Cómo redactar un discurso de agradecimiento para una graduación

La graduación es un evento importante y con frecuencia a las personas les gusta usar la ocasión para agradecer a todos los que les han apoyado durante la escuela o el programa. Sin embargo, escribir un buen discurso de graduación puede ser desafiante. Lee este artículo para saber cómo escribir un discurso de agradecimiento para tu graduación.

Hacer una lluvia de ideas

  1. Haz una lista de todas las personas a las que quieras agradecer. Este es un buen primer paso para que no olvides a alguien importante. Si vas a hablarle a una audiencia numerosa, siéntete libre de ser ambiguo sobre decir a quién va dirigido tu agradecimiento. Por ejemplo, puedes decir "quiero agradecer a todos mis profesores" en lugar de mencionar sus nombres, y puedes decir "quiero agradecer a mis amigos" en lugar de nombrarlos a todos. Esto es más rápido; de esta forma, es menos probable que hagas que alguien se sienta excluido.
    • Si estás hablando de unos amigos cercanos o familiares, dirígete por su nombre a las personas a quienes agradeces.
    • Escribe el nombre de cada persona o grupo de personas que venga a tu mente. Puedes editarlo después.
  2. Escribe por qué quieres agradecer a estas personas. A menos que tengas muy poco tiempo para hablar, deberías expandir tu discurso para incluir por qué estás agradecido con estos individuos. Escribe unas palabras o frases sobre tus razones para estar gradecido con estos amigos, familiares, entrenadores, profesores, etc.
    • Sé honesto sobre por qué estás agradeciéndole a alguien.
    • La razón puede ser muy simple. Por ejemplo, puedes decir "mi profesor de historia siempre me hizo reír" o "mi mamá me levantó cada mañana". Estos ejemplos son buenas razones para agradecer a alguien.
    • Entre más sincera sea la gratitud, mejor. Tómate un tiempo para reflexionar sobre tus sentimientos.
  3. Escribe cualquier otro pensamiento que tengas sobre este tema. Escribe libremente sobre el tema de la graduación y sobre estar agradecido. Anota cualquier pensamiento que se relacione con estar agradecido y con graduarte de tu escuela o programa. Es posible que notes algunas ideas interesantes o cosas que quieras decir que no se te ocurrieron antes.
    • Recuerda que no hay una manera incorrecta para hacer una lluvia de ideas; solo sigue escribiendo.
    • Continúa escribiendo libremente hasta que no puedas pensar en nada más que decir, y por lo menos hazlo por 30 minutos.
    • Ahora que ya hiciste tu lluvia de ideas sobre tu discurso es tiempo de escribirlo.

