Cómo explicar un cese laboral en una entrevista de trabajo

Puedes sentir nervios por tener que explicar las circunstancias a tus empleadores potenciales si has tenido un cese laboral. Querrás hacerte ver bien, pero tampoco querrás que te atrapen diciendo una mentira. Es importante ser honesto y seguro, sin importar lo que condujo a que tuvieras dicho cese laboral. Asimismo tendrás que aprender a convertir algo negativo en algo positivo para que el entrevistador obvie este cese laboral.

Responder a las preguntas difíciles

  1. Sé honesto. Lo mejor que puedes hacer es ser honesto cuando el entrevistador te pregunte por qué dejaste tu último trabajo. Inventar unas historias solo hará que te veas como irresponsable y poco confiable.
    • Piensa en lo que tu empleador puede decir si el entrevistador le llama para hacer un seguimiento a tu historia. Es muy importante que no digas nada que la historia de tu antiguo empleador pueda contradecir. Esto quiere decir que tendrás que reconocer que te despidieron por un mal comportamiento si así fue, en vez de decir que renunciaste.
    • De igual forma, es importante manejar la pregunta. Tratar de evadirla al cambiar de tema solo hará que te veas sospechoso.
  2. Cíñete a los hechos. Trata de evitar ponerte emocional cuando expliques por qué se te despidió, incluso si tienes una opinión firme al respecto. En lugar de ello, ofrece una breve descripción de los eventos que dieron como resultado tu cese laboral.
    • Ceñirte a los hechos te ayudará a evitar parecer muy arrepentido. Si bien es cierto que debes asumir la responsabilidad del cese laboral hasta una magnitud razonable, disculparte por tus acciones durante una entrevista solo hará que te veas desesperado.
    • Por ejemplo, en vez de decir "Mi jefe era realmente cruel conmigo y no pude soportar la presión, así que cometí unos errores tontos y que sabía que eran realmente malos", trata de decir "La manera en que trabajo es muy diferente a la de mi antiguo jefe. Él progresa bajo la presión de las fechas límites a último minuto, mientras que yo prefiero prepararme para los proyectos con anticipación. Debido a esto, no siempre pude conseguir los resultados que él buscaba".
  3. No señales con el dedo. Un posible empleador puede no creerte si culpas solo a tu antiguo empleador por tu cese laboral y no aceptas ninguna responsabilidad personal. Asegúrate de comentar al menos un poco de tu rol, incluso si acabas de decir que no fuiste el indicado para la cultura de la compañía o para ese trabajo específico.
    • No digas "Todas las personas en esa organización infringían las políticas de la compañía de vez en cuando, pero nunca se les atrapó. Yo solo fui desafortunado porque me atraparon". Culpar a las personas por tus errores solo demuestra que eres arrogante e irresponsable.
    • ¡Tampoco te explayes en tus errores! Mantente breve y luego pasa a decir comentarios más positivos.
  4. No te quejes. Nunca es recomendable decir algo negativo acerca de tu antiguo empleador durante una entrevista, sin importar las circunstancias.
    • Esfuérzate por permanecer calmado, incluso si sigues molesto por tu cese laboral. No querrás verte como una persona que guarda rencor.
  5. Reserva los detalles acerca de tu cese laboral injusto. Incluso si te sientes que fuiste discriminado, es mejor no dejar que tu entrevistador sepa que presentarás una acción legal en contra de tu antiguo empleador o que consideras hacerlo. Si bien es cierto que técnicamente no es legal no contratarte por esto, el entrevistador puede considerarlo como una señal de alarma. No querrás darle a tu posible empleador una razón para creer que le causarás un problema legal en el futuro.
  6. Demuestra que has aprendido de tus errores. Es importante comunicar qué lecciones has aprendido de la experiencia cuando reconozcas lo que sucedió en tu último trabajo. Habla acerca de cómo has madurado y cómo confrontarías esa misma situación si te sucediera en la actualidad.
    • Si se te despidió por infringir la política de la compañía, trata de decir "No pensé que infringir la política se tomaría seriamente. Sin embargo, este incidente me ayudó a volverme más responsable y respetuoso de las reglas. Comprendo la gravedad de lo que hice, y como resultado tengo más respeto por la compañía, el puesto laboral y la responsabilidad que este implica".
    • Deja claro que no volverás a cometer el mismo error.
    • No seas muy crítico contigo mismo. De lo contrario, puedes verte como si te faltara confianza y estuvieras desesperado por el trabajo. Solo habla acerca de las lecciones que has aprendido de una manera sutil y positiva, nunca te reprendas para demostrar una modestia falsa. Debes venderte, no minimizarte.
  7. Rodea lo negativo con lo positivo. Si tienes que decir algo un poco negativo para explicar tu cese laboral, asegúrate de rodearlo con unos comentarios positivos para evitar sonar muy negativo.
    • Por ejemplo, si se te despidió porque tuviste dificultades para llevarte con tus compañeros de trabajo, trata de combinar esta información con unas afirmaciones acerca de tu entusiasmo por hacer un buen trabajo y las lecciones que aprendiste del trabajo en equipo.
  8. Direcciona la atención hacia tus otros trabajos. Si solo se te ha despedido una vez y tienes un buen registro laboral, enfócate en tus logros pasados al enfatizar que ser despedido no fue normal para ti.

