Cómo prevenir las arrugas

A medida que envejecemos, nuestra piel pierde humectación y elasticidad, convirtiéndose en más propensa a las arrugas. Los dermatólogos cuentan con muchas herramientas para combatir esas líneas que marcan el paso del tiempo. Incluyen cremas recetadas, exfoliaciones químicas y bótox. Sin embargo, tal vez la mejor opción sea simplemente proteger tu piel tal cual es.

Prevenir las arrugas a diario

  1. Usa una espuma limpiadora facial cremosa y sin aceite para hidratar tu piel y eliminar las impurezas. La piel es mucho más flexible cuando está humectada y el limpiador facial pasa fácilmente por tu rostro sin dañarlo. Este tipo de daño se agravará a lo largo de tu vida, dando lugar a arrugas, si no cuidas de manera adecuada tu piel en este momento.
    • Usa agua tibia, no fría ni caliente, para proteger tu piel.
  2. Masajea ligeramente la espuma limpiadora facial en tu piel con movimientos circulares suaves. Usa tus dedos para ponerla en tu rostro. También pásala alrededor de tus ojos y frente con las yemas de los dedos para colocar una buena capa.
  3. Sécate con palmaditas con una toalla húmeda y tibia. No te frotes con una toalla, ya que irritará tu piel y la enrojecerá. La espuma limpiadora facial ha eliminado bastante piel muerta, aceites y suciedad. Por lo tanto, frotarla después de ello va a lastimar la piel más joven y nueva que está debajo.
  4. Mezcla o aplícate una mascarilla de colágeno para prevenir las arrugas y darle firmeza a tu piel. La piel firme y flexible es la enemiga de las arrugas. Las mascarillas son una forma de humectar tu piel con colágeno (una proteína humana natural), así como antioxidantes esenciales, vitaminas y minerales. Deja la mascarilla en tu rostro por 15 minutos para que tu piel la absorba.
    • Algunas mascarillas modernas ya vienen previamente empapadas, por lo que simplemente las colocas en tu piel en vez de mezclarlas y pintarlas en tu rostro como una mascarilla tradicional.
    • Cuando termines, date palmaditas en el rostro con la esencia restante (que viene con las mascarillas).
  5. Aplícate una crema antiarrugas alrededor de las áreas propensas a las arrugas. La mayoría de ellas son muy concentradas, así que solo necesitas ponerte un poquito. Concéntrate en la parte externa de los ojos, la frente, el mentón y alrededor de la boca. Póntela con palmaditas en vez de frotarla en tu rostro.
    • Si tienes un poco de crema adicional, no te olvides de tu cuello, ya que es uno de los lugares propensos a las arrugas que muchas personas olvidan.
  6. Ponte un poco de crema para ojos con el fin de prevenir las arrugas en las áreas más comunes. Las patas de gallo, las arrugas alrededor de los ojos, son las arrugas más comunes y rápidas en desarrollar. Usa una crema para ojos que aborde esas arrugas en específico.
    • Asegúrate de conseguir una crema sin parabeno, ya que ese químico puede lastimar tu piel con el paso del tiempo.
  7. Aplícate una loción corporal humectante y antiarrugas, en especial en la parte superior de tu pecho y en tu cuello. La piel de tu cuerpo también necesita una protección y muchos de los mismos principios que se usan para prevenir las arrugas en el rostro también se pueden aplicar en el cuerpo. El uso de un humectante corporal diario, concentrándote en las áreas que se exponen con frecuencia como los brazos, piernas y parte superior del pecho, te ayudará a combatir las arrugas del cuerpo.
    • Busca cremas humectantes sin aceite, ya que pueden dejarte con una sensación grasosa.
    • Una vez más, busca productos naturales y sin parabeno para conseguir mejores resultados.

