Cómo saber si estás creciendo

Prácticamente todos los niños, e incluso algunos adultos, tienen muchas ansias de crecer. Desafortunadamente, no hay un método rápido para aumentar de altura. Si eres niño, debes ser paciente, pero si eres adulto, ¡espera que no empieces a encogerte pronto! Aprende métodos sencillos para registrar tu altura y así saber si estás creciendo.

Registrar tu crecimiento

  1. Busca señales de que has crecido. ¿Has empezado a chocarte con la puerta baja del sótano? ¿Finalmente has superado la señal que dice “debes tener esta altura para entrar” que se encuentra en las montañas rusas de los parques de diversiones? Entonces estarás creciendo de manera lenta pero segura.
    • Las piernas del pantalón que te quedan cortas son una forma sencilla de darte cuenta de que estás creciendo. Si los jeans que tenías que recoger ahora te dan la apariencia de estar listo para una inundación, quizás sea tiempo de medirte (y también de comprarte unos jeans nuevos).
    • El crecimiento del pie es otra señal de que probablemente aumentaste de talla. Debido que estos son tu base del mismo modo como las raíces que sostienen un árbol en crecimiento, no es sorprendente que haya una correlación clara entre la talla del pie y la altura de las personas.
  2. Encuentra un punto de comparación. Si tienes un hermano o una hermana, probablemente se han medido de espaldas más de una vez para ver quién es más alto. Sin embargo, escoger una referencia que no esté en crecimiento también será la mejor manera de comprobar que tu altura está aumentando.
    • Prácticamente cualquier objeto fijo y que no crezca, como la parte inferior de un cartel en la pared, el techo de una casa de árbol o tu papá de espaldas, podrá ser un punto de referencia. Mientras más cerca estés de tener el cartel a la altura de tus ojos, de tocar el techo con la cabeza o de alcanzar los omóplatos de tu papá, más estarás creciendo.
    • Sin duda, lo tradicional es que el punto de referencia de un niño sea una pared, la jamba o el panel interno de una puerta donde se puede marcar su altura cada cierto tiempo.
  3. Párate contra la pared. Hay métodos para obtener la medida exacta cuando estés contra una superficie plana como una pared, pero es crucial ser consecuente. Si anteriormente has medido tu altura con los pies descalzos, no olvides quitártelos cada vez que te pares derecho para registrar tu progreso.
    • Quítate los zapatos y aplasta tu cabello si fuera necesario.
    • Párate derecho, con la espalda y los talones contra la pared. Mantén los pies juntos y extendidos sobre el piso (¡no te empines!).
    • Mira de frente. Haz que alguien marque con un lápiz el punto más alto de tu cabeza contra la pared. Otro método menos preciso que te servirá si estás solo es sostener un libro sobre tu cabeza, presionarlo contra la pared, darte la vuelta mientras lo mantienes en su lugar y marcar el punto con un lápiz.
  4. Marca tu progreso. ¡A los padres les encantan hacerlo para ver cuánto ha crecido su querido bebé!
    • Haz las líneas en la pared con un lapicero o un marcador si quieres que sean más permanentes que con lápiz y añade la fecha (junto con el nombre del niño y su edad, si lo deseas).
    • Si no puedes hacer marcas en la pared, toma una cinta métrica y registra la distancia desde el piso hasta la marca en la pared. Ten un libro de registros con la información importante.
  5. Visita a tu médico. Medir la talla y el peso es un procedimiento estándar de las citas médicas, tanto para niños como para adultos, porque los cambios inusuales en cualquiera de las dos medidas podrían indicar problemas de salud. El crecimiento saludable es un buen indicio de que el cuerpo está sano, en especial en el caso de los niños. El médico llevará un cuadro con la velocidad de tu crecimiento, que es su variación en el tiempo.
    • La enfermera o el médico tomará las medidas exactas para su registro, así que pídele los resultados para ti y anótalos, si así lo deseas.
    • Si tienes más de cuarenta, no te sorprendas si empiezas a volverte un poco más bajo cada vez. En este momento, ya habrás pasado largamente el periodo de crecimiento y los efectos de la gravedad, en especial sobre la columna vertebral, empezarán a arrastrarte hacia abajo. Sin embargo, una disminución de la altura inusualmente rápida podría ser la señal de una enfermedad como la osteoporosis (que es, en esencia, la debilidad de los huesos).
  6. Haz proyecciones de tu altura final. Como la genética cumple el papel más importante en la altura final que podrías tener, considerar la talla de tus padres te dará una buena idea de la que tu tendrás finalmente.
    • Hay artículos que muestran diferentes métodos de predecir la altura, incluidos los que se mencionan en este. Sin embargo, ten en cuenta que los métodos más simples tienen un margen de error de +/- 10 cm (4 pulgadas), lo que quiere decir que aunque quizás proyectes tener una altura de 1,67 m (5 pies y 6 pulgadas), podrías llegar a tener 1,57 o 1,77 m (5 pies y 2 pulgadas o 5 pies y 10 pulgadas).
    • El método de Gray simplificado consiste en sumar las aturas de tus padres (en pulgadas o centímetros), dividir el resultado entre dos y sumarle (para chicos) o sustraerle (para chicas) 10 cm (4 pulgadas).
    • En el caso de los niños pequeños, duplicar la altura de una niña a los dieciocho meses o la de un niño a los dos años te dará un estimado bastante exacto.
    • También existen métodos de cálculo más exactos (simplificados gracias a calculadoras en Internet) o rayos X de la mano que determinan la “edad ósea”, y tienen un valor especial para los niños más grandes.

