Cómo reparar monitores LCD

Los monitores LCD tienen muchos componentes complejos, así que no es raro que presenten algunos problemas. La mayoría de los daños físicos graves pueden repararse en casa. Lee las instrucciones cuidadosamente por tu propia seguridad, pues algunas reparaciones pueden exponerte al riesgo de sufrir una descarga eléctrica de consideración.

Diagnosticar el problema

  1. Revisa la garantía. La mayoría de las computadoras nuevas tienen por lo menos un año de garantía. Si tu garantía sigue activa, ponte en contacto con el fabricante para que la repare sin costo alguno o por un precio reducido. Tratar de realizar la reparación por tu cuenta probablemente anulará la garantía.
  2. Revisa las luces indicadoras de la alimentación de energía. Si tu monitor no muestra ninguna imagen, enciéndelo y observa las luces en el borde del monitor. Si una o más luces están encendidas, ve al siguiente paso. Si las luces no están encendidas, significa que la fuente de alimentación está descompuesta (o una de las uniones que conduce a la fuente de alimentación). Por lo general, esto se produce a causa de un condensador quemado. Podrías repararlo por tu cuenta, pero ten en cuenta que la fuente de alimentación incluye componentes peligrosos y de alto voltaje. A menos que tengas una experiencia significativa en la reparación de aparatos electrónicos, lleva tu monitor a un servicio de reparación profesional.
    • Otras señales de un condensador quemado incluyen un zumbido fuerte, líneas a lo largo de la pantalla e imágenes múltiples.
    • La fuente de alimentación es uno de los componentes más costosos en el monitor. Si el problema es más grave que un condensador quemado, el costo de la reparación podría ser considerable. Si tu monitor ya es antiguo, podría ser mejor adquirir uno nuevo.
  3. Alumbra una linterna en el monitor. Hazlo si el monitor solo muestra una pantalla negra pero la luz indicadora está encendida. Si puedes ver la imagen cuando apuntas una luz en la pantalla, significa que la retroiluminación de la pantalla está defectuosa. Sigue estas instrucciones para reemplazarla.
  4. Repara los píxeles atascados. Si la mayor parte de la pantalla funciona pero algunos píxeles están “atascados” en un color, la reparación generalmente será fácil. Mantén el monitor encendido y prueba lo siguiente:
    • Envuelve la punta de un lápiz (u otro objeto romo y estrecho) en un paño húmedo y no abrasivo. Frótalo con delicadeza sobre el píxel atascado. Aplicar demasiada fuerza al frotar puede producir un mayor daño.
    • Busca en Internet un software de reparación para los píxeles atacados. Estos programas realizan cambios de color rápidos para sacudir el píxel a fin de que funcione nuevamente.
    • Compra un hardware diseñado que puedas conectar tu monitor y así reparar los píxeles muertos.
    • Si nada de lo mencionado anteriormente funciona, es posible que necesites comprar otra pantalla.
  5. Trata de reparar las grietas tipo telaraña o las manchas negras. Estas son señales de daño físico. En este punto, un monitor es irreparable y tratar de hacerlo puede causar más daños. No obstante, si no es posible utilizar la pantalla en su estado actual, no tiene nada de malo tratar de repararla antes de buscar un reemplazo:
    • Pasa un paño suave u otro objeto sobre la pantalla. Si sientes que el vidrio está roto, no intentes repararlo. En lugar de hacerlo, reemplaza el monitor.
    • Frota el raspón con un borrador limpio con la mayor delicadeza posible. Limpia el borrador cada vez que se acumulen residuos en él.
    • Compra un kit de reparación de raspones para pantallas LCD.
    • Lee este artículo para conocer más soluciones caseras.
  6. Reemplaza la pantalla. Si utilizas un monitor LCD independiente, considera la posibilidad de comprar un repuesto. Esto podría ser más rentable que instalar componentes nuevos en monitor antiguo con una vida útil más corta. No obstante, si tienes una laptop o un dispositivo relativamente nuevo, compra un panel de pantalla LCD de repuesto. Contrata a un profesional para que lo instale.
    • El número de serie del panel debe aparecer en alguna parte del dispositivo, por lo general en la parte posterior. Utiliza este número para solicitar un panel nuevo donde el fabricante.
    • Si bien podrías reemplazar el panel por tu cuenta, el proceso es difícil y puede exponerte a voltajes peligrosamente altos. Sigue una guía dedicada a tu modelo específico para maximizar los índices de seguridad y éxito.
  7. Realiza otras reparaciones. Existen muchas formas en las que un monitor LCD puede dañarse, pero los diagnósticos anteriores cubren la mayoría de los problemas comunes. Primero prueba con el método de reparación que encaje con tu problema. Si tu problema no se encuentra entre los ya mencionados o si el monitor sigue sin funcionar después de realizar la reparación, considera también los siguientes problemas:
    • Si la imagen responde a la corriente pero muestra una imagen desordenada, como cuadrados multicolores mezclados, es posible que la tarjeta AV (audiovisual) esté dañada. Por lo general, se trata de un circuito impreso rectangular ubicado cerca de los cables de audio y video. Reemplaza las partes evidentemente dañadas utilizando un soldador eléctrico o solicita una tarjeta de repuesto e instálala cuidadosamente en los mismos tornillos y cables cinta.
    • Los principales botones de control pueden estar defectuosos. Límpialos con un limpiador de metales o empújalos para fijar una conexión floja. Si es necesario, busca el circuito impreso al que están conectados y vuelve a soldar las conexiones rotas.
    • Revisa los cables de corriente en busca de daños o prueba los demás cables del mismo tipo. Si es necesario, inspecciona el circuito impreso al que están conectados y vuelve a soldar las conexiones dañadas.

