Cómo asar fruta

La fruta asada tiene un sabor delicioso que resaltan las brasas o el calor. En general, asarlas hace que los sabrosos jugos salgan a la superficie al evaporarse, haciendo que la fruta sea extra dulce y deliciosa. Si invitas amigos a un asado y asas fruta al final de la comida habrás evitado preparar el postre y finalizarás la comida de la misma manera en que la iniciaste: ¡alrededor de la parrilla! No todas las frutas se pueden asar, y algunas quedan mucho más sabrosas que otras, así que este artículo te ofrece una lista sencilla de frutas y los tiempos aproximados que debes asarlas. De todas maneras, puedes experimentar. Las siguientes son algunas sugerencias para preparar algunos postres calientes muy sabrosos.

Pasos

  1. Escoge la fruta. Como habrás visto en la lista, hay numerosas frutas recomendadas y otras que deberías evitar. En general, es mejor que evites las frutas con un alto contenido de agua (como algunos frutos del bosque) o frutas delicadas, pero puedes usar casi cualquier otro tipo de fruta tomando las debidas precauciones o envuelta en papel aluminio. Y aunque la sandía tiene un alto contenido de agua, se asa sorprendentemente bien si la cortas en trozos gruesos.
  2. Prepara la fruta que escogiste. Lava pela y quítale cualquier parte dura o no comestible. En general, tendrás que quitar la cáscara, el carozo, la cubierta blanca de los cítricos, y las semillas, pero apegándote al tipo de fruta que estés usando.
  3. Corta la fruta en rebanadas que no tengan más de 1 cm (1/2 pulgada) de grueso. Puedes cortarlas en trozos de cualquier forma que quieras, pero intenta que no tengan más de 1 cm (1/2 pulgada) de grueso, y corta todos los trozos del mismo tamaño para que la fruta se cocine pareja y rápidamente, sin que se deshaga.
    • Las frutas con carozo, como los duraznos, se pueden asar en mitades.
    • Puedes asar rebanadas grandes de piña, pero a una temperatura más baja. Te resultará más fácil cortar este tipo de fruta en rebanadas.
    • Es recomendable que remojes la fruta en agua por 15 minutos antes de asarla. Esto evitará que se queme. Trata de cortarla en trozos que no puedan resbalarse entre los orificios de la rejilla de la parrilla, o atraviésalas con un pincho, como si estuvieses haciendo una brocheta. No pongas demasiadas en cada pincho, acomódalas de manera pareja.
    • Si estás asando fruta insertada en pinchos, trata de preparar las brochetas con trozos de frutas diferentes para hacerlos más apetitosos, combina, por ejemplo, piña, plátano, melón, kiwi, fresas y uvas. Puedes agregar un malvavisco a la brocheta para endulzarla, el malvavisco se derretirá sobre los trozos de fruta justo después de asarla.
    • Usa un pincel para cubrir los trozos de fruta que vas a asar con aceite vegetal, esto ayudará a que no se peguen a la parrilla del asador o a la fuente para hornear.
  4. Usa paquetes de aluminio (o "papillotes") para asar las frutas más blandas. Simplemente corta la fruta en trozos o rebanadas pequeñas, y colócala dentro de un paquete de papel aluminio. Puedes poner los paquetes directamente sobre el asador y asarlos por entre 15 y 20 minutos, cuando la fruta esté cocida descubrirás que está deliciosa y que es fácil de extraerla de la bolsa.
    • Rocía el sazonador, salsa u otros saborizantes adecuados sobre la fruta dentro del paquete de aluminio antes de cerrarlo. Los jugos de la fruta se mezclarán con los sazonadores y los trozos de fruta los absorberán.
  5. Prepara la salsa usando alguna de las sugerencias de este artículo o tu propia receta. Calienta la salsa que escojas en una olla pequeña, ya sea sobre el asador o en la estufa, hasta que esté cremosa. Evita que la salsa hierva.
  6. Limpia bien la rejilla de la parrilla. Esto quiere decir que tendrás que limpiar bien la superficie y frotarla con una toalla de papel o un trapo hasta que queden tan pocos residuos como sea posible. Quieres que la fruta adquiera un rico sabor caramelizado, pero el resultado no será el ideal si la carne, el pescado o las verduras que asaste antes se quemaron, o si quedaron residuos pegados a la rejilla, ya que el sabor fuerte que dejarán estos residuos afectará el sabor del postre.
    • Sabrás que la rejilla de la parrilla está limpia cuando ya no humee al calentarse lo suficiente como para cocinar sobre ella. Algunos cocineros raspan la rejilla y dejan el fuego encendido durante la comida para que se queme cualquier residuo que haya quedado pegado.
    • Si limpiaste los residuos quemados y grasosos, también puedes poner las frutas sobre la parrilla usando un plato de aluminio perforado o puedes poner una capa doble de papel aluminio aceitado sobre la rejilla de la parrilla. Esto evita que la fruta esté en contacto directo con la rejilla, algo que podría no agradarles a todos. ¡Sin embargo, ten presente que es la cocción sobre la parrilla lo que ayuda a que las frutas se caramelicen y a que tengan ese sabor extraordinario!
  7. Acomoda la fruta, las brochetas de frutas o los paquetes de frutas directamente sobre la rejilla del asador y asa por entre 3 y 5 minutos, o hasta que estén lo suficientemente tiernas como para comerlas (el paquete de aluminio puede requerir entre 15 y 20 minutos). Usa temperatura de media a alta para los periodos cortos de cocción. Voltea la fruta a menudo (a no ser que esté en un paquete de aluminio) y si preparaste el baño de salsa, rocía durante esta etapa, intentando no chorrear salsa donde se pueda quemar y hacer humo. Algunos de los tiempos comunes de cocción son:
    • Las rebanadas de manzana y de pera requieren alrededor de 5 minutos de cada lado.
    • Un plátano pelado, envuelto en papel aluminio, requiere alrededor de 5 minutos.
    • Los mangos asados tienen que ser volteados cada 3-5 minutos.
    • Las brochetas de fruta deben voltearse cada 3-5 minutos.
    • Las frutas blandas, como las fresas, se cocinan muy rápido, vigílalas todo el tiempo.
  8. Sirve con salsa y demás opciones para servir y rocía con azúcar morena al gusto para resaltar los sabores del caramelo.
    • Cuando asas la fruta y luego le pasas el rodillo dentro de un paquete grande y fino, por ejemplo, puedes obtener un postre similar a las crepas rellenas.
    • Si sirves una rebanada de pastel debajo de la fruta asada obtendrás un resultado más apetitoso con la salsa servida encima, y hay tantas opciones para servir la fruta asada como puedas imaginar.

