Cómo desarmar un Xbox 360

¿Has sido víctima del miedo que genera el “Red Ring of Death”? (“Aro rojo de la muerte”). ¿Quieres enfadar aún más a Microsoft a través de la magia de la modificación? Si tienes paciencia, habilidad y eres suficientemente valiente como para anular tu garantía, lee las instrucciones que te presentamos a continuación para desarmar tu Xbox 360 y poder hacer reparaciones o modificaciones.

Quita la placa frontal y las rejillas

  1. Quita la placa frontal. Dale la vuelta al Xbox, coloca tu dedo en el orificio y jala. Un buen tirón será necesario.
  2. Quita la rejilla inferior. Hay seis pestañas, escondidas detrás de los orificios de ventilación que se encuentran en el lado blanco, que sujetan esta pieza. Utilizando tu herramienta para abrir cajas o un destornillador pequeño, suelta estas pestañas una por una y lentamente quita la rejilla inferior. Empieza por el lado de adelante, donde se encuentra la placa frontal, para poder tener un buen lugar donde sujetar la rejilla a medida que la vayas levantando.
  3. Quita la rejilla superior. Primero, jala el disco duro si todavía no lo has hecho. Te darás cuenta que la rejilla de este lado no es plana. Primero necesitas soltar las dos pestañas que están ubicadas a lo largo del borde, casi de la misma forma que con la rejilla inferior. La última pestaña está escondida debajo de uno de los soportes de goma. Esta última pestaña tiene un sello que le indicará a Microsoft que has invalidado tu garantía.

Abre la cubierta

  1. Abre la sección que tiene dos orificios con pestañas. Están ubicadas al costado de la toma de corriente y probablemente debas soltarlas al mismo tiempo. (Puedes soltarlas una por una pero quizás sea más difícil.) Aquí es donde debes hacer uso de la ventaja de tener un segundo destornillador pequeño. Utilizando ambos, o la herramienta para abrir cajas, suelta las pestañas y empieza a hacer palanca para que se abra la caja.
  2. Abre la sección que tiene cinco orificios con pestañas. Al otro extremo de ese lado, encontrarás cinco pestañas más. Suéltalas una por una manteniendo presión constante a medida que vayas abriendo la caja, o utiliza la herramienta para abrir todas a la vez.
  3. Abre la caja con facilidad. Voltea el Xbox para ver el lado del frente. Encuentra el clip que está cerca de la lectora de DVD. Puedes abrir esto con facilidad usando tu uña o haciendo palanca con un destornillador de cabeza plana. Debería haber cuatro pestañas en este lado. Suéltalas una por una.
  4. Destornilla la cubierta interior. Ahora que has abierto la caja, deberías ver la cubierta interior. Ábrela destornillando el panel cobertor. Dale la vuelta al Xbox hacia el otro lado y jala lo que queda de la caja para poner al descubierto los componentes interiores.

Ajusta los componentes interiores

  1. Quita despacio la lectora de DVD. Los cables que estén conectados a la lectora son bastante delicados así que primero quita este componente con mucho cuidado. Levántala lo suficiente como para alcanzar los cables y desconéctalos suavemente. (Son 2)
    • La lectora de DVD puede ser actualizada mediante un complejo proceso de modificación, sin embargo, si Microsoft descubre que has realizado este tipo de acción, serás prohibido de por vida de utilizar el servicio de “Xbox Live”.
  2. Quita el ventilador. Primero, levanta la sección blanca de plástico. Debajo de ella está el ventilador que puedes sacar fácilmente. Debes desconectar los dos cables antes de quitar el ventilador por completo.
  3. Accede o quita la luz del aro. Es una tarea fácil alcanzar los controles del aro para hacerles modificaciones o reparaciones una vez que hayas abierto la caja a este punto.
  4. Accede o quita la placa madre. La placa madre también estará fácilmente visible y accesible. Cuidadosamente, puedes levantarla de la caja plateada del centro o ponerla en su lugar.
    • El acceso a la placa madre te permite arreglar el radiador (la causa más común del “Red Ring of Death” (Aro rojo de la muerte) mediante soldaduras o instalando nuevos tornillos. También te permite el acceso a modificaciones de “software” o “firmware” (microprogramas) piratas. Recuerda que estos son procesos muy complejos, aun para aquellos que tienen bastante experiencia, y puedes ser inhabilitado por Microsoft.
  5. Modifica el disco duro. A pesar que no está ubicado en la caja principal, también puedes abrir el disco duro para reemplazarlo por otro con mayor capacidad. Esto se hace destornillando todas las piezas, desconectando la unidad de almacenado y deslizándola fuera de su compartimento. En este punto, es fácilmente reemplazada por otra ya que los cables son cables estándar.

Advertencias

  • Microsoft no aprueba las modificaciones y la mayoría de ellas te prohibirán usar sus servicios si son descubiertas. Estás advertido.
  • Es poco común pero puede que te pase corriente. Usa guantes de caucho.
  • El Xbox 360 es un equipo complicado. Si no tienes suficiente cuidado o no sabes lo que estás haciendo, puedes romperlo. Hazlo bajo tu propio riesgo.
  • Abrir la caja invalidará tu garantía. Nuevamente, hazlo bajo tu propio riesgo.

Cosas que necesitarás

  • Un destornillador de tamaño completo con sus brocas
  • Dos destornilladores pequeños de cabeza plana. (Lo suficientemente pequeños como para que entren en los orificios necesarios para abrir el Xbox).
  • Existe una herramienta opcional para abrir cajas como esta que puedes comprar para hacer que uno de los siguientes pasos sea más fácil, sin embargo, no es necesaria. Puede que la quieras si es que vas a abrir cajas frecuentemente.
  • Brocas Torx tamaño 10 y 20
  • Una cuchilla
  • Un set de llaves de corona
  • Guantes de caucho
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página