Cómo limpiar peniques

Hoy en día, muy pocos artículos pueden comprarse con un solo penique, así que muchas personas tienden a echarlos en un frasco, guardándolos hasta que tengan el valor de unos dólares. O peor aún, los amontonan en una taza hasta que empiezan a ponerse pegajosos. Sin embargo, si deseas hacer un puente de monedas apiladas o jugar algún juego de mesa apostando peniques, sería conveniente que tengas peniques limpios y brillantes a tu disposición. Nota: Para los peniques acuñados después de 1982, revisa el método 5. Si los peniques tienen algún valor potencial, ¡nunca los limpies!

Usar vinagre y sal

  1. Agrega 1 cucharadita (5 g) de sal en 1/4 de taza (2 onzas) de vinagre. Si tienes muchos peniques, necesitarás agregar 1 cucharada (15 g) de sal en 1/2 taza (4 onzas) de vinagre para conseguir un buen resultado. Revuelve bien la mezcla para disolver la sal.
    • Si no tuvieras vinagre, puedes usar limón o incluso jugo de naranja. El óxido de cobre (la suciedad en tus peniques) se disuelve con un ácido suave, y eso es justo lo que son esos tres líquidos.
  2. Coloca los peniques dentro del vinagre o jugo de limón. Asegúrate de que no estén directamente uno sobre otro.
  3. Deja remojar los peniques por 5 minutos en el recipiente con vinagre o jugo de limón. Si están demasiado sucios o si vas a limpiar muchos a la vez, déjalos por unos cuantos minutos más para un buen resultado.
    • Para aquellos peniques que estén especialmente sucios, frótalos con un estropajo o un cepillo de dientes después que hayan reposado un momento en la solución.
  4. Retira los peniques y enjuágalos. Déjalos secar durante 5 minutos para que así ya no estén mojados. Para ese momento ya estarán brillantes.
    • Si no los enjuagas, los peniques tendrán un brillo verde azulado. Eso es lo que pasa cuando el cobre, el oxígeno y el cloro (de la sal) se combinan (produciendo la denominada malaquita).

Usar ketchup o salsa Tabasco

  1. Consigue una taza y un poco de ketchup. Este método también funciona con salsa Tabasco. Ambos son ácidos, al igual que el método de la sal y el vinagre (¡el ketchup es sal y vinagre, con tomates!) .
  2. Agrega una cantidad suficiente de ketchup en una taza como para cubrir totalmente las monedas. Ten en cuenta que, con este método, el olor del ketchup se quedará impregnado en la moneda cuando hayas terminado. La salsa Tabasco, por otro lado, podría dejar una coloración anaranjada. Sin embargo, ¡los peniques estarán limpios!
  3. Introduce la moneda y espera 3 minutos. Si tienes un cepillo de dientes a la mano (de preferencia el de algún amigo), después que hayan pasado los tres minutos, restriega el penique poniendo especial atención en las rugosidades pequeñas.
  4. Enjuaga la moneda con agua caliente. Además, si utilizaste el cepillo de dientes de un amigo, ¡también debes enjuagarlo!
    • Si los peniques quedaron limpios pero no brillantes, prepara una pasta de bicarbonato de sodio con agua y frótala en los peniques. ¡Luego enjuágalos y listo!

Usar Coca Cola

  1. Consigue una lata o botella de Coca Cola. No tiene que ser específicamente Coca Cola; una marca genérica también funcionará.
  2. Coloca los peniques en un plato para que así no estén uno sobre otro. El ácido de la Coca Cola necesita trabajar directamente en cada moneda.
  3. Vierte solo una cantidad suficiente de Coca Cola en el plato como para cubrir los peniques. No es necesario echar más, ¡así que agarra un sorbete y tómate el resto!
  4. Deja reposar de 4 a 5 horas. Para tener mejores resultados, dales la vuelta a la mitad del proceso. Pese a que este método funciona bien, el inconveniente es que se necesita mucho más tiempo que los demás.
  5. Retira los peniques y enjuágalos con agua tibia o caliente.

Usar un limpiador de metales

  1. Consigue un poco de solución limpiadora de metales. Las soluciones de limpieza para metales funcionan rápidamente en cualquier artículo de cobre, como los peniques y los utensilios de cocina con bases de cobre. Cualquier marca de limpiador de metales debe funcionar muy bien.
  2. Humedece las monedas y colócalas en un poco de la solución limpiadora de metales. El ácido oxálico quitará la suciedad. Deja reposar las monedas por unos cuantos minutos.
  3. Frota suavemente y enjuaga. Tus peniques quedarán tan brillantes que podrás hacer señales a los aviones, invocar a Batman o provocar una ceguera temporal. ¡Nada es tan fácil como eso!

Usar un borrador (para peniques desde 1982 en adelante)

  1. Agarra un penique sucio y un borrador. Aunque este método pueda funcionar en cualquier penique, es mucho más seguro utilizarlo en los peniques más recientes, lo que no sucede con los métodos anteriores. La acidez de los métodos anteriores hará que tus peniques de zinc se vuelvan negros.
    • Después de 1982, el cobre llegó a ser demasiado caro como para justificar su uso en una moneda que no vale casi nada. Por eso, se empezó a utilizar el zinc (un metal mucho más barato).
  2. Frota el penique con el borrador como si trataras de borrar una marca en un papel. Si eres hábil (o si tienes que limpiar demasiados peniques), podrías amarrar un lápiz (con un borrador) a un taladro y hacer que haga el trabajo por ti. También existen, increíblemente, cosas tales como los borradores eléctricos. ¿Quién lo hubiera sabido?!
  3. Voltea el penique y repite los pasos anteriores según sea necesario. Esto tomará cerca de 10 segundos por cada moneda. ¡La única desventaja de esto es que al final podrías tener la mano cansada y habrás gastado los borradores de uno o dos lápices! Aparte de eso, es un método rápido y fácil para dejar las monedas brillantes.

Consejos

  • Intenta limpiar monedas de denominaciones mayores utilizando estos métodos.
  • Incluso podrías utilizar jugo de tamarindo en vez de vinagre o jugo de limón.
  • Estos métodos funcionan para monedas de cualquier denominación.

Advertencias

  • Si haces esto con monedas coleccionables, podrías disminuir su valor e incluso arruinarlas por completo.
  • El vinagre disuelve el zinc. Si tus peniques están rayados y fueron hechos después de 1982, podrían terminar ahuecados.
  • No mezcles las monedas de distinto valor. Limpia los peniques solos, sin ninguna otra moneda; de lo contrario, las otras monedas terminarán descoloridas.

Cosas que necesitarás

  • Peniques (comprueba el año de emisión)
  • Un plato
  • Un líquido ligeramente ácido o borrador
  • Agua (para enjuagar)
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página