Tener mayores probabilidades de crecer más

  1. Acepta que lo que puedes hacer es limitado. Tu altura final está determinada en gran medida por la genética (un 70 %) y el resto (un 30 %) depende de la salud, la nutrición y los factores ambientales.
    • Así que si terminas más o menos alto de lo que te gustaría, échale la culpa a tus genes y ¡no te molestes colgándote de las barras para crecer!
  2. No le hagas caso a los métodos fantásticos para crecer de “Internet”. Cualquier búsqueda que realices te dará cientos de resultados con páginas que ofrecen métodos “que no te puedes perder” para incrementar tu altura. La mayoría de ellos no sirve. Unas pastillas especiales no te harán crecer, pero tal vez te provoquen enfermedades y definitivamente te quitarán tu dinero.
    • Muchos de estos sitios describen ejercicios que estiran el cuerpo. Aunque estirarse es bueno y podría incrementar un poco tu altura por un periodo corto de tiempo, no verás beneficios a largo plazo. Recuerda que la gravedad siempre gana.
    • Dicho esto, los ejercicios que mejoran tu postura, para que te pares más derecho pueden ayudarte, al menos, a verte más alto.
  3. Duerme el tiempo adecuado. El cuerpo humano produce las hormas de crecimiento durante el sueño, así que mientras más profundo y relajante sea el tuyo, más probabilidades tendrás de maximizar tu potencial genético de altura.
    • Por razones de salud física, mental y emocional, los adolescentes en crecimiento deben tratar de dormir entre ocho y diez horas en las noches, y lo ideal es que sea en horarios consistentes para que el reloj del cuerpo esté bien equilibrado.
  4. Ingiere una dieta saludable. No, no existen súper alimentos que mágicamente te convertirán en un pívot de la NBA, pero una nutrición adecuada puede ayudar al proceso de crecimiento de tu cuerpo.
    • Ya conocerás las instrucciones para comer de manera saludable: más frutas y verduras, y proteínas magras; menos grasas saturadas y azúcares refinados; más alimentos frescos; y menos procesados.
    • Algunos nutrientes en particular, como el calcio, que fortalece los huesos (y de esta forma contribuye a mejorar la postura) son beneficiosos para verte y sentirte más alto.
    • Otros nutrientes esenciales como la niacina, la vitamina D y el zinc, los que consumirás como parte de una dieta variada y saludable, también podrían ofrecerle beneficios adicionales al crecimiento de tu cuerpo.
  5. Ejercítate con frecuencia. No te concentres en los planes de ejercicios que dicen que te harán más alto. Más bien, concéntrate en un régimen saludable que consista en rutinas de aeróbicos y entrenamiento con peso. Una buena salud le dará a tu cuerpo más oportunidad de crecer.
    • Como se mencionó anteriormente, estirarse es bueno para el cuerpo, pero los ejercicios de estiramiento que dicen que te harán más alto de manera permanente no funcionarán por mucho tiempo. Enfócate en la salud y el estado físico, y deja que el crecimiento venga por sí solo (tanto como te lo permitan tus genes).
    • Sesenta a más minutos de actividad al día podrían contribuir a que los adolescentes se sientan y vean bien, lo que es beneficioso aunque no crezcas. Puedes encontrar regímenes de ejercicios recomendados en Internet.

Consejos

  • Fíjate en cómo te queda la ropa. Si te das cuenta de que la basta de tus pantalones que llegaba al suelo cuando los compraste ahora no te quedan ni en los tobillos es una señal concluyente de que has crecido. También es posible que alguien no esté lavando bien la ropa y que se hayan encogido.
  • No te obsesiones con tu altura. Es poco lo que puedes hacer para acelerar el proceso de crecimiento y algunos crecemos de a pocos, para luego dar un estirón en poco tiempo.
  • Pídele a alguien que haga las marcas de tu altura si puedes, pues es más fácil y podría ser más exacto.
  • Trata de medir tu talla a la misma hora cada vez que lo hagas. Tu columna vertebral se expande cuando estás recostado y se comprime conforme avanza el día. Puedes ser unos 2,5 cm (1 pulgada) más alto en la mañana que en la tarde.
  • Saca unos pantalones del año pasado o incluso de algunos meses atrás y fíjate cómo te quedan. ¿Te quedaban muy sueltos? ¡Ahora te quedan! ¡Entonces estás creciendo!
  • Mide con mucho cuidado y mantén el cuerpo en la misma posición cada vez que lo hagas. Es posible que no notes mucha diferencia así que tomar las medidas con cuidado garantizará una mayor exactitud.
  • Si quieres una mayor precisión debes medirte cada cierto tiempo en el mismo centro médico.
  • No te sientas desanimado si no ves un cambio repentino. Disfruta de tu vida y de tus amistades que no tienen nada que ver con tu altura.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página