Cómo recargar una pistola y solucionar fallas de funcionamiento

Los fallos (también erróneamente llamado "atascos") son sucesos que se dan en pistolas semi-automáticas. Aunque las armas modernas son relativamente fiables, siempre es bueno estar preparado, ya que estos atascos parecen ocurrir siempre en los momentos más inoportunos. Este artículo también incluye la recarga, lo que no es un fallo, pero puede ser una razón por la que el arma no dispare cuando deba. Hay dos tipos de situaciones de recarga. Una, en la que has gastado todas las rondas, y el cargador está vacío con la tapa o el tornillo bloqueado otra vez. Esta sería una recarga normal o de emergencia. La segunda, es una "recarga táctica", después de disparar varias rondas, el arma todavía tiene una ronda o dos dentro. Puedes aprovechar esta oportunidad para tirar el cargador vacío o casi vacío y cargar uno nuevo.

Recarga de emergencia

  1. Identifica la necesidad. Necesitarás una recarga de emergencia cuando has gastado todas las balas del cargador y el seguro se ha bloqueado.
  2. Agarra un cargador nuevo (de la bolsa con cargadores). Haz esto después de que la tapa se haya bloqueado de nuevo por tener un cargador vacío
  3. Mueve el cargador nuevo hacia el arma, mientras haces esto...
  4. Saca el cargador vacío. No pierdas el cargador antiguo, y sitúa el nuevo cargador en su sitio correspondiente (ambos cargadores se pasarán entre sí durante el proceso).
  5. Inserta el cargador. Coloca la parte posterior del cargador contra la parte trasera del espacio donde debe entrar el nuevo cargador, alinea los dos, y usa un poco de fuerza (de normal no debería haber resistencia)...
  6. Coloca el cargador con el talón de la palma de la mano. Dale un ligero golpe, debes sentir que encaja.
  7. Estira la mano sobre la parte superior de la corredera y tira de ella hacia tu pecho. Asegúrate de no colocar los dedos en la abertura de la corredera o en cualquier otro lugar donde puedan quedar atrapados.
  8. Suelta la corredera, para que vaya hacia adelante con toda su fuerza. Esto asentará la siguiente ronda en la cámara, preparando la pistola para el siguiente disparo

Recarga táctica

  1. Identifica si es seguro realizar una recarga táctica. Llévala a cabo solo si encuentras una pausa en el tiroteo y puedes colocarte a cubierto. Sabes que has gastado algunas rondas del cargador actual y quieres prepararte para lo que pueda venir después
  2. Alcanza tu bolsa con cargadores (o el sujeta-cargadores de tu bolsillo, asegúrate de que agarres un cargador lleno)
  3. Dale la vuelta a la pistola y expulsa el cargador semivacío en tu mano.
  4. Mete el cargador que has sacado en el bolsillo (separado de los cargadores llenos).
  5. Agarra el cargador lleno que cogiste antes y mételo en la pistola de la misma manera como en la recarga de emergencia, pero en este caso no tocaremos la corredera.
  6. Practica en el rango. Debes ser capaz de sentir y reaccionar inmediatamente cuando el arma no dispara. Si sientes un clic al apretar el gatillo, ejecuta una corrección del error tipo 1. Si no hay un clic, busca el atasco y actuar en según sea conveniente (recuerda que la causa puede ser la falta de balas). Después de disparar durante un tiempo debes ser capaz de sentir cuando el cargador está agotado, pudiendo realizar una recarga de emergencia con rapidez. Con el tiempo comenzaras a notar que el arma se siente y suena diferente después de disparar la última bala