Protegerte contra las arrugas

  1. Protege tu piel del sol. A medida que envejeces, los genes que controlan la inflamación, la producción y fuerza del colágeno, y la capacidad de tu piel de retener agua empiezan a promover la formación de arrugas. En un estudio se descubrió que la piel envejecida que no había sido expuesta al sol tuvo unas 3800 mutaciones, ¡mientras que la piel que había sido expuesta al sol tenía unas 10000 mutaciones con los mismos genes! Si el riesgo de cáncer a la piel no es suficiente para que uses un filtro solar y sombreros de ala ancha, deja que la vanidad te persuada .
    • El sol te brinda la vitamina D esencial, así que asegúrate de tomar un suplemento si te preocupan tus niveles de vitamina D. Esta es una manera mucho más segura de conseguir esa vitamina que exponerte al sol.
  2. Come, bebe y consume bastantes antioxidantes. Cuando la piel absorbe los rayos UV, crean radicales libres, que son moléculas volátiles. Los antioxidantes le ayudan al cuerpo a defenderse de los radicales libres. Combate las arrugas comiendo alimentos y tomando bebidas que contengan antioxidantes (granadas, açai, arándanos, té verde) y usando cremas o humectantes que los contengan.
  3. Masajea tu rostro con omega 3. Los ácidos grasos omega 3 poliinsaturados de cadena larga (los básicos omega 3) hace maravillas para promover la reparación intracelular. Algunos ejemplos de aceites grasos omega 3 son el aceite de almendras, el aceite de huevo y la crema de leche. Los aceites del pescado también cuentan con omega 3 y también pueden tomarse como píldoras en gel.
    • El salmon y otros peces de aguas frías son fuentes excelentes de omega 3.
  4. Échate agua fría al rostro. Es lo primero que debes hacer en la mañana para estimular la microcirculación y regenerar la membrana de la piel. De preferencia, llena tu boca con agua cuando lo hagas, con el fin de estirar la piel del rostro.
    • Moja tu piel con agua fresca o fría por 15 segundos después de ducharte: cierra los poros y le ayuda a tu piel a secarse naturalmente. La piel tibia y de poros abiertos permite que salgan los aceites.
  5. Usa gafas de sol con protección UV de manera habitual. Protege la piel delicada alrededor de los ojos del sol, pero también te ayuda a evitar que entrecierres los ojos, lo cual causa arrugas.
  6. Duerme boca arriba para prevenir líneas causadas por dormir en otras posiciones. Al final pueden convertirse en arrugas. Además, dormir boca arriba o de costado también es mejor para la salud de tu columna vertebral.
  7. Deja de fumar. Los fumadores empedernidos tienen casi 5 veces más probabilidades de desarrollar arrugas excesivas que los no fumadores. Fumar puede dañar el colágeno, y las líneas alrededor de los ojos y la boca causadas por fumar con el paso del tiempo crean arrugas.
  8. Controla tus expresiones faciales. Las expresiones más animadas significan más pliegues, y los pliegues al final se convierten en arrugas. Puede ser difícil, pero trata de no fruncir el ceño, levantar las cejas ni bizquear. Sin embargo, no dejes de sonreír ni reírte. Una sonrisa sincera crea patas de gallo pero el poder de una alegría sincera contra las arrugas puede ser más fuerte que los efectos de no sonreír en absoluto.
  9. Sé feliz. En un estudio de gemelas idénticas (es decir, personas con los mismos genes), los investigadores descubrieron que las mujeres divorciadas se veían mayores que sus gemelas casadas o viudas, y las mujeres que tomaban antidepresivos se veían mayores que sus gemelas que no los tomaban. No está claro si los antidepresivos o la depresión en sí envejece más a una persona, pero estos hallazgos implican que mantener una relación feliz, llevar una vida optimista y despreocupada puede prevenir las arrugas. Por lo menos, ser feliz te ayudará a no preocuparte mucho por las arrugas.
  10. No le eches la culpa a tus genes. Es cierto que algunas personas envejecen con más gracia que otras. Y aunque los científicos empiezan a comprender más cómo la genética puede influenciar en el proceso del envejecimiento, también comienzan a descubrir cómo tu estilo de vida puede afectar tus genes. Tus genes solo influyen en el 30 % de tu envejecimiento, mientras que el otro 70 % depende de ti.
    • Nadie puede prevenir las arrugas por completo. Es algo natural del envejecimiento. Sin embargo, puedes controlar su intensidad.
  11. Debes ver al doctor si los productos de venta libre no funcionan y las arrugas te molestan. El ácido retinoico recetado puede minimizar la aparición de las arrugas. En las arrugas que aparecen solo por las contracciones musculares excesivas, como las líneas horizontales de la frente o las patas de gallo, se puede inyectar toxina botulínica. Es posible que las arrugas profundas necesiten inyecciones de relleno.

Consejos

  • Si sufres de la apnea del sueño o no puedes dormir boca arriba, usa fundas de seda o raso, ya que suelen ser más suaves que el algodón para la piel del rostro.
  • Asegúrate de tomar agua. Ayuda a mantener la piel hidratada.
  • No te olvides de ocuparte de otras áreas de tu cuerpo, no solo de tu rostro.

Advertencias

  • Nada puede prevenir las arrugas por completo: mantente alejado de las curas milagrosas como las exfoliaciones faciales, que pueden dañar la piel en gran medida.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página