Cómo hacer mascarillas naturales para el rostro

¿Estás cansado de comprar productos que valen mucho dinero y que hacen que tu piel se sienta aún peor? Aquí tienes 11 mascarillas que probablemente tienes por tu casa. ¡Todas son naturales y lo mejor es que funcionan!

Mascarilla de huevo

  1. Haz una mascarilla con clara de huevo. Las claras de huevo tensan los poros dándote un estiramiento facial temporal, ya que el limón tiene vitamina C, puede eliminar los puntos negros y otras manchas.
    • Bate una clara de huevo con un tenedor hasta que esté espumosa.
    • Agrégale unas cuantas gotas de jugo de limón y aplícatela en el rostro hasta que se seque. Puedes saber cuando ya esté seca si te cuesta sonreír.
    • Finalmente, enjuágate la mascarilla.

Mascarillas de frutas

  1. Haz una mascarilla con tomates. Los tomates contienen licopeno, lo cual desacelera el proceso de envejecimiento en la piel.
    • Pon una cucharada de azúcar granulada en un plato.
    • Cubre con azúcar un lado de una rodaja de tomate de 0,5 cm (1/4 de pulgada).
    • Frótalo en la cara y déjatelo encima por aproximadamente 10 minutos. Luego enjuágalo. No dudes en comerte el tomate.
  2. Haz una mascarilla de fresa. Las fresas contienen alfa hidroxiácidos, los cuales exfolian las células muertas de la piel, y ácidos salicílicos que eliminan el exceso de aceite que causa los granos.
    • Corta una fresa grande a la mitad.
    • Frótatela en el rostro.
    • Déjala durante 5 minutos.
    • Enjuágala.
  3. Haz una mascarilla de toronja. Los ácidos de la toronja estimulan la renovación de las células, dejándote una piel fresca y la vitamina C puede aumentar el colágeno, haciendo que el rostro quede más liso.
    • Mezcla el jugo de 1 toronja con suficiente azúcar para hacer una pasta.
    • Aplícatela sobre el rostro húmedo cuando estés en la ducha.
    • Déjatela durante 1 minuto.
    • Enjuágatela completamente.
  4. Haz una mascarilla de aguacate y hamamelis. El aguacate tiene vitamina E, la cual es perfecta para la piel seca y la hamamelis elimina el exceso de aceite y también las impurezas.
    • Machaca la pulpa de un aguacate.
    • Mézclala con unas cuantas gotas de hamamelis.
    • Déjatela en el rostro durante 5 minutos.
    • Enjuágala.
  5. Haz una mascarilla de durazno y avena. Al igual que las fresas, los duraznos contienen alfa hidroxiácidos y la avena suaviza y relaja la piel seca.
    • Machaca un durazno maduro con una cucharada de avena y miel.
    • Aplícatela durante 10 minutos.
    • Enjuágala.
  6. Haz una mascarilla de banana. Las bananas contienen los ácidos frutales naturales que eliminan la piel seca.
    • Machaca una banana madura con 2 cucharadas de yogur.
    • Aplícatela durante 15 minutos.
    • Enjuágala.

Mascarillas de vegetales

  1. Haz una mascarilla de calabaza enlatada y papaya. La calabaza está llena de antioxidantes, mientras que la papaya contiene una enzima que elimina el aceite y la piel muerta.
    • Mezcla una taza de calabaza enlatada (hecha puré) con 2/3 de taza de puré de papaya.
    • Aplícatela en el rostro seco.
    • Déjatela durante 10 minutos.
    • Enjuágatela.
  2. Haz una mascarilla de pepino. El pepino tiene propiedades refrescantes que reducen el enrojecimiento, la hinchazón y la inflamación; esta es la razón por la que se recomienda que te pongas pepinos sobre las bolsas de los ojos.
    • Mezcla en la licuadora un pepino con una cucharada de yogur.
    • Aplícatela durante 20 minutos.
    • Enjuágatela.

Mascarillas endulzantes

  1. Haz una mascarilla de azúcar morena y leche. El azúcar morena es un exfoliante natural que restriega la piel muerta y la leche es un limpiador facial. Mezcla 1 taza de azúcar morena con 1 cucharada de leche. Luego restriégate el rostro durante 60 segundos y déjatela durante 15 minutos. Enjuágatela.
  2. Haz una mascarilla de yogur y miel. La miel suaviza y humecta la piel seca y el yogur contiene el ácido láctico que rejuvenece el rostro.
    • Agrega una cucharada o dos de miel, ponla en el microondas durante 15 segundos para derretirla (opcional).
    • Aplícatela durante 10 a 15 minutos.
    • Enjuágatela.
  3. Haz una mascarilla de miel y aceite de oliva. Esto ayuda al acné y a los puntos negros y también ilumina el rostro.
    • Mezcla 1 cucharadita de miel y una cucharadita de aceite. Caliéntalo en el microondas durante 10 segundos.
    • Aplícate esta pasta en el rostro y déjatela durante 10 minutos.
    • Enjuágatela.

Consejos

  • Ponte rodajas de pepino sobre los ojos para reducir los círculos (bolsas) debajo de los ojos, mientras esperas que termine el tiempo de la mascarilla.
  • Si no tienes papaya, no te preocupes. La piña también funciona.
  • ¿No tienes un durazno a la mano? Las ciruelas y las nectarinas también tienen alfa hidroxiácidos.
  • Ponte bolsas de té en los ojos para ayudar a reducir los círculos debajo de los ojos.
  • No necesitas hacer todos los pasos, solo haz uno. Pero asegúrate de hacer uno que le quede bien a tu tipo de piel.
  • Los beneficios de las mascarillas son solo temporales. Si haces una mascarilla que elimine el exceso de aceite, este regresará.

Advertencias

  • Si reaccionas a alguno de los ingredientes, no lo uses. Puede causarte irritación, lo cual puede causar acné.
  • Trata de evitar el área de los ojos.
  • Usa solo mascarillas que sean buenas para ti. Si una persona de piel seca usa la mascarilla de huevo, el huevo seca la piel y se la pondrá aún más seca.
  • No combines varias mascarillas para hacer una “súper mascarilla”, un ingrediente puede neutralizar los beneficios de otro.

Cosas que necesitarás

  • Huevo (separado)
  • Limón
  • Tomate
  • Azúcar
  • Fresas
  • Toronja
  • Azúcar morena
  • Leche
  • Aguacate
  • Hamamelis
  • Calabaza enlatada
  • Papaya
  • Yogur
  • Durazno
  • Avena
  • Pepino
  • Banana
  • Piña (opcional)
  • Ciruela (opcional)
  • Nectarina (opcional)
  • Miel
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página