Cómo sobrevivir siendo madre soltera

Las mujeres de cualquier edad pueden convertirse en madres solteras por la muerte de su esposo, divorcio, abandono o elección. Estas son unas cuantas sugerencias para mantener la salud mental, prosperar como un individuo y cuidar a tus niños de la mejor manera posible.

Pasos

  1. Mantén un estado mental sin culpa. Haz tiempo para ti misma para crear y aclarar tus valores.
  2. Recuerda que la sociedad tiene muchas personas buenas, amables y amorosas que tienen compasión y dan su apoyo.
  3. Considera las habilidades que ya tienes. ¿Eres una buena lectora? ¿Eres una buena comunicadora? ¿Sabes más de un idioma?
  4. Busca las iglesias locales, universidades y agencias sociales para que te ayuden con comida, ropa, necesidades médicas, refugio y una futura educación para ti misma.
  5. Sé responsable. Sé selectiva. No pienses que las coacciones con fondos limitados le permiten a cualquiera aprovecharse de nosotros o a forzarnos en una decisión. Recuerda, SOMOS las madres. En tanto tengamos amor para nuestros hijos, nuestra moral intacta y nos comportemos de una forma legal y responsable, todo debe funcionar de la mejor manera.
  6. Busca en los directorios telefónicos los hospitales que te puedan referirte a centros de crisis infantil, trabajadoras sociales u otras agencias sociales.
  7. Múdate si estás en un mal vecindario o en una relación poco saludable. Tu seguridad y la seguridad de tu(s) niño(s) es prioridad.
  8. Cree en ti misma. Reconoce que aunque pueda tomar mucho tiempo terminar la universidad siendo madre soltera, lo puedes lograr.
  9. Establece un sistema de apoyo con el que te sientas cómoda. Asegúrate de sólo tener amigos que sean de mente sensata y que puedan tomar decisiones saludables para tus niños en tu ausencia.
  10. Usa el apoyo económico que ofrece el estado para comida, casa y escuela, de ser necesario.
  11. Ignora a las personas que te critican.
  12. Limpieza. Recuerda mantener la limpieza y mantén tu domicilio en orden. Limpieza significa salud.
  13. Aprende RCP. Toma clases de RCP en tu Cruz Roja u hospital local.
  14. Toma clases de cuidados maternos. Muchas veces estas clases no te costarán si hablas con la recepcionista. La Cruz Roja no le puede negar a nadie las clases por no poder pagar. Las clases pueden salvar una vida. Recuerda, la maternidad es una habilidad aprendida.
  15. Las habilidades maternales son aprendidas. Si nos criaron bien, qué mejor; si creemos que queremos dejar algunas cosas detrás o mejorarlas, hazlo.
  16. Recuerda que cada día es un nuevo día y tú eres el arquitecto.
  17. Ten dignidad. Si escoges ir o no ir a una casa de fe, hazlo con la consciencia limpia.
  18. Combate la soledad. Cuando te sientas sola, pinta, dibuja, lee, canta, remienda algo, reza.
  19. Acepta la responsabilidad de tu maternidad.
  20. Aprendamos de nuestros niños. Ese es un continuo que siempre evoluciona.

Consejos

  • Mantente segura
  • Toma clases de cuidados maternales
  • Busca centros de caridad y becas
  • Ten fe

Advertencias

  • Ten cuidado con los extraños y algunos ‘amigos.’
  • Respeta tu intuición.

Cosas que necesitarás

  • Transportación (o apoyo para transportación)
  • Salud (recuerda que tus hijos dependen de ti)
  • Un cuidador o cuidadora de confianza
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página