Cómo hacer política de lobbies

Hay varias maneras de llegar a ser un cabildero o activista, así como varios tipo de activistas. Los candidatos deben tener el don de la persuasión y tener una personalidad amable. Aunque los activistas vienen de todo tipo de antecedentes diferentes, su común denominador es su habilidad de hacer que los legisladores adopten ciertos cambios políticos, idealmente en una manera que haga que todos los partidos se involucren alegremente. Lee este artículo sobre cómo llegar a ser un activista o cabildero.

¿Eres un buen candidato?

  1. Determina si es que eres naturalmente sociable e influyente. Los cabilderos tratan de influir en la política en un par de maneras diferentes. En resumen, su trabajo trata de ser sociable e influyente. ¿Tú eres..
    • experto en salirte con la tuya o conseguir lo que quieres aún cuando se presenten retos personales?
    • bueno en conocer nuevas personas, mantener conexiones y aumentar tu red de conocidos?
    • bueno en hacer favores para otras personas?
    • alguien con experiencia para explicar temas complejos a las personas de manera sencilla o en términos directos?
  2. Aprende que no hay requisitos académicos para llegar a ser un cabildero. No necesitas una licenciatura o título profesional para ser un cabildero; tampoco necesitas el requisito de pasar una certificación. Todo lo que necesitas es la habilidad de hacer contactos significativos con políticos en lugares importantes, así como la habilidad de persuadirlos en el trayecto. Por otro lado, la mayoría de las personas que llegan a ser cabilderos tienen por lo menos títulos profesionales. Lo único que importa en cuanto a la educación al ser cabildero es:
    • Tu habilidad para analizar información y desarrollar una estrategia política coherente.
    • Tu habilidad de mantenerte informado y actualizado sobre temas políticos y globales.
    • Tu habilidad de predecir cuáles temas serán importantes, cuáles dejarán de serlo y cuáles serán importantes en el futuro.
  3. Mide tu habilidad para actuar rápidamente y dar resultados. ¿Eres una persona acelerada y orientada a la acción? Tu habilidad para tener éxito como activista puede depender de estas cualidades. A los cabilderos se les paga para dar resultados, lo que significa que si las circunstancias intervienen y te impiden obtener los resultados deseados, tendrás que girar rápidamente y encontrar otra manera de realizar el trabajo.

