Cómo proteger a tu hijo del resfriado y de la gripe en vacaciones

Los niños son susceptibles a los resfriados y a la gripe debido a su interacción diaria con otros niños en la escuela, en la guardería o en otras actividades. En las vacaciones, son aún más propensos a enfermarse debido a que están expuestos a nuevos virus que se transmiten entre familiares y amigos con quienes se encuentran y juegan. Además de tener más contacto con otras personas en las vacaciones, el clima podría mantener a los niños en el interior de la casa en esa época del año y el confinamiento aumenta la probabilidad de contraer algún virus. Protege a tu hijo de los resfriados y de la gripe durante las vacaciones promoviendo hábitos saludables, dándole un poco de aire fresco y manteniéndolo limpio y libre de gérmenes.

Evita los resfriados y la gripe durante las vacaciones

  1. Fomenta el lavado de manos durante las vacaciones. Asegúrate de que tus hijos se laven las manos con agua y jabón cada vez que usen el baño, y antes y después de preparar y comer sus alimentos.
    • Utiliza regalos o golosinas propios de la temporada de vacaciones como incentivo. Por ejemplo, no dejes que coman los bastones de caramelo ni que abran las calcetas navideñas hasta que se hayan lavado las manos.
  2. Enséñales a utilizar pañuelos de papel en lugar de sus manos y sus mangas para limpiarse la nariz. Puedes comprar cajas de pañuelos con diseños de la temporada de vacaciones para tener una opción más divertida y atractiva para los niños.
    • Haz que se laven las manos después haberse sonado la nariz o de haberse limpiado los mocos. Asegúrate de descartar el pañuelo de papel inmediatamente.
  3. Evita que los niños compartan vasos, cucharas, tenedores, botellas, alimentos o bebidas. El hecho de pasar el mismo recipiente con la misma comida una y otra vez puede propagar gérmenes y virus.
  4. Mantente alejado de los fumadores. Estar expuesto al humo de segunda mano puede aumentar el riesgo de contraer un resfriado.
    • Organiza una reunión por las vacaciones en la que no se pueda fumar. Lleva a los fumadores a un espacio abierto cuando necesiten fumar un cigarrillo.
  5. Considera aplicarle una vacuna contra la gripe a tu hijo. Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC) recomiendan que los niños de 6 meses de edad o más reciban la vacuna contra la gripe estacional cada año.
  6. Trata de evitar que los niños se toquen los ojos, la nariz y la boca. Esta es una forma común en la que los niños propagan gérmenes y se exponen a contraer algún virus.
  7. Pasa un poco de tiempo al aire libre. Incluso si hace frío afuera, pasar 30 minutos al aire libre le dará aire fresco a tu hijo y lo alejará de los espacios interiores donde circulan los virus.
  8. Mantén la casa tan limpia como sea posible para mantener a raya los gérmenes y a los virus, especialmente si recibes invitados durante las vacaciones.
    • Desinfecta y limpia las superficies con las que mucha gente entra en contacto, tales como los controles remotos de televisión, los juguetes, las encimeras y los electrodomésticos.
  9. Dale vitaminas a tu hijo. Las comidas típicas de las vacaciones a menudo son poco saludables, así que asegúrate de que esté consumiendo suficientes proteínas, frutas y verduras, junto con sus galletas navideñas y sus pasteles de manzana.
    • Dale un multivitamínico todos los días si el pediatra lo recomienda.

Minimiza los resfriados y la gripe durante las vacaciones

  1. Mantenlo hidratado. Si tu hijo comienza a congestionarse o tiene fiebre, dale mucha agua, jugos, paletas heladas y sopas.
  2. Llama al médico si la fiebre aumenta o si tu hijo presenta síntomas de gripe, tales como vómitos y diarreas.
  3. Ve al servicio de emergencia o a un centro de salud que atienda fuera de horarios regulares si no logras comunicarte con tu médico de cabecera. El pediatra probablemente estará muy ocupado durante las vacaciones y podría tomarse un tiempo libre.
  4. Haz que se acueste a una hora razonable. Las vacaciones pueden ponerse muy ajetreadas y los niños podrían llegar a acostarse muy tarde. Trata de hacer que tu hijo se vaya a dormir a una hora apropiada.
  5. Haz que se quede en casa si no se siente bien.

Consejos

  • Pregúntales a tus futuros huéspedes si sus hijos han estado enfermos antes de invitarlos o de aceptar una invitación para ir a su casa. Los blogs para madres como Mamapedia y BabySpot están llenos de padres que debaten sobre si esta actitud demuestra malos modales. La mayoría de las personas están de acuerdo en que todo el mundo quiere mantener a sus hijos sanos, en especial durante las vacaciones. Pocas personas creerían que es de mala educación preguntar acerca de la salud de la familia antes de aceptar una invitación a la cena de Acción de Gracias en la casa de tu hermana.
  • Dales a tus hijos suficiente tiempo de descanso durante las vacaciones. Habrá fiestas, eventos y actividades sociales a los que querrás asistir, pero debes mantener un horario manejable. Esto ayudará a todos a estar saludables y a ser menos susceptibles a las enfermedades.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página