Cómo convertirte en ateo

El ateísmo, en su sentido más amplio, es la falta de creencia en algún dios. Esta definición incluye a aquellas personas que aseguran que no existe ningún dios, como también a aquellas que no se preocupan por si existe o no algún dios. Es decir, cualquier persona que NO dice “Yo creo que existe un dios/es” es atea. Existen definiciones más comunes, sin embargo, solo califican como ateos aquellos que piensan que no existe ningún tipo de dios, etiquetando al resto como agnósticos o no teístas. No existe una sola ideología que todos los ateos compartan, así como tampoco existen rituales o instituciones que los agrupe. Hay ciertos individuos que por sus creencias espirituales o religiosas algunos puedan describir como ateístas, a pesar que las personas que tengan esas creencias no se hagan llamar ateos. Debido a una creencia contraria, principalmente en países fuertemente religiosos, ser ateo no implica “desobedecer a Dios” deliberadamente. El ateísmo no es una creencia, es simplemente una no creencia. Los ateístas son acusados muchas veces de “odiar a Dios”, lo cual es imposible ya que no puedes odiar algo que no crees que exista. El ateísmo no está relacionado directamente a la “evolución” o a la teoría del “Big Bang”, sin embargo, muchos ateos, principalmente aquellos que desean estudiar el ateísmo y la religión profundamente, miran a la ciencia con admiración y de esta manera ganan interés por estas teorías. En países como Estados Unidos y en continentes como Asia, la religión es pujante. A pesar que puedan parecer países en blanco y negro, con las mayores tasas de pobreza, asesinatos, bajas tasas de educación y de desarrollo humano, suelen ser los países más religiosos en contraste con los países más ateos como Noruega y Suecia. Esta división también puede ser observada en los estados de Estados Unidos.

