Cómo hablar con extraños

En las relaciones sociales, acercarte a personas que no conoces y entablar una conversación con ellas es el equivalente a saltar en caída libre. Es divertido e interesante, pero arriesgado. También podría cambiarte la vida. Si decides hacer el esfuerzo a pesar de los miedos que sientas al conversar con extraños, podrías tener la oportunidad de pasar el mejor momento de tu vida. Así que continúa leyendo si aspiras a poder conversar con extraños.

Controla tu ansiedad

  1. Practica hasta que conversar con extraños se vuelva algo natural. La mejor forma de superar la ansiedad social es confrontándola de forma directa. Conversar con extraños es como cualquier otra habilidad: mientras más la practiques, mejor te volverás. Si practicas lo suficiente, lo sentirás como algo completamente natural. Ni siquiera tendrás que pensar en cómo llevar las conversaciones con extraños. La mejor forma de practicar es fijarte metas semanales.
    • ¡No te abrumes! Si conversar con extraños te parece abrumador, tómalo con calma al inicio. Podrías empezar prometiéndote que hablarás con dos extraños en una semana. Agrega una persona más cada semana.
    • ¡Continúa exigiéndote! Existe una línea delgada entre asumir demasiado y no asumir lo suficiente. Si bien no debes abrumarte, tampoco debes permitir que tu miedo te retenga. Sal de tu zona de confort.
  2. Asiste solo a eventos sociales. Así es, no invites a nadie. Colócate en una situación social en la que no conozcas a nadie. Si no puedes ocultarte detrás de tus amigos, es más probable que salgas al mundo. No arriesgues mucho en estas situaciones. Si no conversas con nadie las primeras veces, ¡está bien! A pesar de ello, saliste y estuviste rodeado de extraños, ¡algo que no habrías hecho antes! Busca eventos en tu ciudad en los que puedas entablar conversaciones con extraños:
    • Exposiciones de arte
    • Lecturas de libros
    • Conciertos musicales
    • Exhibiciones en museos
    • Festivales al aire libre
    • Reuniones de amantes de la tecnología
    • Desfiles, marchas o protestas
  3. Pídele ayuda a un amigo. Si la idea de conversar con un extraño por tu cuenta es demasiado para ti, pídele ayuda a un amigo más extrovertido. Con su ayuda, puedes conversar con extraños y tener a tu lado un rostro familiar que te haga sentir cómodo.
    • Sin embargo, no dejes que tu amigo lleve toda la conversación. Asegúrate de que sepa que quieres contribuir más de lo que contribuirías normalmente.
  4. No pienses demasiado. Si te obsesionas con todo lo que podría ir mal antes de empezar una conversación con un extraño, vas a fracasar. Mientras más pienses en ello, más ansioso te pondrás. Cuando veas a alguien a quien quieras hablarle, rompe el hielo de inmediato, antes de que tengas la oportunidad de convencerte de no hacerlo. La adrenalina del momento hará que olvides tus nervios.
  5. Fíngelo hasta que lo logres. Conversar con extraños puede ser intimidante y agotador, en especial cuando arriesgas mucho. Si vas a una entrevista laboral o si quieres conversar con un hombre o una mujer atractivos, podría preocuparte que todos puedan percibir lo inseguro que te sientes. ¡Pero el único que sabe cuán nervioso estás eres tú! Solo pretende que sientes más confianza de la que en realidad tienes y la persona con la que estás conversando verá lo que quieres que vea.
    • Recuerda que mientras más converses con extraños, menor será la confianza que debas fingir.
  6. No dejes que el rechazo te desanime. Cuando empiezas a salir al mundo, es probable que alguna persona a la que te acerques te desaire. Pero, como persona tímida, sabes perfectamente bien que en ocasiones las personas no quieren conversar. Si alguien te rechaza cuando te acercas, ¡no te lo tomes como algo personal!
    • Trata de considerar los fracasos como algo emocionante, son una oportunidad para aprender y mejorar.
    • Las personas no muerden. Lo peor que puede ocurrir es que alguien te diga que está ocupado o que quiera estar solo. ¡Esto no es el fin del mundo!
    • El único que te observa y piensa en ti eres tú. No te preocupes de que las personas se rían de ti, ellas están muy ocupadas pensando en sí mismas.

