Cómo saber si tu hámster se está muriendo

Prestar atención a la salud de tu hámster es una parte muy importante de ser un dueño responsable. Los hámsters viven de dos a tres años. A veces, cuando tu hámster está viejo, no habrá nada que puedas hacer para salvarlo. Sin embargo, los hámsters están propensos a un gran número de enfermedades muy serias que pueden curarse. También debes llevar a tu hámster al veterinario si sospechas que tu hámster está enfermo. El veterinario puede informarte con seguridad qué le está pasando a la salud de tu hámster.

Observar el comportamiento de tu hámster

  1. Pasa tiempo con tu hámster todos los días. Es importante pasar tiempo con tu hámster cada día para que conozcas cuál es su comportamiento normal. Un cambio en el comportamiento de tu hámster es un indicador muy importante de que está enfermo. Si no pasas tiempo con tu hámster de diario, entonces no reconocerás si el comportamiento de tu hámster cambia.
    • Crea una rutina, para que pases la misma parte del día con tu hámster. Esto te ayudará a acostumbrarte a cómo actúa tu hámster durante ese mismo periodo de tiempo todos los días.
  2. Observa los hábitos alimenticios de tu hámster. Un hámster saludable comerá varias veces durante el día. Aunque los hámster duermen durante el día, estos se despertarán seguido para comer.
    • Toma nota de si tu hámster está comiendo y de cuánto está comiendo.
    • Si tu hámster está comiendo menos, pero sigue comiendo, entonces presta atención a lo que está comiendo los siguientes dos días.
    • Si tu hámster deja de comer, debes llevar a tu hámster al veterinario de inmediato.
  3. Observa la actividad de tu hámster. Los hámsters por lo general son muy activos, especialmente durante la noche. Tu hámster por lo general dormirá durante la mayor parte del día, así que no te preocupes si tu hámster está dormido durante el día. Si tu hámster no se mueve la mayor parte del tiempo y no quiere jugar, entonces puede estar enfermo.
    • Si tu hámster ya no es tan activo y juguetón como antes, entonces préstale atención en los siguientes días.
    • Si los niveles de actividad del hámster no se normalizan, lleva a tu hámster al veterinario.
    • Los hámsters por lo general hibernan cuando la temperatura está muy fría por mucho tiempo. Si piensas que tu hámster está hibernando, lo cual te puedes dar cuenta si parece estar en un profundo sueño y su respiración es muy superficial, calienta un poco el área y asegúrate de que haya mucha agua y comida a la mano para cuando despierte el hámster.
  4. Revisa si tiene diarrea. Una enfermedad muy común de los hámsters se llama "cola mojada" y esta enfermedad va acompañada por diarrea. Puede ser una evidencia de una infección muy seria.
    • Revisa la base de la cola de tu hámster para ver si hay una sustancia húmeda parecida al moco.
    • Si tu hámster tiene diarrea, acompañada con cambios en sus hábitos alimenticios y en sus niveles de actividad, es probable que tenga la enfermedad cola mojada. Esta enfermedad puede ser fatal dentro de 48 horas. Por eso, necesitas llevarlo al veterinario de inmediato.
    • Si el veterinario se da cuenta que tiene cola mojada, entonces debe prescribirle antibióticos, algo para la diarrea o administrarle muchos líquidos.

Observar la apariencia de tu hámster

  1. Observa la piel de tu hámster. Cambios a la piel de tu hámster pueden indicar problemas de salud. En especial, busca por señales de infección, como enrojecimiento, hinchazón y abscesos.
    • Piel roja y escamosa puede ser una señal de una infección o demás enfermedades de la piel.
    • Revisa si no está deshidratado levantando el pellejo (el pescuezo) sobre los hombros de tu hámster. Si al dejarlo caer se acomoda nuevamente en su lugar, entonces está normal. Si el hámster está deshidratado la piel se quedará levantada. Esta es una señal muy seria y debes de llevar a tu hámster con el veterinario.
    • Tu hámster puede rascarse más si tiene un problema de la piel. Esto te puede indicar que de hecho está enfermo. Sin embargo, también puede causar una infección si se está rasque y rasque.
  2. Observa el pelaje de tu hámster. Por lo general, el pelaje de un hámster debe ser mucho y debe brillar. Eso es normal. Sin embargo, si tu hámster empieza a perder pelo de repente, entonces puede estar enfermo.
    • Si el pelo alrededor de la panza y la cola de tu hámster está húmedo y enmarañado, esto puede indicar una infección.
  3. Observa la cara de tu hámster, sus ojos y su boca. En particular, observa si su nariz está chorreando, si sus ojos están rojos o inflamadas y si sus mejillas están hinchadas.
    • A los hámsters a menudo les chorrea la nariz cuando están enfermos y son muy vulnerables a los resfriados. Por lo general, estas enfermedades no son mortales, pero si sigue con el resfriado, entonces debes llevarlo con un veterinario.
    • Tu hámster tiene pequeñas bolsitas en sus mejillas donde guardan toda la comida. Si notas que esas bolsitas parece que están llenas por mucho tiempo, entonces pueden estar infectadas.

Consejos

  • Si tu hámster está enfermo, ponte a leer el artículo "Cómo tratar a tu hámster enfermo".
  • Si tienes dudas, mejor ve con un veterinario.
  • Cuando vayas con el veterinario, lleva una lista detallada de todos los síntomas y comportamientos que observaste. Esto le puede ayudar a tu veterinario a descartar las posibles enfermedades.

Advertencias

  • Es probable que el veterinario no pueda hacer mucho por tu hámster.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página