Pasos

  1. Examina tus creencias actuales. No importa lo que creías anteriormente, si en realidad no crees en dios, tu transformación está completa. No existe un proceso o alguna iniciación para convertirte en ateo (aparte de contarle a tus conocidos). Si puedes pensar “No creo que exista algún Dios” honestamente, ya eres ateo.
  2. Entiende la diferencia entre creencia y verdad. Considera los siguientes ejemplos:
    • Un extraño viene a tu puerta y te dice que tu hijo ha muerto en un accidente de tránsito afuera de su escuela.
      • Sentirás un golpe emocional, pero es un extraño. ¿Le crees? ¿Sabe quién es tu hijo? ¿En verdad crees que tu hijo ha muerto? ¿Es algún tipo de broma cruel? Es probable que te inclines más hacia no creerle y tener ciertas dudas.
    • Dos oficiales de policía cuadran su auto en tu puerta y te dicen que tu hijo ha sido asesinado. Necesitan que los acompañes para identificar el cuerpo.
      • Lo más probable es que les creas, son policías. Vas a sentir la emoción a pesar de no estar completamente seguro de que tu hijo ha fallecido. Será real para ti.
    • Deberías darte cuenta que la diferencia entre estos dos ejemplos es la autoridad del mensajero, no del mensaje en sí. Estos ejemplos también son escogidos por su contenido emocional ya que el contenido emocional es parte importante de lo que hace que una situación sea real para nosotros.
    • El punto es que, creyendo en algo basado en la autoridad o la emoción, e incluso en ambos, no podemos saber si es verdad hasta que lo veamos con nuestros propios ojos. La autoridad más alta que puedas imaginar te puede decir una cosa muy simple y puede que le creas, y ella también puede creer en sí misma, pero eso no lo hace verdad de ninguna manera.
  3. Debes entender la diferencia entre creencia científica y creencia religiosa. La diferencia entre creer en una teoría científica en vez de creer en un dogma religioso, recae sobre la diferencia que existe entre la institución de la ciencia y las instituciones de varias religiones. El concepto subyacente en las instituciones religiosas es que la naturaleza de la realidad es conocida para el hombre. La naturaleza de la realidadestá plasmada en algún libro o escritura. Este texto fue creado originalmente, o dictado, o inspirado por un Dios. Las instituciones religiosas se preocupan principalmente por difundir la información sobre la naturaleza “conocida” de la realidad, ya que bajo su entendimiento de realidad, eso es lo que se requiere que hagan. “Hechos” religiosos no están sujetos a pruebas, y en la mayoría de casos no pueden ser probados. Estos “hechos” son respaldados por evidencia abierta a la interpretación, o simplemente no hay evidencia para hacerlo. Los “hechos” religiosos no han sido evaluados por todas las religiones para llegar a un consenso. Por su parte, el concepto base en la institución de la ciencia es que la naturaleza de la realidad es desconocida. El interés principal de la institución de la ciencia es descubrir la naturaleza de la realidad sin realizar suposiciones ni supuestos. Las teorías científicas deben, por definición, ser probadas (falsificables). Estas teorías deben ser publicadas para ser revisadas por otros científicos con la intención de alcanzar un consenso. Las teorías que son aceptadas son respaldadas por evidencia que no se presta a la interpretación o está interpretada consistentemente por científicos calificados. Si la evidencia contradice a la teoría, la teoría será descartada. Uno cree en la autoridad científica porque ella deriva su autoridad del proceso de revisión, y porque tiene un interés en descubrir la verdad. Uno cree en la autoridad religiosa porque ellos han sido otorgados con esa autoridad por sus superiores, quienes consiguientemente son autorizados por sus subordinados. La religión no tiene interés en descubrir la verdad porque los “hechos” ya son conocidos.
  4. Recuerda que no eres la única persona que hay encontrado defectos en su religión. La humanidad, a lo largo de la historia, ha observado críticamente sus creencias religiosas y ha encontrado defectos. Si tienes problemas, analízalos con honestidad, siempre teniendo en cuenta que no serás castigado por tratar de encontrar lo que realmente crees. Si tus creencias son validas, entonces tendrán valor. La mayoría de las religiones creadas a lo largo de la historia, han desaparecido. Es difícil encontrar personas que todavía le rindan tributo a Thor o Quetzalcoatl. Examina por qué no crees en Thor, Rah o Zeus. ¿Serías islámico, cristiano o judío si creces en Irán, Mississippi o Israel?
  5. Toma en cuenta tu ética personal y trata de entender de donde proviene. No necesitas un Dios para ser moralista. Los ateos no son poco éticos por ser ateos. Como muchos teístas, los ateos donan a caridad y viven sus vidas de manera moralmente similar a los teístas. Los ateos simplemente tiene distintas motivaciones para hacerlo. Con o sin la religión, las buenas personas se comportan bien y las malas hacen el mal, pero para que buenas personas hagan el mal se necesita la religión. -Steven Wienberg
  6. Entiende la diferencia entre ateísmo y agnosticismo.
    • Los ateos no creen que exista algún tipo de dios. La mayoría de ellos se fijan en que no exista prueba alguna de su existencia. Debido a que no hay evidencia que pruebe la existencia de algún dios, no lo incorporan en su toma de decisiones. Los agnósticos no creen que sea posible probar la existencia de algún dios o dioses.
    • No tienes que ser anti-religioso. A pesar de esto, la mayoría de ateos desaprueba las organizaciones religiosas así como la doctrina de la fe como su principal virtud. Hay otros que si le prestan atención a los servicios religiosos por sus propias razones como la concordancia con dogmas moralistas, pertenencia a una comunidad e incluso el gusto por la música.
    • No debes desechar la “posibilidad” de fenómenos probables e improbables. Puedes reconocer que son posibles sin insistir o actuar como si fueran verdad o tratando de convencer a los demás de que lo son.
    • No debes subscribirte a cualquier tipo de creencias. El ateísmo no es una religión. Los ateos tienen una amplia variedad de creencias y perspectivas. La única similitud que guardan es la ausencia de creer en un dios.
  7. Debes entender que no es necesario olvidar tu cultura. La cultura, tradición y lealtad tribal son importantes para muchas personas, incluyendo a los ateos. Negar la creencia en dios no significa que tengas que despegarte de la cultura de tu religión pasada. Se podría decir que todas las religiones del hemisferio norte celebra un feriado por el solsticio de invierno. Una explicación posible para esto es la falta de trabajo agrario realizado y la abundancia de alimento cosechado para los meses de invierno que se avecinan. Este tipo de celebraciones puede, en muchos casos, ser importante para los ateos por su valor intrínseco como la generosidad, la comunidad, entro otros. Los ateos que alguna vez fueron cristianos siguen intercambiando regalos con sus amigos, exhiben árboles de navidad y se reúnen con la familia durante este tiempo sin connotación religiosa alguna. Lo mismo puede decirse de aquellos que en algún momento tuvieron fe.
  8. Saca conclusiones y aprende a ver el mundo desde una perspectiva lógica más que por fe. El método científico es aceptado universalmente como la mejor manera de entender el mundo.
  9. Discute el mundo bajo este contexto con otros ateos y con gente religiosa. Esto te ayudará a entender por qué la gente cree en lo que cree y a su vez podrás entender mejor tu ateísmo.
  10. Estudia múltiples formas de teísmo. Mientras que la mayoría de ateos afirma que los teístas hacen afirmaciones positivas (por consiguiente aceptando el peso de la prueba), es importante entender profundamente tu previa fe y su doctrina al igual que en otras religiones. Mientras más conozcas sobre otras religiones y más entiendas por qué la cree en lo que hace, tendrás una base más amplia para entender el mundo. También, te ayudará a manejar a las personas que traten de convertirte a su religión una vez que aprendan sobre tu ateísmo.
  11. Comunica tu perspectiva a los curiosos. No seas tímido pero tampoco condescendiente. Trata de ayudarlos a entender tu punto de vista de una manera no confrontacional. Sin embargo, puedes escoger no mostrar tu perspectiva si crees que te vas a meter en problemas. En algunos países o regiones, el precio por ser ateo puede ser muy alto.