Error tipo 1

  1. Identifica la avería. A menudo, un error tipo 1 es un atasco, en el que una bala no se ha cargado en la cámara (por ejemplo, no has escurrido la corredera tras cargar, o el cargador no estaba colocado bien como para cargar una ronda).
  2. Asegúrate de que la avería no sea un error de la mecha. Este es un fallo peligroso en el que no hay suficiente fuerza para propulsar el proyectil por el cañón. En pistolas semiautomáticas este error es a menudo fácil de identificar, ya que la corredera no volverá y no se cargará una nueva ronda del cargador. Si ocurre un error de ese tipo, retira el cargador y elimina la obstrucción de inmediato.
  3. Asegúrate de que la avería no sea una "retención de disparo" (hang fire), en el que se retrase la combustión del propulsor del cartucho. Durante un enfrentamiento real, trata únicamente de arreglar rápidamente el atasco ya que está el riesgo de que la última ronda se dispare. Si experimentas una retención del disparo (hang fire), mantén el arma apuntando hacia abajo por lo menos durante 10 segundos antes de intentar arreglar el fallo.
  4. Repara la avería. La forma más rápida de hacerlo es a través de una acción inmediata. Con una pistola semi-automática, tira de la corredera hacia atrás, expulsando la última ronda. Fíjate en la expulsión y la bala. Si la cabeza está todavía en la bala, sabrás que la ronda no se disparó. Si falta la cabeza, se puede afirmar que hay un error o atasco del arma. Observa la cámara. Comprueba alimentaciones dobles o cosas que no correspondan. Suelta la corredera, asentando la siguiente ronda. Quita el seguro y trata de disparar el arma. Si aún no dispara, retira el cargador y extrae la ronda respectiva y entrega el arma a un experto para que la repare.
  5. Practica:
    • Coloca un cargador lleno en la pistola con la cámara vacía.
    • Apunta al objetivo, aprieta el gatillo, siente el "clic".
    • Con el talón de la palma de la mano golpea la parte inferior del cargador (con algo de fervor, esto se conoce como la "llave").
    • A continuación, gira la pistola 90 grados a la derecha (por lo que la ventana de expulsión está abajo) y...
    • Carga el arma tirando de la corredera hacia atrás y soltando; No acompañes la corredera hacia delante, deja que golpee (recargar y darle la vuelta a la pistola forman parte del ejercicio). Esto dejará caer una posible ronda falsa de la cámara y cargará una nueva ronda en la recámara.

Error tipo 2

  1. Identifica la avería. No hay "clic" cuando aprietas el gatillo, (o "boom"). Hay una bala visible sobresaliendo de la cámara. Esto le dará el nombre al error tipo 2 de "error en el fogón del cañón". También se conoce como fallo de expulsión.
  2. Corrige el fallo. La solución es la misma que la del error tipo 1: golpea suavemente, …/girar
  3. Practica:
    • Tira hacia atrás la corredera para exponer una cámara vacía, bloquea la bala problemática de manera que salga de la cámara.
    • Coloca un cargador lleno.
    • Apunta hacia el objetivo, apretar el gatillo, recuerda que no habrá "clic".
    • Observa como la bala que causaba el problema sale de la cámara.
    • Con el talón de la palma de la mano golpea la parte inferior del cargador (con un poco de fervor, este paso es la "llave").
    • A continuación, gira la pistola 90 grados a la derecha (por lo que la ventana de expulsión está abajo) y ...
    • Carga el arma tirando de la corredera hacia atrás y suéltala; No acompañes la corredera hacia delante, deja que golpee (este "rack", el "flip" y parte del ejercicio). Esto dejará caer una posible ronda falsa de la cámara y cargará una nueva ronda en la recámara.

Error tipo 3

  1. Identifica la avería. El cartucho disparado no sale de la cámara y una nueva ronda está siendo cargada en la recámara. Esto se conoce como doble alimentación y es difícil de extraer
  2. 'Corrige el error':
    • Agarra la corredera y bloquéala de nuevo (opcional).
    • Aprieta el botón que suelta el cargador y (dado que el error tipo 3 no permitirá que el cargador caiga con normalidad) tira del cargador.
    • Ahora tienes dos opciones. O dejas caer el cargador, o lo retienes para seguir usando ese mismo cargador.
    • Agarra la corredera de nuevo y tira de ella hacia atrás 3 veces de manera brusca.
    • Agarra un cargador lleno (o usa el que has retenido), colócalo en su cámara correspondiente (de la misma manera que en una recarga táctica) #*Realiza el movimiento necesario para cargar una bala en la recámara.

