Cómo crecer tus uñas en 5 días

Lamentablemente, la ciencia nos dice que en realidad no hay nada que se pueda hacer para acelerar el crecimiento de las uñas. En promedio, estas crecen alrededor de un milímetro por mes. Aunque no puedas acelerar el crecimiento de tus uñas en cinco días, lo que sí puedes hacer es mejorar su fuerza, evitando que se descascaren y se agrieten y que tengas que cortarlas antes de que tengan el largo que deseas. Si realmente necesitas tener las uñas largas en cinco días, lo mejor que puedes hacer es ponerte uñas postizas sobre tus uñas naturales, obteniendo así una apariencia completamente natural de forma instantánea. Este artículo te mostrará cómo fortalecer tus uñas para que crezcan de forma duradera y cómo aplicarte uñas postizas para tenerlas largas de inmediato.

Fortalecer tus uñas

  1. Toma suplementos de biotina. Aunque este suplemento no hará que las uñas te crezcan más rápido, te ayudará a fortalecerlas en caso de que estén quebradizas. Las uñas fuertes no se quiebran tan fácilmente, es por ello que si tomas este suplemento con frecuencia tendrás unas uñas más largas.
    • Los suplementos de biotina por lo general tienen calcio y silicona que también ayudan a fortalecer las uñas.
  2. Aplícate un endurecedor de uñas. Los endurecedores de uñas se deben usar solamente si tienes uñas débiles o uñas que se rompen o quiebran fácilmente. Como su nombre lo dice, estos productos, que se aplican en la superficie de la uña como el esmalte de uñas, endurecen la superficie de la uña y evitan que se descascaren y quiebren y que tengas que cortarlas antes de obtener el largo deseado. Existen varias marcas de endurecedores de uñas, pero una que tiene bastante aprobación en el mercado es el endurecedor de uñas Hard as Nails de Sally Hansen.
    • Recuerda que tus uñas solo estarán duras mientras estés usando el endurecedor de uñas. Cuando dejes de usarlo, tus uñas volverán a su estado normal.
    • Se debe usar el endurecedor de uñas solo como suplemento natural a un plan de salud de uñas de largo plazo, con el cual mejorarás la dureza natural de tus uñas.
  3. Hidrata tus manos y uñas. Piensa en la comezón que sientes en la piel en el invierno si no te hidratas con frecuencia. Ello se debe a que la falta de humedad en el aire provoca una piel deshidratada y débil, que se puede lastimar con facilidad, provocando así comezón. Al igual que tu piel, tus uñas deben estar bien hidratadas para estar lo suficientemente fuertes y así evitar lesiones, especialmente en un clima frío.
    • Utiliza una loción cremosa y espesa en tus manos durante el día, cada vez que notes que la piel se te está resecando.
    • Cuando te apliques la loción en las manos, pásala por las uñas y las cutículas mediante masajes.
    • Usa loción después de lavarte las manos, ya que la exposición al agua deshidrata las uñas y las hace más vulnerables a que se rompan.
  4. Utiliza guantes para protegerte del clima frío y de los químicos. Además de usar loción, recuerda siempre usar guantes o manoplas cuando estés fuera de casa expuesta al frío. Si trabajas con algún tipo de químico, como productos de limpieza para el hogar o productos de arte, protege tus manos con guantes gruesos o de látex, dependiendo de la situación.
  5. Evita que tus manos estén expuestas al agua de forma prolongada. Dejar remojar tus manos demasiado tiempo en el agua, así estés lavando los platos o estés en la piscina demasiado tiempo, puede debilitar tus uñas y hacer que se abran cuando crezcan un poco. Como resultado, tendrás que cortarlas con más frecuencia. Para tener unas uñas más largas, asegúrate de protegerlas del agua, por ejemplo usando guantes mientras lavas los platos.
  6. Ten cuidado con las cutículas. La cutícula es la parte más importante de tus uñas, ya que la protege de infecciones. Si te lastimas las cutículas, por ejemplo cortándolas o empujándolas sin antes suavizarlas, podrías lastimarte también las uñas, haciendo que estas crezcan con menos rapidez.
    • Utiliza algún agente limpiador o suavizador de cutículas en vez de cortártelas o empujarlas hacia atrás.
    • Al suavizar las cutículas, será más fácil empujarlas hacia atrás sin lastimarlas.
    • Masajea tus cutículas para mantener un flujo sanguíneo saludable en esa área. Aunque ello no hará que las uñas te crezcan rápido, las fortalecerá, manteniéndolas más saludables y fuertes por más tiempo.
  7. Córtate las uñas de manera adecuada. Evita cortarte las uñas en forma "cuadrada", sino más bien en forma "redonda" o "puntiaguda". Las uñas "cuadradas" suelen engancharse en ciertas superficies como la ropa, rasgándolas y haciendo que se rompan con mayor rapidez.