Llegar a ser un cabildero o activista

  1. Decide en qué tipo de cabildo te gustaría seguir tan pronto como sea posible. Los empleos de cabilderos pueden diferir grandemente uno del otro, pero los cabilderos trabajan mano a mano con legisladores para lograr ciertas metas políticas.
    • El cabildero asalariado vs. El cabildero voluntario. La mayoría de los trabajos como cabilderos suceden cuando un negocio u organización profesional contrata a alguien para representar sus intereses en Washington. Algunos cabilderos, sin embargo, deciden trabajar sin recibir sueldo, por una causa especial (sin fines de lucro) o simplemente porque ya se jubilaron. El elegir la representación voluntaria podría ayudar a convencer a otros sobre tu rechazo sobre estar motivado por el dinero.
    • Una sola causa vs Múltiples causas. Decide si es que quieres trabajar una sola causa o si es que quieres que tu causa sea más amplia, abarcando una franja más amplia de temas. o problemas. Aquellos que trabajan por los intereses de corporaciones tienden a ser cabilderos de una sola causa, mientras que aquellos que trabajan por los intereses de sindicatos tienden a ser cabilderos de causas múltiples.
    • 'Interno vs. Externo". Un cabildero interno o directo es cuando un representante trata de influir la política contactando directamente a los legisladores. El cabildero externo o indirecto es cuando un representante trata de influir en la política movilizando una comunidad de personas fuera de Washington, usualmente por medio de organizaciones locales, relaciones públicas y publicidad.
  2. Obten por lo menos un título profesional, preferentemente en ciencias políticas, leyes, economía o un campo relacionado. Los cabilderos tienes que ser expertos en los temas para lo que trabajan, así que es importante empezar a aprender sobre temas políticos tan pronto como sea posible. Aunque no haya requisitos académicos para poder ser un cabildero, no le hace daño a nadie que puedas estar informado y capacitado sobre temas políticos en general, así como en intereses específicos que puedan apoyar tu causa.
  3. Busca internados sobre activismo mientras estés en la universidad. Los internados en las legislaturas de estado o como ayudante congresal proveen experiencias valiosas y apoyan tu currículum.
    • Los internos trabajan primordialmente en investigación, asisten y toman notas en las audiencias, contestas llamadas telefónicas y envían correos electrónicos, leen el correo y aprenden sobre nuevos temas que conciernen a los electores. Estos puestos usualmente no se remuneran y están disponibles en todo el año escolar y los meses de verano.
  4. Procura conocer varios cabilderos o profesionales que estén relacionados a este trabajo durante tu internado. A menudo, las personas a las que conoces son tan útiles como tus calificaciones cuando consigues tu primer empleo. Mucho de tu trabajo como cabildero es hacer relaciones con personas clave que puedan ayudarte a cumplir tu meta. El aprender a influir en otros cabilderos es una habilidad única y esencial.
  5. Aprende el arte de la persuación. Como cabildero, tu trabajo más básico es persuadir a un congresista o a un grupo de personas de que una idea particular puede detener el progreso o que una política particular merece atención. Para poder hacer esto, debes ser encantador, persistente y persuasivo.
    • Empieza a forjar relaciones con los legisladores apropiados. Los cabilderos pueden sentarse con un legislador y ayudar a hacer un borrador de una legislación o ley que les sirva tanto al distrito del legislador como al cabildero a cumplir metas políticas. Para poder hacer esto, ambos necesitas ser amable y persuasivo.
    • Aprende cómo recaudar fondos. Aunque es impropio, ilegal y no se ve bien el sobornar a los políticos para poder hacer que las cosas marchen bien, es clave para que los cabilderos puedan recaudar fondos para un político.
    • Sé sociable. Los cabilderos pueden y organizan fiestas y cenas para codearse con otros cabilderos y legisladores en una atmósfera menos intensa o adversaria. Estas son excelentes oportunidades para que puedas conocer información, vender ideas y hacer contactos. No subestimes esto.
  6. Involúcrate en temas locales. A menudo puedes hacer algo de activismo a nivel local. Los cabilderos o activistas locales se enfocan en involucrar a la población haciendo llamadas telefónicas o escribiendo cartas a sus legisladores para influir en la política. Los cabilderos locales pueden proporcionar una atractiva evasión de las negociaciones intensamente paralizadas y cerradas que se dan en el cabildo directo o interno.
  7. Acostúmbrate a trabajar muchas horas. Ser un cabildero no es un juego de niños. De acuerdo a algunas fuentes, los cabilderos regularmente trabajan entre 40 y 80 horas por semana, haciendo que el trabajo nocturno se vuelva una norma justo antes de una elección. El hecho rescatable es que mucho del trabajo agotador será haciendo contactos, esto quiere decir que no estarás necesariamente sentado detrás de un escritorio temprano por la mañana hasta altas horas de la noche.

Consejos

  • Una excelente opción de trabajo mientras tratas de obtener experiencia, es algo referente a las relaciones públicas y legales
  • Tu rol principal como cabildero es influir en la legislación. El encanto y el carisma son necesarios para el empleo. Los cabilderos a menudo son anfitriones de cenas o fiestas de cóctel para los políticos.
  • La experiencia laboral y el conocimiento extenso son los factores más importantes cuando un candidato es considerado para un puesto de cabildo.

Advertencias

  • Como cabildero, siempre estarás trabajando para los intereses de otra organización. Siempre habrá la posibilidad de trabajar por una causa en la que no creas.
  • Los cabilderos tienen relaciones frágiles con la confianza del público. Es muy probable que encuentres personas que asuman que eres corrupto sólo porque eres un cabildero.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página