Minimizar la importancia del cese laboral

  1. No sientas vergüenza por un cese laboral. Un cese laboral no es lo mismo que ser despedido. Es muy posible que esto guarde más relación con la compañía en la que trabajabas que con tu desempeño, y tu entrevistador lo sabe. Trata de no preocuparte mucho por cómo se verá tu cese laboral si te sucedió.
    • Si tuviste un cese laboral, enfatízate en decir "Mi puesto laboral se eliminó" o "La compañía tuvo que dejar ir a varios empleados debido a unos problemas financieros".
  2. Sé algo tolerante contigo. Es importante no consumirte, incluso si se te despidió por un tipo de agravio. Si lo haces, esto puede tener un efecto negativo en tu confianza, lo que puede dar la impresión de no tener capacidad ante los empleadores posibles.
  3. Habla con tu antiguo empleador. Puedes conseguir su apoyo, aunque dependerá de cómo terminaron las cosas con él. Habla con él para que te brinde una referencia cuando comiences a buscar un nuevo trabajo. A pesar de que se te despidió, tu antiguo empleador puede seguir teniendo algo bueno que decir acerca de ti. Puedes lograr con él una historia aceptable acerca de tu cese laboral.
    • Es posible que tengas que tener la disposición de reconocer tus errores. Por ejemplo, si se te despidió porque no eras muy eficiente, trata de admitir lo errores que cometiste y explicar lo que aprendiste gracias a estos. Tu antiguo empleador puede estar dispuesto a recomendarte porque aprendiste tu lección.
    • Puedes conseguir una buena referencia de alguien más con quien hayas trabajado en la anterior compañía si tu antiguo gerente no te apoya. No temas pedirla.
    • No tendrás mucha suerte si cometiste algo realmente malo, como robarle a la compañía en la que trabajas o agredir a un compañero de trabajo.
  4. Reserva los detalles. No tienes que expresar por qué dejaste tu trabajo anterior en tu currículum vítae o en tu carta de presentación, a menos que se te lo pida específicamente. Si se te pide que lo indiques, hazlo breve y no seas específico. Puedes ofrecer más detalles al respecto durante tu entrevista en persona.
    • En algunos casos, puedes sentir que sería beneficioso explicar de inmediato tu cese laboral antes de que se te ponga contra las cuerdas. Esto depende solo de ti, pero ten en cuenta que puedes explicarlo mejor durante una conversación en persona, en vez de en algunas oraciones en tu carta de presentación o en tu postulación escrita.
  5. Mejora tu currículum vítae. Puedes preocuparte por cómo tu ausencia extendida en la fuerza laboral se verá en tu currículum vítae si no trabajaste por un tiempo después del cese laboral. Demuéstrale a tu posible empleador que pasaste el tiempo mejorando tus habilidades, en vez de verte como si no hubieras hecho nada durante este periodo de desempleo.
    • Dentro de lo posible, mejora tu empleabilidad al conseguir un nuevo grado o certificado o al tomar algunas clases para aprender algunas habilidades nuevas.
    • Prueba a trabajar como autónomo o consultor. Incluso si no tienes muchos negocios, esto llenará la brecha de tiempo y te hará ver como un líder.
    • Hacer trabajo voluntario también puede ser beneficioso para un currículum vítae, en especial si se relaciona de alguna manera con tu campo laboral.
  6. Destila profesionalismo. Una de las mejores cosas que puedes hacer es esforzarte más en ser profesional si quieres que tu posible empleador obvie tu cese laboral. No le des una razón para dudar de tu habilidad de realizar tu trabajo.
    • Asegúrate de practicar un buen protocolo de entrevista al vestirte profesionalmente, llegar temprano y silenciar tu teléfono celular.
    • De igual forma, es importante investigar la compañía y prepararte para responder a las preguntas acerca de la industria y los requerimientos del trabajo.

Consejos

  • Ser despedido no es el fin del mundo. ¡No te rindas en buscar el trabajo perfecto!
  • Siempre expresa que estás agradecido por lo que has aprendido en tus experiencias pasadas, sin importar cómo terminaron.
  • En cuanto más positivo y seguro seas, habrá menos probabilidades de que el posible empleador sospeche algo incriminatorio.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página