de verificación. Haz tu propia investigación y evalúa cuidadosamente si puedes confiar en una determinada fuente.
  • Las categorías gramaticales que se enumeran en este artículo son las categorías gramaticales básicas del idioma inglés y español. Otros idiomas tienen otras categorías gramaticales y algunas personas distinguen categorías gramaticales adicionales en inglés.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página