Consejos

  • Practicar la recarga y corrección de los fallos de funcionamiento de la pistola es una parte clave en la formación táctica, y se debe hacer siempre en un campo de tiro o en un sitio seguro.
  • Lo ideal sería que, ya sea en el campo de tiro o no, comprar cargadores adicionales dedicados únicamente a la práctica del tiro o de habilidades para el desarrollo y marcarlos (codificarlos según el color, una buena idea es poner etiquetas en el extremo del cargador). Esto te ayudará a evitar cualquier daño a dichos cargadores causados por tirarlos al suelo, pisarlos, etc.
  • Para las sesiones de práctica fuera del campo de tiro, cuando se va a utilizar balas vacías o rondas ficticias, crea una zona segura para practicar. ¡La munición real está prohibida en estos casos (fuera de una zona de tiro)!
  • Junto con balas vacías, para evitar aún más la posibilidad de un disparo negligente, el uso de "municiones" de entrenamiento inerte o "rondas ficticias" es importante para practicar la recarga y la solución de errores cuando estás en el campo de tiro. Las “rondas ficticias” son muy diferentes a las normales a fin de no confundirlas.
  • Una recarga o corrección de un mal funcionamiento inadecuados puede provocar una disparo negligente - es decir, disparar cuando no tenías intención de hacerlo. Si estás en un campo de tiro, un disparo negligente puede acabar solamente en un susto de aprendizaje; disparos negligentes fuera de la zona segura y algunos incluso en ella, pueden causar daños materiales, lesiones o la muerte, con sus respectivos cargos civiles y penales.
  • Cuanto más practiques, serás mejor y más rápido.
  • Policía de usted (y cualquiera de los socios) para la munición real antes de entrar en la zona segura. Esto debe incluir la limpieza del arma, el vaciado de los cargadores y el vaciado de todos los bolsillos de munición real. * Guarda las balas reales y los cargadores cargados en un lugar seguro lejos del área de práctica o ZONA SEGURA y recuerda repetir el proceso anterior cada vez que te vayas y vuelvas. (Muchos oficiales han provocado un disparo negligente después de salir de la zona segura, recargando su arma y luego, al regresar, olvidaron limpiar el arma o quitar los cargadores con munición real.)
  • Se puede argumentar que, aun en el rango, no es imprescindible practicar la corrección de un mal funcionamiento con munición real, y para personas con menos experiencia, la recreación de estas condiciones con munición real puede ser causa de una descarga negligente que puede poner en peligro a otros en el campo de tiro.
  • Por último, un socio debe acompañarte en algunas de las sesiones de práctica para recrear situaciones donde se dé un funcionamiento incorrecto para, utilizando siempre balas vacías y rondas ficticias. Esto aumentará la tensión y te ayudará a agudizar tu capacidad de identificar rápidamente el tipo de error y la ejecución de las acciones necesarias para resolverlo.

Advertencias

  • Rara vez las pistolas son el mejor arma para elegir en situaciones de combate. Los rifles y escopetas son más eficaces. Las pistolas son las mejores para los objetivos a 0-10 yardas de distancia, las escopetas para los objetivos a 2-50 yardas y los rifles son la mejor opción para los objetivos a 4-1000 yardas.
  • Esto está escrito desde una perspectiva táctica. Si tienes un mal funcionamiento tipo-1 existe la posibilidad de una retención de disparo (hang-fire), esencialmente un encendido retardado de una ronda. Si no estás en una situación táctica, espera por lo menos unos diez segundos antes de intentar arreglar el error.
  • La seguridad ante todo! Los armas de fuego son peligrosas. Úsalas si conoces el arma o te supervisa directamente un tirador experimentado. Trata a cada arma como si estuviera cargada.
  • Una pistola puede causar lesiones graves o incluso la muerte. Asegúrate de apuntar siempre en una dirección segura y nunca apuntes a algo que no tengas intención de dispararle.
  • Asegúrate de saber lo que es el rango bajo. Las balas pueden viajar varias millas, o pueden rebotar en direcciones no deseadas.
  • Cualquier arma de fuego debe dispararse solo en un lugar seguro y legal. Consulta las leyes estatales y locales sobre el uso y transporte de un arma de fuego, y cúmplelas. Las leyes cambian drásticamente entre los Estados, y pueden cambiar entre condados o incluso ciudades.
  • Toda la práctica debe hacerse en el campo de tiro, obedeciendo todas las normas de seguridad, o en un lugar legal y privado con un arma descargada (se pueden sustituir las rondas por chapas a presión).
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página