Cómo convencer a un profesor para que te permita volver a dar un examen

Hay muchas razones por las que podrías desaprobar un examen. Quizás pasaste por un mal día, tal vez tu memoria te falló o simplemente no estudiaste. Sea lo que sea, probablemente quieras volver a dar el examen que desaprobaste.

Pasos

  1. Determina qué provocó que desaprobaras el examen. ¿No estudiaste? ¿Te peleaste con tus padres? Es probable que tu profesor te pregunte y debes ser honesto al respecto.
  2. Acércate a tu profesor en un buen momento. Tú conoces mejor a tu profesor, así que decide cuándo debes acercarte a él o ella. Tal vez sea después de la clase o a la hora de salida.
  3. Pregúntale con educación si puedes volver a dar el examen. No te metas inmediatamente en una larga historia antes de que tu profesor diga algo, si no podría pensar que estás mintiendo.
  4. Debes reconocer que cometiste un error al desaprobar el examen. Dile a tu profesor que asumes la responsabilidad por desaprobar el examen y que estás tratando de ser responsable al pedirle volver a darlo.
  5. Dile a tu profesor la razón por la que desaprobaste el examen. Con suerte, deberías seguir este paso después de que tu profesor te pregunte por qué necesitas volver a dar el examen.
  6. Si es necesario, establece una meta con tu profesor. Es posible que te pida estudiar una hora por noche si no alcanzas el estándar de la clase. Debes comprender que solo está haciendo lo que es mejor para ti.
  7. Agradécele por su tiempo, independientemente de que acepte o no volver a tomarte el examen. Algunas veces, el profesor no te permitirá volver a dar un examen, independientemente de cuán convincente seas.

Consejos

  • Si tienes problemas con la información, pregúntale si hay un programa de tutoría en tu escuela. Esto le dejará más en claro a tu profesor que estás asumiendo la responsabilidad de tus acciones y te ayudará a comprender mejor la clase.
  • No te quejes ni discutas con tu profesor. Esto hace que sea menos probable que te permita volver a dar el examen.
  • Lo más probable es que tu profesor te permita volver a dar el examen si has tenido un buen rendimiento académico constantemente en esa materia.
  • Trata de encontrar un momento para conversar con tu profesor en el que nadie les interrumpa. Podría ser mejor para sacar el problema a la luz.

Advertencias

  • Solo porque tu profesor te haya dado la oportunidad de volver a dar el examen no quiere decir que tus problemas hayan terminado. Asegúrate de hacerlo muchísimo mejor la segunda vez para que tu profesor no se arrepienta de su decisión.
  • Esto solo funciona una o dos veces con el mismo profesor. Trata de que no sea necesario que vuelvas a dar exámenes demasiadas veces.
  • No le mientas a tu profesor. Si ha sido profesor por un buen tiempo, entonces es probable que sepa todos los trucos y no caiga en tu mentira.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página