Cómo escoger fruta

¿Alguna vez has escogido fruta podrida o en mal estado en el supermercado? Morder una manzana y descubrir que está podrida o encontrar magulladuras en una pera no es nada agradable. En este artículo podrás saber exactamente en qué debes fijarte cuando escojas fruta.

Pasos

  1. Compra fruta de estación. La fruta fuera de estación es importada de lugares lejanos y rara vez conserva el sabor de la fruta de estación.
  2. Usa tus sentidos para escoger la mejor fruta en el supermercado. El olor, la textura y el aspecto son importantes para determinar si la fruta que escojas será madura y sabrosa o amarga, verde o insípida.
  3. Si la fruta tiene tallo, fíjate en él. El tallo es como un reloj natural que indica cuándo fue cosechada la fruta. Una fruta madura con tallo verde es perfecta. Una fruta muy dura con tallo verde significa que la fruta fue cosechada muy pronto y probablemente se vuelva harinosa cuando madure. Un tallo reseco indica que la fruta fue cosechada hace mucho y no tendrá el sabor y la textura de una fruta fresca.
  4. Busca la fruta que quieres hasta que la encuentres. Las frutas menos populares podrían estar fuera de estación, lo que significa que no podrás encontrarlas en el supermercado en este momento.
  5. Fíjate si la fruta tiene hongos. Si los tiene, déjala.
  6. Fíjate si el color es el correcto. Por ejemplo, no escojas fresas verdes.
  7. Fíjate si hay magulladuras y manchas que indiquen que la fruta fue tratada de manera brusca y terminó estropeada.
  8. Huele la fruta. Algunas frutas tienen un olor especial cuando están maduras, como los melones. Otras frutas despiden un olor rancio cuando comienzan a podrirse.
  9. Palpa la fruta con cuidado. Las frutas firmes, como manzanas y peras, deben sentirse duras al tacto, mientras que los melocotones, ciruelas y otras frutas suaves deben sentirse más blandas. Si pruebas la fruta de esta forma, ten cuidado de no dañarla.
  10. Escoge fruta que esté en contenedores abiertos, no en costales ni cajas apretadas. El dicho “una manzana podrida pudre todo el cajón” tiene mucho de verdad, y es muy raro encontrar un costal grande que no tenga al menos unas cuantas frutas en mal estado.
  11. Sostén la fruta. Si es pesada para su tamaño, encontraste una fruta muy buena.

Fresas

  1. Huélelas. ¿Huelen a fresa? Las fresas verdes o sin sabor no tienen un olor muy fuerte. Por otro lado, las fresas maduras y dulces despiden un intenso olor a fresa.
  2. Escoge las que tengan el color correcto. Las fresas deben ser de color rojo intenso y uniforme. Si son de color rojo claro, o tienen partes verdes o amarillas, no están maduras y no tendrán buen sabor.
  3. Pruébalas. Si está permitido, prueba siempre una fresa. Es la mejor manera de saber si las fresas que estás comprando son buenas.
  4. Escoge las que tengan el tamaño adecuado. Aunque las fresas enormes parecen suculentas, son las más pequeñas las que concentran más sabor.
  5. Cómpralas en la estación correcta. Las mejores estaciones para comprar fresas son el verano y la primavera. Las fresas que compres en cualquier otra estación no tendrán el mismo sabor. Las fresas no maduran después de cosechadas.

Uvas

  1. Fíjate en los colores de las uvas y sus tallos. Los tallos de las uvas deben tener un color entre beige y marrón, y deben estar ligeramente secos. Un tallo verde y grueso significa que las uvas aún no están maduras y estarán agrias o insípidas. Además, las uvas verdes deben tener una tonalidad amarilla pálida, mientras que las uvas negras deben tener un color intenso sin manchas verdes.
  2. Cómpralas en la estación correcta. Las uvas se cultivan todo el año en diversas partes del mundo. Si vives en el hemisferio norte, evita comprar uvas importadas entre enero y abril, ya que la mejor época es entre julio y diciembre.

Melocotones

  1. Huélelos. Como leíste más arriba, si ves melocotones o nectarinas que no huelen a nada, no tendrán buen sabor. Un melocotón debe oler a melocotón.
  2. Pálpalas. El melocotón debe sentirse un poco blando cuando lo aprietes, no duro como una roca.
  3. Obsérvalos. Los melocotones deben ser amarillos con abundantes partes rojas.
  4. Cómpralas en la estación correcta. La estación ideal para los melocotones en el hemisferio norte es de mediados de mayo a mediados de agosto. Es posible madurar los melocotones en una bolsa de papel. Según los expertos de la fundación Produce For better Health (PBH, por sus siglas en inglés), los melocotones emiten gas etileno durante su maduración. Esta hormona acelera el proceso de maduración de los melocotones y puede hacer que se conviertan en bocadillos deliciosos. Si colocas los melocotones en una bolsa de papel con la abertura cerrada pero no muy ajustada, el gas etileno cubrirá todas las frutas y las hará madurar más rápido.

Sandías

  1. Golpea la sandía y fíjate si produce un sonido hueco. Rasca la cáscara con la uña. Si la cáscara es blanca bajo la superficie verde, está madura.
  2. Fíjate en los colores. Una sandía debe tener un color verde medio u oscuro. Un verde claro significa que aún no está madura.

Consejos

  • Compra fruta “de estación”. El mercado actual permite la importación de fruta alrededor del mundo, y es posible que la fruta de primavera de un hemisferio haya sido cultivada y cosechada en buen estado en el hemisferio opuesto, pero también significa que ha viajado miles de kilómetros para llegar a tu supermercado y puede haberse estropeado en el trayecto.
  • Compra fruta y vegetales en mercados locales o granjas y huertas de venta directa.

Advertencias

  • Ten presente que es muy probable que una fruta perfecta haya sido tratada con insecticidas y encerada o tratada para preservar su color y textura.
  • El que una fruta sea buena no significa que esté madura.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página