Reemplazar los condensadores defectuosos

  1. Sé consciente del peligro. Los condensadores pueden tener una carga considerable aun después de desconectar la electricidad. Si los manipulas indebidamente, puedes recibir una descarga eléctrica peligrosa o incluso letal. Adopta las siguientes medidas para protegerte a ti y a los componentes de tu monitor:
    • Sé honesto con tus habilidades. Si nunca has reemplazado un circuito impreso o manipulado artefactos electrónicos, contrata a un profesional. Esta no es una reparación buena para principiantes.
    • Usa ropa que no genere estática y trabaja en un entorno libre de estática. Mantén el área sin la presencia de lana, metal, papel, pelusa, polvo, niños y mascotas.
    • Evita trabajar en condiciones húmedas o secas. El nivel de humedad ideal es de 35 y 50 %.
    • Conéctate a tierra antes de empezar. Puedes hacerlo al tocar la carcasa de metal del monitor, mientras esté apagado pero conectado a una toma de corriente conectada a tierra.
    • Párate en una superficie de baja fricción. Antes de trabajar en la alfombra, aplica un espray antiestática.
    • Usa guantes de goma ajustados en caso de que aún puedas manipular los componentes involucrados.
  2. Desconecta la electricidad. Desenchufa el monitor. Si está conectado a una laptop o a otro dispositivo que funciona con batería, quita esta última. Estos pasos disminuirán las probabilidades de sufrir una descarga eléctrica.
    • Incluso si tu laptop tiene una batería “no extraíble”, normalmente podrás retirarla al abrir el dispositivo. Consulta una guía en Internet para el modelo de tu laptop.
    • Algunos componentes dentro de la laptop seguirán conservando energía. Ten cuidado y no toques ninguno hasta que los hayas identificado.
  3. Lleva un registro meticuloso de tu progreso. Trabaja en una superficie grande y plana que no tenga ningún otro objeto. Utiliza recipientes pequeños para guardar cada tornillo y otros componentes extraíbles. Etiqueta cada recipiente con el nombre del componente que sostiene el tornillo o con el número de paso de esta guía.
    • Considera la posibilidad de tomarle una fotografía al monitor antes de retirar cualquier conexión. Esto te ayudará a volver a ensamblar el monitor.
  4. Retira la carcasa. Destornilla la carcasa de plástico en cada esquina o donde veas los tornillos sosteniendo los marcos posterior y frontal. Separa los marcos haciendo palanca con una herramienta delgada y flexible. Para este propósito, puedes utilizar una espátula de plástico.
    • Separar los componentes haciendo palanca con un objeto de metal supone un riesgo de destruirlos a causa del astillado o de una descarga eléctrica. Un objeto de metal es relativamente seguro para este paso inicial, pero no lo utilices para los posteriores.
  5. Ubica la tarjeta de alimentación. Por lo general, el circuito impreso se ubica cerca de la toma de corriente. Es posible que necesites destornillar los paneles adicionales para poder encontrarlo. Este circuito impreso es el que tiene varios condensadores cilíndricos, entre los que se encuentran uno grande. Sin embargo, estos condensadores normalmente se encuentran en el otro lado y no son visibles hasta que termines de desconectar el circuito impreso.
    • Si no estás seguro de qué tarjeta es la fuente de alimentación, busca una imagen en Internet del modelo específico de tu monitor.
    • No toques ninguno de los pines metálicos en esta tarjeta. Si lo haces, podrías sufrir una descarga eléctrica.