Aplicar uñas postizas

  1. Acepta riesgos. Aunque en general, las uñas postizas no ponen en riesgo la salud de tus uñas naturales, sí implican otra variedad de riesgos.
    • Si la uña postiza se mueve ligeramente por chocar con algo, pero se mantiene más o menos en su lugar, te corres el riesgo de contraer una infección bacteriana en el espacio entre las dos uñas.
    • Hidrata la parte entre las dos uñas. Ya sea por usar las uñas postizas durante demasiado tiempo o por aplicarte la uña postiza sin limpiar adecuadamente la uña natural, podrías adquirir una infección fúngica.
    • Algunas personas sufren de reacciones alérgicas a los adhesivos usados para pegar las uñas postizas. Los síntomas pueden ser tan sutiles como picazón y rojez, o severos como el desprendimiento de la uña natural. Siempre sácate las uñas postizas al primer signo de incomodidad.
  2. Limpia tus uñas. Elimina cualquier producto que haya quedado en la uña natural, incluyendo esmalte de uñas y endurecedor de uñas. Hidrata la uña y el lecho ungueal, y asegúrate de que tus manos estén completamente secas antes de continuar con siguiente otros paso.
  3. Escoge el largo de uñas que vaya de acuerdo con tus dedos. Si compras un kit de uñas postizas que viene con una variedad de estilos de uñas, tendrás muchas opciones para elegir y podrás encontrar una forma de uña que vaya de acuerdo con tu mano. En el futuro, puedes comprar kits más pequeños que solo tengan esa forma de uña.
    • Sin usar ningún pegamento, coloca varias formas y tamaños de uñas postizas sobre tus uñas naturales.
    • Cuando encuentres la uña postiza que más te guste para cada dedo, busca el número escrito en la parte “interna” de la uña, y anótalo.
    • En el futuro, busca kits que vayan de acuerdo con el tamaño de uña necesario para cada uno de tus dedos. Así, reducirás gastos al no tener que comprar un kit enorme con demasiadas opciones cada vez que quieras arreglarte las uñas.
  4. Aplícate el pegamento de uñas. Las uñas postizas probablemente vengan con una botella de pegamentos para uñas; de no ser así, puedes comprarla en la misma tienda en donde compraste las uñas postizas.
    • Coloca una pequeña cantidad de pegamento en tu uña natural, luego utiliza un hisopo para esparcirlo de forma pareja en toda la superficie.
    • Repite este procedimiento en la parte interna de la uña postiza que usarás en ese dedo.
    • Así quieras usar suficiente pegamento para mantener la uña postiza en su lugar, usar demasiado pegamento provocará un gran desorden y demorará más tiempo en secarse. Ello a veces resulta contraproducente, ya que las personas se impacientan y continúan con la otra uña antes de que el pegamento se haya secado por completo.
  5. Aplica la uña postiza en la uña natural. Asegúrate de que los bordes de la uña postiza estén bien alineados con el lecho ungueal de tu uña natural, de modo que no haya espacios notorios que hagan que los demás se den cuenta de que estás usando uñas postizas.
    • Mantén presionada la uña postiza sobre la uña natura durante unos 10 o 15 segundos o hasta que sientas que el pegamento se ha adherido correctamente.
    • Con un trapo limpio, limpia cualquier residuo de pegamento que haya quedado en tu piel o uñas.
  6. Repite este procedimiento con las otras nueve uñas. Recuerda tomarte tu tiempo con cada uña. Si lo haces de prisa, te corres el riesgo de que las uñas no se peguen bien y se caigan rápidamente.
  7. Corta y lima las uñas postizas. Después de haberte colocado correctamente las diez uñas postizas, puedes usar cortaúñas normales y lima de uñas para cortarlas y limarlas hasta tener la forma que te guste.
    • Como las uñas postizas son más fuertes que las uñas naturales, puedes usar la forma “cuadrada” en este tipo de uñas. No tienes que usar solo la forma redonda o puntiaguda como con las uñas naturales.
    • Cuando te limes las uñas, pasa la lima en una sola dirección, no hacia adelante y hacia atrás. Así obtendrás unas uñas más suaves y parejas.
  8. Aplícate el esmalte de uñas. Después de que tengas el largo y la forma de uñas que quieres, puedes terminar el procedimiento con dos capas de esmalte de uñas. No necesitas ningún esmalte especial para las uñas postizas, utiliza los mismos productos que usaste en tus uñas naturales.
    • Deja que la primera capa se seque antes de aplicar la segunda capa. Una doble capa hará que el color dure y no se descascare.
    • Limpia cualquier manchas de esmalte que te haya quedado en la piel con un hisopo humedecido en limpiador de esmalte de uñas.

Evitar las ideas equivocadas con respecto al crecimiento de uñas naturales

  1. No utilices ajos. Aunque el ajo no es malo, a menos que seas alérgico, pasártelo en las uñas no hará que crezcan más rápido y más fuertes. Aunque es una idea equivocada que muchos tienen, no existe evidencia médica ni científica que afirme que se puede usar ajos para que las uñas crezcan o se fortalezcan.
  2. No consumas altas cantidades de proteínas para tus uñas. Probablemente ya consumes una cantidad suficiente de proteínas para tu cuerpo, por lo tanto a menos que carezcas de proteínas (lo cual es poco probable), no necesitas añadir más proteínas a tu dieta para hacer que te crezcan las uñas. De hecho, demasiada proteína puede provocar obesidad, acelerar el daño renal y probablemente provocar diabetes..
  3. No utilices un empujador de cutículas. Empujar tus cutículas hacia atrás daña su salud, aumentando las posibilidades de infección y una muy mala salud de uñas.
    • Si has usado uno y has experimentado rojez, inflamación o hinchazón, consulta con un médico para que te haga las pruebas necesarias y trate una posible infección.
  4. No te cortes las cutículas. Al cortarlas en realidad estás haciendo que se endurezcan con el paso del tiempo, cuando por el contrario tienen que estar suaves para permanecer saludables. Al cortarlas también incrementas las posibilidades de que se abran y se vean desagradables.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página