Escribir el discurso de agradecimiento

  1. Escribe la introducción del discurso. Esta debe ser interesante y captar la atención de la audiencia. Algunas estrategias que puedes usar son empezar con una pregunta retórica, una cita o una pequeña anécdota. Cualquier estrategia es buena siempre y cuando se relacione con estar agradecido y con graduarte. Intenta hacer que la introducción tenga entre 2 a 5 oraciones (o 2 párrafos para los discursos que duren más de 5 minutos). Te brindaremos algunos ejemplos:
    • "¿Por qué están agradecidos?". Esto es empezar con una pregunta retórica ya que la audiencia no responderá.
    • Como dijo Willie Nelson: "Cuando empecé a contar mis bendiciones, mi vida dio un giro". Esto es empezar con una cita.
    • "Era el primer día de clases de la preparatoria y me paré afuera de la puerta de mi primera clase, temeroso de entrar. En el último día de la escuela, dejé esa misma puerta sintiéndome agradecido". Esto es empezar con una anécdota.
  2. Escribe el cuerpo del discurso. Aquí es donde agradeces a tus amigos, familiares, profesores, etc. Lee tus notas y escribe uno o dos párrafos en los que digas a quién quieres agradecer y por qué en unas oraciones completas (2 a 3 minutos para un discurso que dure más de 5 minutos). No gastes más de 2 a 3 oraciones hablando de una sola persona a menos que realmente quieras enfatizar lo agradecido que estás con ella.
    • Por ejemplo, puedes decir "Me gustaría agradecer a mis amigos y a mi familia por inspirarme en cada momento que me sentía sin esperanza".
    • Otro ejemplo es decir "Quiero agradecer al profesor Z por ayudarme a escoger mi carrera".
    • El cuerpo del discurso sigue inmediatamente después de la introducción.
    • Evita insultar u ofender a aquellos de los que hablas. No hables sobre los problemas ajenos ni critiques a otros durante este discurso.
  3. Escribe la conclusión del discurso. Escribe de 1 a 2 oraciones (un párrafo para un discurso que dure más de 5 minutos) que resuman todo lo que quieres decir. Asegúrate de revisar tu tema y de unir todo en estas oraciones. La conclusión se ubica después del cuerpo del discurso y puede ser muy simple. Por ejemplo, podrías solo decir "Gracias otra vez".
    • Otro ejemplo es decir "Una vez más, tengo mucha suerte de tener amigos y familiares tan buenos. Gracias".
    • Puedes terminar de agradecer a alguien al decir "La última persona a la que quiero agradecer es a mi abuela. Siempre estuvo allí para mí. Buenas noches".
  4. Edita el discurso antes de practicarlo en voz alta. Quita los errores gramaticales, las partes muy largas del discurso, o cualquier otro elemento del que dudes incluir. Si tienes tiempo, pídele a un amigo, familiar o profesor que lea tu discurso y te dé su opinión. Cuanto estés satisfecho con lo que has escrito, puedes empezar a practicarlo.

Practicar el discurso

  1. Imprime una copia de tu discurso. Puedes llevarla contigo mientras hablas, pero recuerda fijarte en tus notas de vez en cuando. Imprime o escribe el discurso en letra grande para que puedas ver las palabras claramente. Es posible que necesites imprimir o escribir una copia clara del discurso después de que edites el discurso.
  2. Lee el discurso en voz alta mientras mides el tiempo que te toma leerlo. Inicia un cronómetro cuando empieces a leer y ve cuánto tiempo te toma leer el discurso completo. Posiblemente te asignen un límite de tiempo, por ejemplo de 3 a 5 minutos. Si vas a dar un discurso informalmente, decide tal límite. Detén el cronómetro cuando termines de leer.
  3. Edita tu discurso de acuerdo a cuán largo quieres que sea. Empieza a mover unas partes del discurso, acorta unas oraciones y haz un resumen más conciso si tu discurso es demasiado largo. Una vez que edites una oración o idea, lee el discurso de nuevo para verificar que sea lo suficientemente corto. Continúa haciendo esto hasta que puedas leer el discurso bien dentro del tiempo límite.
  4. Practica el discurso frecuentemente. Lee el discurso en voz alta un par de veces al día hasta que llegue el día de la graduación. Continúa midiendo tu tiempo para que no hables demasiado. Mientras te familiarizas con tu discurso, tu forma de hablar se agilizará.
  5. Practica un lenguaje corporal que exprese confianza mientras hablas. Esto incluye sonreír a menudo, hacer contacto visual y no estar inquieto. Respira cuando hables y evita decir "Este" o "Eh" muy a menudo. Practicar frente a un espejo, una grabadora o un amigo es una buena forma de ver si tienes un lenguaje corporal que expresa nerviosismo.
  6. Da tu discurso de agradecimiento en la graduación. Recuerda respirar, hacer contacto visual y sonreír cuando hables. Fíjate en tus notas si olvidas qué decir y diviértete agradeciendo a aquellas personas que son importantes para ti.

Consejos

  • Disfruta la ocasión, no es una que pase frecuentemente.
  • Durante el discurso, recuerda hacer contacto visual y sonreír.
  • Practica el discurso frecuentemente para disminuir tus nervios.

Advertencias

  • Recuerda que, aunque es un evento especial y te gustaría agradecer a todo el mundo, hablar mucho puede hacer que la persona de la que hablas se avergüence y puede aburrir al resto del público. Cumple con tu límite de tiempo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página