  6. Desconecta el circuito impreso. Quita todos los tornillos y los cables cinta sosteniendo el circuito impreso en su lugar. Siempre desconecta un cable al jalarlo directamente de la toma de corriente. Si jalas un cable cinta verticalmente cuando está en una toma horizontal, podrás romperlo fácilmente.
    • Algunos cables cinta tienen una pestaña pequeña que puedes jalar para desconectarlos.
  7. Ubica y descarga los condensadores más grandes. Levanta la tarjeta con cuidado por los bordes sin tocar ningún pin de metal ni los componentes conectados. Ubica los condensadores cilíndricos en el otro lado de la tarjeta y ten en cuenta que cada uno está conectado con dos pines. Descarga la electricidad almacenada para reducir el riesgo de daño de la siguiente manera:
    • Compra un resistor de entre 1,8 a 2,2 kΩ y de 5 a 10 vatios. Esto es mucho más seguro que utilizar un destornillador, el cual podría crear chispas o destruir la tarjeta.
    • Ponte unos guantes de goma.
    • Ubica los pines conectados en el condensador más grande. Toca durante varios segundos los dos resistores que llevan hacia los pines.
    • Para obtener mejores resultados, prueba el voltaje entre los pines con un voltímetro. Utiliza nuevamente el resistor en caso de que haya un voltaje significativo.
    • Repite el proceso con cada uno de los condensadores más grandes. Por lo general, los cilindros más pequeños no pueden causar daños graves.
  8. Identifica y fotografía los condensadores dañados. Busca un condensador con una tapa en forma de huevo o abultada en lugar de plana. Revisa cada condensador en busca de una fuga de líquido o una acumulación de líquido seco. Antes de quitarlos, fotografía o registra la ubicación de cada condensador y de las marcas en su lado. Es muy importante que sepas cuál pin se conecta al lado negativo del condensador y cuál al positivo. Si vas a quitar más de un tipo de condensador, asegúrate de saber la ubicación de cada uno.
    • Si ninguno de los condensadores parece dañado, prueba cada uno de ellos utilizando un multímetro configurado de acuerdo a la resistencia.
    • Algunos condensadores tienen la forma de discos pequeños en lugar de cilindros. Rara vez se dañan, pero pruébalos para asegurarte de que ninguno sobresalga.
  9. Desuelda los condensadores dañados. Utiliza un soldador eléctrico y una bomba de desoldado para quitar los pines que conectan los condensadores defectuosos. Pon a un lado los condensadores dañados.
  10. Compra los repuestos. Cualquier tienda de artículos electrónicos debe vender condensadores a precios muy bajos. Busca uno que tenga los siguientes atributos:
    • Tamaño: idéntico al condensador anterior
    • Voltaje (V, WV o VDC): igual al condensador anterior o ligeramente superior
    • Capacitancia (F o µF): igual al condensador anterior
  11. Suelda los condensadores nuevos. Utiliza el soldador eléctrico para unir los condensadores nuevos al circuito impreso. Asegúrate de conectar el polo negativo (rayado) de cada condensador con el mismo pin al que estaba unido el polo negativo del condensador antiguo. Verifica que todas las conexiones nuevas estén fijadas sólidamente.
    • Utiliza un alambre para soldadura adecuado para artefactos electrónicos.
    • Si no recuerdas dónde se ubicaban los condensadores, busca en Internet un diagrama de la tarjeta de alimentación del modelo de monitor que tienes.
  12. Vuelve a colocar todos los componentes y realiza una prueba. Vuelve a conectar todos los cables, los paneles y los componentes exactamente como estaban anteriormente. Podrías probar el monitor antes de colocar los tornillos en el último panel de plástico siempre y cuando todas las demás partes estén conectadas. Si aún no funciona, es posible que debas contratar a un profesional o comprar uno nuevo.