Conversa con un extraño

  1. Luce sociable y amigable. Si luces ansioso o serio cuando inicias una conversación, inquietarás inmediatamente a la otra persona. Incluso si te sientes un desastre por dentro, trata de lucir relajado y amigable para hacer que las otras personas se sientan cómodas. Esto traerá como resultado conversaciones que serán mejores y más prolongadas.
    • Haz contacto visual. En lugar de jugar de forma nerviosa con tu teléfono, mira toda la habitación y observa a las personas. Haz contacto visual con las personas para saber quién más quiere entablar una conversación.
    • Sonríe cuando hagas contacto visual con las personas, incluso si no piensas conversar con ellas. Esto te da práctica en la comunicación no verbal y eleva las posibilidades de que alguien se muestre receptivo a una conversación.
    • Emplea tu lenguaje corporal. Empuja tus hombros hacia atrás, saca pecho y eleva tu mentón. Mientras más confiado luzcas, más personas querrán conversar contigo.
    • No cruces tus brazos sobre tu pecho. Las personas podrían interpretar los brazos cruzados como una señal de que no estás dispuesto o interesado en conversar.
  2. Usa una comunicación no verbal antes de iniciar una conversación con alguien. A los demás podría parecerles extraño que empieces a hablarles sin haberles dado alguna pista que indique que estabas a punto de acercarte. En lugar de acercarte e iniciar una conversación sorpresiva con una persona que está mirando en otra dirección, primero comunícate de forma no verbal. Haz contacto visual y sonríe para establecer una conexión antes de tratar de iniciar una conversación.
  3. Empieza con una interacción pequeña. Podrías querer conocer a alguien, pero empezar a conversar sobre temas profundos de la nada podría desanimar a las personas. Si vas a acercarte a un completo desconocido (sin reaccionar a algo que ambos observaron), empieza con algo pequeño. En lugar de empezar con una pregunta sobre sus metas en la vida, solo haz una observación o pide un favor:
    • Hombre, el bar está repleto esta noche. ¡Es mejor dejar buenas propinas!
    • ¡Hoy el tráfico es una pesadilla! ¿Sabes si hay algún evento en el vecindario?
    • ¿Podrías conectar el cable de mi laptop? El tomacorriente está detrás de ti
    • ¿Sabes qué hora es?
  4. Preséntate. Después de empezar con tu interacción pequeña, debes saber el nombre de la otra persona. La mejor forma de hacerlo es simplemente diciéndole tu nombre. En esencia, la cortesía hará que la otra persona se presente del mismo modo. Si te ignora cuando te presentas, puede estar de muy mal humor o puede ser grosero; de cualquier forma, lo mejor es que no trates de seguir esta conversación.
    • Al culminar esta interacción inicial, solo di “por cierto, me llamo [tu nombre]”. Cuando te presentes, ofrece un firme apretón de manos.
  5. Haz preguntas abiertas. Si haces preguntas que pueden responderse con un sí o un no, la conversación podría detenerse rápido. En lugar de ello, haz preguntas que hagan que la conversación se abra en lugar de cerrarse. Por ejemplo:
    • “¿Qué has hecho hoy?” En lugar de “¿has tenido un buen día?”
    • “Te he visto mucho por aquí. ¿Por qué vienes seguido? ¿Qué es lo grandioso de este lugar?” En lugar de “¿Vienes aquí con frecuencia?”
  6. Pídele a la persona que te explique algo. A todos les gusta sentir que son expertos en algo. Incluso si sabes mucho sobre el tema del cual están conversando, pídele a la persona que te explique algunas cosas. Por ejemplo, si hay una noticia, di “Oh, vi algunos titulares, pero no tuve tiempo para leer todo el artículo hoy en el trabajo, ¿puedes decirme de qué trataba?”. Las personas disfrutan más las conversaciones cuando sienten que tienen algo que enseñar.
  7. No temas estar en desacuerdo. Buscar puntos en común en una conversación es muy importante. Sin embargo, por más extraño que parezca, un buen desacuerdo puede ser una forma grandiosa de entablar una nueva relación. Muéstrale a la persona con la que estás tratado de conversar que salir contigo no será aburrido. Invítalo a participar en un debate en el que cada uno de ustedes pueda mostrar su inteligencia.
    • Haz que los debates se mantengan calmados. Si ves que la otra persona empieza a exhaltarse, detente de inmediato.
    • Lo que buscas es tener un intercambio de opiniones divertido, no una discusión.
    • Asegúrate de sonreír y reír con frecuencia durante el debate para hacerles saber a los demás que la estás pasando bien, no que te estás molestando.
  8. Solo habla de temas seguros. Si bien quieres realizar un debate, no debes tocar temas que causen una verdadera discusión. Un debate sobre religión o política podría herir la sensibilidad de alguien, pero uno sobre los mejores lugares a donde viajar o el mejor equipo de fútbol se mantendrá calmado y divertido. Otros temas seguros podrían incluir a las películas, la música, los libros o la comida.
  9. Deja que la conversación siga su rumbo. Podrías sentir la tentación de ceñirte a una lista elaborada de temas de conversación, ¡pero esto limitaría el potencial de la conversación! Deja que la conversación se desarrolle. Puedes tratar de dirigirla sutilmente a temas con los que te sientes más cómodo, pero no la manipules de forma extraña. Si tu compañero quiere conversar sobre algo que no sabes mucho, solo admítelo. Pídele que te lo explique ¡y disfruta aprendiendo algo nuevo!