Ingredientes

Frutas frescas adecuadas para asar (la porción recomendada de fruta es de entre 150 g y 200 g, o de 5 a 7 onzas, por persona):
  • Frutas con semillas: manzanas, membrillos, peras (como son fibrosas, podrían requerir de más tiempo de cocción), en rebanadas, rodajas o mitades.
  • Frutas con carozo: nectarinas, duraznos, chabacanos, ciruelas, cerezas, etc. (si las pones en pinchos, como si fueran brochetas, evitarás que los trozos pequeños se resbalen y caigan a las brasas).
  • Los melones (preferentemente los que apenas están maduros) y las sandías son especialmente ricos si los cortas en rebanadas estilo "bistec".
  • Frutas tropicales, como piña (la elección número 1), carambolas, papaya, mangos y demás.
  • Algunas bayas, o frutos del bosque. Las fresas son muy buenas, pero considera que la mayoría de las bayas se deshacen cuando se asan.
  • Las frutas enlatadas, aparte de la piña en almíbar (escurrida y secada con una toalla de papel) no son ideales, a no ser que las envuelvas en papel aluminio.
  • Los cítricos no siempre son ideales, te irá mejor si usas jugo de cítricos como salsa, aunque los quinotos (también conocidos como fortunella o naranja china) se pueden asar muy bien.
  • Aunque es suave y delicado, el plátano pelado queda muy bien si lo cortas en trozos pequeños y los atraviesas con un pincho o lo asas entero, con cáscara (a menudo esto se hace con chispas de chocolate presionadas a través de la cáscara).
Un baño preparado con especias como canela o pimienta gorda resalta el sabor delicioso de la fruta. Para prepararlo, mezcla las especias sugeridas que hayas elegido en 2 o 3 cucharadas de mantequilla derretida o jugo de naranja. Rocía la fruta con este baño cuando sea necesario. Sugerencias de salsas (para 4 personas):
  • 150 g (5.3 onzas) de azúcar de palma, 1 taza de crema de coco
  • 150 g (5.3 onzas) de azúcar morena y 1 taza de crema para batir
  • Jarabe de chocolate u otros jarabes comerciales (al gusto)
  • 250 g (aproximadamente 1/2 libra) de frutos del bosque frescos o congelados, molidos o licuados con azúcar al gusto
Otras opciones para servir la fruta asada :
  • Crepas grandes o pequeñas
  • Una rebanada de pastel
  • Helado de vainilla
  • Azúcar morena suave o coco tostado para rociar

Consejos

  • Una salsa preparada con 300 ml (10 onzas líquidas) de jugo de cítricos (como naranja, limón o lima), endulzado al gusto; o 300 ml (10 onzas líquidas) de vinagre balsámico, endulzado al gusto, son buenas alternativas para un postre más ligero, pero estos tipos de salsa no son ideales para todas las frutas, por ejemplo con los plátanos.
  • Puedes utilizar miel como saborizante.
  • Limpia y seca bien la rejilla lo más pronto que puedas después de usarla y acéitala levemente para protegerla y que no se dañe con los ácidos de la fruta. Esto asegurará que la rejilla dure más tiempo y que no tenga problemas de corrosión.
  • Si asas rodajas de manzana, de plátano, y de otras frutas que se oxiden debido a la exposición al aire, es recomendable que las bañes con jugo de limón primero, para evitar la oxidación.

Advertencias

  • Las frutas blandas se calientan con más rapidez, vigila su tiempo de cocción.

Cosas que necesitarás

  • Parrilla
  • Tabla y cuchillo para cortar
  • Pinchos, de madera o bambú, si los prefieres
  • Papel aluminio para envolver la fruta más blanda o para hacer recetas con fruta asada
  • Papel aluminio, plato de aluminio perforado o una malla fina de metal para colocar sobre la rejilla de la parrilla y evitar el contacto con los residuos de la grasa y los jugos de la carne, etc.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página