Cómo hacer una voltereta lateral con una mano

Si ya estás cómodo haciendo una voltereta lateral con las dos manos, con solo un poco de práctica puedes aprender a hacer una voltereta lateral con una mano. Hacer esta voltereta puede ser un poco complicado al principio pero, una vez que lo domines, es pan comido. También es una gran preparación para aprender a hacer volteretas laterales aéreas o sin manos. Este artículo te enseñará dos variaciones de la voltereta lateral con una mano, la primera usando tu "brazo lejano" o la mano contraria al pie con el que empieces, y la segunda usando tu "brazo cercano" o la misma mano que el pie con el que empieces.

Hacer una voltereta lateral con una mano usando el brazo lejano

  1. Domina la voltereta lateral regular. Asegúrate de poder hacer muy bien una voltereta lateral regular con las dos manos antes de pasar a la voltereta lateral con una mano. Practica realizar volteretas tanto empezando con el pie derecho como con el izquierdo. Esto ayudará a mejorar tu forma y desarrollará la fuerza en los brazos y los hombros que se necesita para las volteretas laterales con una mano.
  2. Busca una buena superficie sobre la que practicar. Es probable que te caigas unas cuantas veces en tu camino a dominar la voltereta lateral con una mano, así que es una buena idea practicar sobre una superficie suave. Usa una colchoneta de gimnasia si la tienes o busca un área de pasto suave en un parque o en tu patio trasero. Asegúrate de tener suficiente espacio y de que no vayas a terminar chocándote con ningún mueble o algo por el estilo.
  3. Haz algunas volteretas laterales para calentar. Hacer volteretas laterales regulares le recordará a tu cuerpo cómo se deben sentir. Una voltereta lateral con una mano funcionará exactamente de la misma forma, solo que vas a quitar una mano.
  4. Practica el juego de pies. Ahora, tómate un momento y practica en cámara lenta el juego de pies y la colocación de las manos que usarás para hacer una voltereta lateral. Esto será tal como una voltereta lateral con las dos manos, excepto que colocas tu brazo cercano (el mismo brazo que el pie con el que empieces) detrás de tu cabeza y practicas dar el primer paso regular que darías, colocar el brazo lejano en el suelo a entre 30 y 45 cm (12 a 18 pulgadas) del pie con el que empieces y realizar el resto del movimiento. Enfócate en mantener los pies y la mano en una línea recta. Haz esto unas cuantas veces para ayudarte a visualizar cómo será.
    • Poner una línea de cinta adhesiva en el suelo para usarla como una guía realmente puede ayudarte a mantener centradas tus volteretas laterales.
    • Cuán lejos debas colocar tu mano dependerá de tu estatura y de cuán rápido te estés moviendo. Puede tomar un poco de experimentación para encontrar la distancia correcta.
  5. Colócate en posición. Levanta ligeramente el pie con el que vayas a empezar y levanta las manos en el aire como si fueras a hacer una voltereta lateral regular. Ahora, extiende tu brazo cercano a un lado o detrás de ti para recordarte que no debes usarlo (si tu pie derecho está hacia adelante, coloca el brazo derecho detrás de ti).
    • Si tienes miedo de caerte, prueba simplemente flexionar el brazo un poco en lugar de colocarlo detrás de ti. De esta forma, de todos modos estás recordándote no poner la mano en el suelo pero puedes sostenerte si empiezas a caerte.
  6. Inclínate hacia adelante y planta la mano. Si estás empezando con el pie derecho, coloca la mano izquierda en el suelo. Para mantener la voltereta recta, asegúrate de que tu mano esté plantada perpendicularmente a tu dirección de trayectoria y de que tus dedos estén mirando hacia adentro, apuntando hacia el pie con el que empieces, no hacia afuera. (Si vas a empezar con el pie derecho, planta la mano izquierda y asegúrate de que tus dedos estén apuntando a la izquierda, no a la derecha).
  7. Impúlsate con la pierna trasera y patea las piernas hacia arriba y por encima de ti. Mientras más impulso tengas, la voltereta lateral será más fácil. Trata de impulsarte y caer en una línea recta.
  8. Añade un poco de impulso. Hacer una voltereta lateral con una mano es mucho más fácil cuando has acumulado un poco de velocidad, así que inténtala lentamente unas cuantas veces para dominar el movimiento y luego agrega una carrerilla, como lo harías con una voltereta lateral normal.
  9. Practica, practica, practica. Sigue practicando hasta que tu voltereta lateral se sienta y se vea fluida y fácil. Prueba empezar con el pie izquierdo y el derecho hasta que ambos se sientan naturales.
    • Si la voltereta lateral con el brazo lejano parece demasiado intimidante, prueba hacer primero la voltereta lateral con una mano usando el brazo cercano. A algunas personas les parece mucho más fácil para empezar.
    • Si estás demasiado nervioso por caerte como para dar tu mejor esfuerzo, pídele a alguien que te vigile hasta que desarrolles más confianza.
    • Si tus volteretas laterales tienden a irse hacia un lado o el otro, es posible que no tengas la mano posicionada correctamente o que no estés alineando los pies hacia arriba en una línea recta. Pídele a alguien que te observe y te dé consejos sobre tu forma.