Reemplazar la retroiluminación

  1. Desconecta la fuente de alimentación. Desenchufa el monitor o quita la batería de la laptop.
  2. Abre el monitor. Destornilla la carcasa de plástico en cada esquina. Separa con cuidado la carcasa haciendo palanca con una espátula de plástico. Desconecta todos los componentes conectados al panel de la pantalla, registrando la ubicación de cada uno de ellos.
  3. Ubica la retroiluminación. Estas luces de vidrio deben encontrarse justo detrás de la pantalla. Es posible que debas destornillar los paneles adicionales o jalar con delicadeza las cubiertas flexibles para poder encontrarlas.
    • Algunos componentes pueden provocar descargas eléctricas peligrosas. No toques los circuitos impresos durante tu búsqueda a menos que uses guantes de goma.
  4. Compra los repuestos exactos en una tienda de artículos electrónicos. Si no estás seguro de qué tipos de luces son, toma una fotografía y muéstrasela al encargado de la tienda. También deberás medir el tamaño de las luces o anotar el tamaño y modelo de tu monitor.
  5. Quita las luces antiguas y coloca las nuevas. Ten cuidado si la retroiluminación es una lámpara fluorescente de cátodo frío (CCFL, por sus siglas en inglés). Estas luces contienen mercurio y podría ser necesario desecharlas de una forma especial con base en las leyes de tu localidad.
  6. Realiza reparaciones adicionales. Si el monitor sigue sin encender, el problema podría estar en el circuito impreso que alimenta a la retroiluminación. A esto se le conoce como tarjeta de “inversor” y normalmente se ubica cerca de la retroiluminación con una “tapa” para cada serie de luces. Solicita un repuesto y reemplaza este componente teniendo mucho cuidado. Si quieres obtener mejores resultados y correr un riesgo mínimo, consulta una guía dirigida a tu modelo específico.
    • Antes de intentar esta reparación, verifica que el monitor siga produciendo una imagen visible cuando alumbres una linterna en la pantalla. Si ha dejado de mostrar una imagen por completo, es posible que no lo hayas conectado correctamente después de reemplazar la luz. Revisa bien para ver si hay conexiones sueltas.

Consejos

  • Reemplazar el panel de una pantalla LCD puede cambiar sus colores. Para solucionarlo, recalibra el monitor. Si la recalibración no surte efecto, reemplaza la retriluminación.
  • Revisa las leyes de tu localidad antes de desechar o reciclar los componentes antiguos.

Advertencias

  • Si algún cable se desgarra durante la reparación, el monitor LCD no funcionará. Puedes llevarlo a un servicio de reparación profesional, pero lo más probable es que sea el final de su vida útil.
  • Por lo general, un fusible fundido se destruye a sí mismo debido a un problema subyacente y podría suceder lo mismo con el repuesto. Si encuentras uno, considera la posibilidad de reemplazar todo el circuito impreso o comprar un monitor nuevo. Nunca utilices un fusible con un amperaje más alto, ya que puede destruir otros componentes o provocar un incendio.

Cosas que necesitarás

  • Destornillador
  • Paño suave
  • Linterna
  • Un software de reparación de píxeles atascados
  • Espátula
  • Componentes de repuesto
  • Soldador eléctrico
  • Soldador adecuado para artículos electrónicos
  • Bomba de desoldado
  • Resistor
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página