Cómo preparar anotaciones para hablar en público

Muchos oradores nóveles escriben sus discursos y los leen en voz alta, lo que la audiencia encuentra aburrido. Otros memorizan sus discursos y trabajan sin anotaciones, pero si olvidan algún punto, con frecuencia se pierden por completo y no pueden continuar. La pieza clave para elaborar anotaciones para hablar en público se centra en que estas ayuden a que el orador se acuerde lo que tiene que decir sin indicarle cómo hacerlo.

Elaborar las anotaciones del discurso

  1. Escribe tu discurso. Elabora unos párrafos introductorios que sean bien organizados, unas transiciones efectivas y un cierre memorable. Presta atención a la estructura de las oraciones y a la elección de las palabras.
  2. Lee tu discurso en voz alta y realiza algunos cambios. Si te topas con cierta palabra o cierta combinación de palabras, elige alternativas que sean más fáciles de decir. Escucha el ritmo y la fluidez de tu discurso y realiza algunos cambios para que tu lectura continúe con naturalidad de principio a fin.
  3. Lee tu versión final en voz alta. Resalta las palabras claves en cada oración.
  4. Trata de recitar el discurso de memoria. Detente cuando no sepas lo que debes decir a continuación.
  5. Remítete a la transcripción resaltada. Trata de recordar lo que tienes que decir en base a las palabras claves que has resaltado únicamente. Si las palabras claves no te ayudan, encuentra otras.

Transferir anotaciones de discurso

  1. Transfiere solo las palabras claves a un papel o unas fichas de anotaciones. Las utilizarás dependiendo de la situación del discurso y tus propias preferencias.
  2. Utiliza una hoja de papel (o dos si hay suficiente espacio) si hablarás desde un atril de conferencias. Coloca tus anotaciones sobre el atril de conferencias y míralas ocasionalmente para leer las palabras claves. Esto te ayudará a que veas a tu audiencia todo el tiempo, lo que la mantendrá involucrada con el discurso.
    • No utilices más papeles si no hay suficiente espacio en el atril de conferencias. De igual forma, el movimiento y el sonido de darle vuelta a las páginas durante el discurso distraerán a la audiencia.
    • Cuando utilices papeles para las anotaciones, organiza las palabras claves de manera que tenga sentido para ti. Podrías querer enumerarlas, colocarlas en una lista bajo un encabezado general o utilizar diferentes colores. Escribe las palabras claves de un tamaño adecuado para que evites tener que inclinarte y forzar tu vista para poder leerlas.
  3. Escribe palabras claves en las fichas de anotaciones si no estarás detrás de un atril de conferencias durante tu discurso. Las fichas de anotaciones te dan la oportunidad de tener algo que sujetar, lo que es útil si no sabes qué hacer con tus manos, pero no tendrás la libertad de realizar gestos con las manos.
    • Utiliza fichas de anotaciones de 4x6 pulgadas (10x15 centímetros). Estas pasarán desapercibidas y te permitirán poder escribir palabras claves de un tamaño adecuado.
    • Cuando utilices fichas de anotaciones, escribe palabras claves por cada párrafo o sección en cada ficha. Harás una pausa breve para colocar las fichas de anotaciones hacia atrás, esto le dará a la audiencia un momento para prepararse para la siguiente parte del discurso.
    • Enumera tus fichas de anotaciones para volver a colocarlas en orden si se te caen.
  4. Escribe en las anotaciones, las citaciones que sean largas, las estadísticas complejas u otro tipo de información que se deba transmitir de manera exacta. Lee esta información palabra por palabra en el discurso. En estas situaciones, tu audiencia agradecerá que te hayas tomado el tiempo de asegurarte de ser preciso.
  5. Practica tu discurso utilizando las anotaciones. Debido a que no lo has memorizado, tu discurso será un poco diferente cada vez que lo practiques, pero sonará más natural que un discurso memorizado.
    • Utiliza anotaciones que tú mismo elaboraste para practicar el discurso. Si practicas a partir de un resumen y luego tratas de utilizar un papel con palabras claves o fichas de anotaciones cuando des el discurso, mayor será la probabilidad de que te confundas.
    • Si no puedes transmitir tu discurso con fluidez y en su totalidad, realiza cambios a tus anotaciones.

Consejos

  • Si vas a dar un discurso en una situación en la que tienes que agradecer o reconocer a ciertas personas como el organizador del evento, el presidente de una compañía o un homenajeado, escribe anotaciones detalladas con los nombres y los títulos de cada persona. Incluye la pronunciación fonética de los nombres que sean difíciles de pronunciar. Esta es la circunstancia en la que dependes de tus anotaciones para asegurarte de que no cometas ningún error.

Advertencias

  • Nunca utilices ayudas visuales para ayudarte con las anotaciones de tu discurso. La audiencia leerá tus diapositivas en lugar de escucharte y se aburrirá de esperar a la siguiente diapositiva. Siempre recuerda que las ayudas visuales deberían servir a la audiencia, nunca al orador.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página