Hacer una voltereta lateral con una mano usando el brazo cercano

  1. Domina la voltereta lateral regular y la voltereta lateral con una mano usando el brazo lejano. Para la mayoría de gente, esta voltereta, la cual usa la misma mano que el pie con el que empiezas, es menos estable y bastante más complicada que la voltereta con el brazo lejano. Asegúrate de haber dominado completamente la voltereta lateral regular y luego intenta la voltereta lateral con una mano con el brazo lejano primero antes de pasar a esta.
    • Algunas personas encuentran esta versión de la voltereta lateral con una mano mucho más fácil; en realidad depende. Así que, si la voltereta con el brazo lejano no te está funcionando, intenta esta.
  2. Busca un lugar seguro para practicar. Necesitarás bastante espacio para practicar esta voltereta lateral y preferiblemente una superficie suave sobre la cual trabajar, como una colchoneta de gimnasia o un área suave de pasto.
  3. Haz algunas volteretas laterales para calentar. Practica algunas volteretas laterales regulares para recordarte a ti mismo cómo se deben sentir. Luego, haz algunas volteretas laterales con una mano usando el brazo lejano si ya las has dominado.
  4. Practica el juego de pies. Esto será tal como la voltereta lateral con dos manos, pero solo colocarás la mano con la que vayas a empezar a entre 30 y 45 cm (12 a 18 pulgadas) del pie con el que vayas a empezar y luego darás el paso. Enfócate en mantener tus pies y tu mano en una línea recta. Haz esto lentamente unas cuantas veces para ayudarte a visualizar cómo será.
    • Cuán lejos debas colocar tu mano dependerá de tu estatura y de cuán rápido te estés moviendo. La posición de tu mano para esta voltereta lateral debe ser un poco más cercana de lo que era para la versión con el brazo lejano.
    • Coloca una línea de cinta adhesiva en el suelo o usa una línea en una colchoneta de gimnasia como guía para ayudarte a mantener centradas tus volteretas laterales.
  5. Colócate en posición para hacer la voltereta. Levanta ligeramente el pie con el que vayas a empezar y levanta las manos en el aire como si fueras a hacer una voltereta lateral regular. Ahora, flexiona las rodillas y prepárate para plantar tu mano delantera en el suelo. Si tu pie derecho está adelante, plantarás la mano derecha.
  6. Inclínate hacia adelante y planta la mano. Para mantener la voltereta lateral recta, asegúrate de que tu mano esté plantada perpendicularmente a tu dirección de trayectoria y de que tus dedos estén mirando hacia adentro, apuntando hacia el pie contrario. Entonces, si vas a empezar con el pie derecho, planta la mano derecha de forma que los dedos estén apuntando a la izquierda.
  7. Impúlsate con la pierna trasera y patea las piernas hacia arriba y por encima de ti. Mientras más impulso tengas, la voltereta lateral será más fácil. Resiste la tentación de poner tu otra mano en el suelo y trata de impulsarte y caer en una línea recta.
  8. Añade un poco de impulso. Hacer una voltereta lateral con una mano es mucho más fácil cuando has acumulado un poco de velocidad, así que inténtala lentamente unas cuantas veces para dominar el movimiento y luego agrega una carrerilla, como lo harías con una voltereta lateral normal.
  9. Practica, practica, practica. Sigue practicando hasta que tu voltereta lateral se sienta y se vea fluida y fácil. Prueba empezar con el pie izquierdo y el derecho. ¡Pasarás a las volteretas aéreas en un abrir y cerrar de ojos!
    • Si estás muy nervioso por caerte, pídele a alguien que te vigile hasta que desarrolles más confianza.
    • Si tus volteretas laterales tienden a irse hacia un lado o el otro, es posible que no tengas la mano posicionada correctamente o que no estés alineando los pies hacia arriba en una línea recta. Pídele a alguien que te observe y te dé consejos sobre tu forma.
  10. Divídelo aún más. Si simplemente no puedes deshacerte de la tentación de plantar la otra mano, puedes probar primero hacer una voltereta lateral regular de dos pasos. Haz una voltereta lateral regular pero, en lugar de colocar ambas manos en el suelo al mismo tiempo, planta la mano con la que vayas a empezar, haz una pausa durante un segundo y luego planta la segunda mano de forma que el patrón del juego de pies sea pie-mano-mano-pie.

Consejos

  • Recuerda que esta es una habilidad que toma mucha práctica. ¡Sé paciente contigo mismo!
  • Es una buena idea calentarte y estirarte antes de intentar una voltereta lateral con una mano.
  • Trata de mantener el tempo igual a como lo harías con una voltereta lateral regular.
  • Enfócate en mantener los músculos abdominales tensos al hacer volteretas laterales.
  • Asegúrate de haber dominado y de sentirte cómodo haciendo una voltereta lateral normal. Si eres principiante en las volteretas laterales, siempre debes mantener la otra mano cerca del suelo en caso de perder el equilibrio. Asegúrate también de tener suficiente espacio para ello.
  • Tómate un descanso cuando empieces a sentirte cansado y detente por el día si tus muñecas están adoloridas.
  • Practica en una cama elástica si tienes dificultades para hacer la voltereta lateral en el suelo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página