Adáptate a tu contexto específico

  1. Toca temas simples en una interacción breve. Conversar con las personas en la fila de la tienda de abarrotes o en un ascensor es una forma grandiosa de conversar con extraños. Dado que estarán en un mismo lugar por un tiempo muy corto, sabes que podrás abandonar la conversación rápido, lo cual puede calmarte. No toques temas profundos durante estas interacciones. Toca temas simples y sé observador: “Hombre, este ascensor huele terrible” o “Por favor convénceme de no ceder al impulso de comprar todos los caramelos en el pasillo de la caja”.
  2. Diviértete en una interacción más larga. Si estás en una cafetería o un bar, o si estás descansando en la silla de una tienda de libros, tienes más tiempo para conversar. ¡Trata de disfrutarlo! Haz bromas y muestra el lado divertido de tu personalidad que solo tus amigos cercanos suelen observar.
  3. Conoce a alguien que te interesa de forma sentimental. Si conoces a alguien que piensas que te gustaría invitar a salir, haz preguntas más personales. Esto no solo hace que la nueva relación sea inmediatamente más íntima, también te enseña mucho sobre la persona con la que estás conversando. Puedes conocerla para determinar si es adecuada para ti.
    • Sin embargo, no vayas muy rápido. Preguntarle a alguien si quiere tener hijos en la primera conversación que entablan sería muy excesivo.
    • En lugar de ello, ofrece detalles semipersonales sobre ti y deja que la otra persona decida si quiere compartir información contigo. Por ejemplo, “En verdad soy un hijito de mamá (o una hijita de papá). Si no conversamos todos los días, me siento mal”.
  4. Sé profesional durante una oportunidad de entablar una red de contactos. Podrías estar en una fiesta con una persona que tiene influencia en tu línea de trabajo, podrías estar en una conferencia profesional. En toda interacción relacionada con las redes de contactos, debes darles a las personas la impresión de que eres seguro y capaz. Incluso si te sientes nervioso por conversar con un extraño, fíngelo hasta que lo logres.
    • No cuentes los chistes subidos de tono que podrían funcionar en un bar.
    • Cíñete a conversar sobre la industria en la que trabajas. Muéstrales a las personas que conoces tu campo y que eres bueno en tu trabajo.
  5. Trata de destacar durante una entrevista. La entrevista en sí es importante, pero también lo es la pequeña conversación que tendrás antes y después de ella. Tener una conversación agradable con el entrevistador muestra que eres alguien a quien desearían tener como colega. Asimismo, cada entrevistado podría responder a las mismas preguntas, por lo que es probable que el entrevistador empiece a verlos a todos parecidos. Las conversaciones pequeñas son los momentos en los que puedes mencionar un tema que te haga destacar.
    • Cuenta algo único sobre ti: “No asistí a la práctica de rugby para acudir a esta entrevista, ¡en verdad quiero este trabajo!”.

Consejos

  • No retengas a las personas en conversaciones. Si parece que la otra persona no tiene interés en conversar, no la presiones.
  • Si decides ir solo a un nuevo lugar o área, es una buena idea decirle a alguien a dónde vas y cuándo piensas regresar.
  • Si eres un usuario de Facebook, revisa tu página de eventos para saber si habrá alguno en tu área y cuándo y dónde se realizará.
  • Trata de formarte una reputación de sociable y amable. Esto podría ayudarte en reuniones e interacciones futuras.
  • Puedes usar las páginas web de redes sociales (como meetup.com o alguna otra que usen en tu área) que fomenten las interacciones en la vida real. Puedes buscar grupos en tu área local cuyos intereses concuerden con los tuyos y puedes participar en grupos sociales en los que es más probable que te sientas más cómodo hablando con personas nuevas.
  • La clave es poder sentirte cómodo contigo mismo, sin importar lo extraña, patética o rara que pueda parecer la situación. Si te sientes cómodo, las cosas serán menos extrañas.

Advertencias

  • Podrías tener alguno de los siguientes problemas, pero mientras más pronto los superes, más pronto descubrirás lo inofensivos que son en realidad:
    • No sabrás qué decir cuando te acerques a alguien.
    • Podrías quedarte parado y lucir incómodo.
    • Las primeras veces que te acerques a algunas personas, será casi evidente que estás temblando.
    • Podrías iniciar bien una conversación y luego quedarte en blanco sin saber qué más decir (silencios incómodos).
    • Te dirás a ti mismo “¡Esto es muy difícil! Creo que solo alquilaré una película”.
    • Algunas personas pensarán que estás tratando de coquetearles.
    • No te hagas el importante.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página