Consejos

  • Recuerda, no está mal ser ateo.
  • No te preocupes por aparentar ser religioso o compartir valores de religión o por siempre estar oponiéndote a ella. Mientras sientas que eres ateo, lo eres.
  • Sería bueno que leas libros de Richard Dawkins, Daniel Dennett, Christopher Hitchens, Sam Harris, y Carl Sagan o escucha las rutinas de los comediantes George Carlin y Tim Minchin. Todos ellos están asociados al ateísmo.
  • Busca videos en Youtube de los usuarios como: Thunderf00t, FFreeThinker (Si, con doble F) y TheThinkingAtheist. Existen otros videos que promueven, explican y defienden el ateísmo. Pueden ser de gran ayuda.
  • Trata a todas las personas, incluyendo a las religiosas, con respeto porque es una manera sensible de actuar. Ser antipático con gente de fe solo validará los supuestos negativos que puedan tener sobre otros valores y tipos de creencias.

Advertencias

  • Puede que algunos de tus amigos ya no quieran asociarse contigo. Si eso pasa, no fueron amigos de verdad. Si lo fueran, seguirían a tu lado.
  • Debes estar preparado para ser recibido de mala gana por gente religiosa. Muchos teístas encuentran tu falta de creencias ofensiva y horripilante. Muchos ateos se encuentran en una posición socialmente marginada e incluso violentada. Es importante que hables sobre tus ideas, pero más importante aún es que lo hagas en el contexto apropiado.
  • Los creyentes intentarán convertirte. Puede que fallen completamente en entender tu nueva posición. Sé comprensivo.
  • Estudia tus creencias. No te conviertas en ateo solo porque quieras hacerlo. Estúdialo y piensa si es razonable que exista o no un dios. Por último, no te conviertes en ateo porque no escoges ser escéptico. Eventualmente te darás cuenta que eres escéptico.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página