Cómo estacionar un camión o un vehículo grande

No es un secreto que los vehículos grandes se manejan de forma diferente a los de tamaño normal. Sin embargo, al intentar estacionarte en un lugar o estacionamiento destinado a vehículos de un tamaño más regular, tendrás que tener un cuidado especial con tu vehículo grande o camión. Lo último que quieres es dañar accidentalmente los demás autos estacionados. Lo bueno es que algunos principios de estacionamiento pueden ayudar a evitar que esto ocurra.

Hacer entrar a vehículos grandes en un lugar de estacionamiento

  1. Revisa los espejos retrovisores antes de estacionar. Los espejos mal ajustados podrían dar como resultado que pierdas perspectiva mientras estacionas. Esto puede perjudicar tu capacidad para estimar la distancia entre tu vehículo y los obstáculos. Necesitas una vista lo más despejada y completa posible del área alrededor de tu vehículo.
    • Incluso si tienes más confianza en tus habilidades para estacionar, siempre debes revisar dos veces tus puntos ciegos para asegurarte de que, al retroceder, no te choques contra niños, peatones u objetos en movimiento, como cochecitos para bebés y carritos de compra.
    • Los vehículos más grandes pueden tener un espejo adicional montado sobre la estructura del vehículo para mejorar la visibilidad. Los conductores casuales de vehículos grandes pueden olvidarse fácilmente de estos espejos adicionales. Revísalos regularmente al estacionar.
  2. Date suficiente espacio. Mientras más espacio tengas para entrar en el lugar de estacionamiento, tendrás más espacio para maniobrar y realizar ajustes al estacionar. Podrías darte más espacio estacionando en una parte vacía de un estacionamiento o también podrías elegir un lugar que esté rodeado de vehículos más pequeños y compactos.
    • Los vehículos más pequeños a cada lado de tu camión grande ocuparán menos espacio en sus propios lugares, lo que te dará más amplitud al estacionar.
  3. Estaciona lentamente y frena pronto. El mayor peso de un vehículo grande requerirá que frenes antes de lo que lo harías con un auto normal, sobre todo si transportas una carga pesada. Tomarte tu tiempo al estacionar un vehículo grande puede evitar errores costosos, como dañar los autos a tu alrededor o chocarte contra una barrera de estacionamiento.
  4. Entra en espacios abiertos. Esta es quizás la forma más fácil si tienes menos confianza en tu capacidad para estacionar vehículos grandes. Elige un lugar del área de estacionamiento que esté libre de otros autos. Gira el timón en la dirección en la que vayas a girar para entrar en el espacio.
    • Es posible que notes que el extremo delantero sobrepasa las líneas del espacio de estacionamiento y ocupa el espacio junto a él. Esto se debe al hecho de que los vehículos más grandes requieren un radio más amplio para girar.
    • Es posible que tengas que ajustar tu vehículo en el espacio después de entrar en el lugar de estacionamiento. Coloca tu vehículo en marcha atrás, revisa los espejos y puntos ciegos, y retrocede.
    • Al entrar en marcha atrás en el lugar de estacionamiento después de volver a salir, ajusta el timón para enderezar tu vehículo al entrar nuevamente en el espacio.
  5. Evita girar de más o no lo suficiente. La longitud del vehículo requerirá que tomes más espacio para girar y enderezar el vehículo a fin de hacer que entre uniformemente en el lugar de estacionamiento. Girar como lo harías normalmente con un auto regular puede conducir a girar de más o no lo suficiente, potencialmente chocándote contra otros vehículos. Para evitar esto, debes hacer lo siguiente:
    • Maniobra el vehículo lo más lejos posible del lugar de estacionamiento. Mientras más espacio tengas para acercarte, te será más fácil enderezar el extremo trasero y entrar en el lugar de estacionamiento.
    • Gira el timón completamente en dirección al lugar en donde te vayas a estacionar. El extremo delantero del camión debe entrar lo más recto posible.
    • Revisa constantemente los espejos al entrar en el lugar de estacionamiento. El lado de tu vehículo podría aún estar enderezándose y tendrás que estar muy alerta para asegurarte de no chocar o rasguñar otros vehículos.
  6. Endereza el vehículo con un giro de tres puntos. Mientras más alineado esté el extremo trasero con el lugar en el que intentes estacionar, tendrás que realizar menos giros y el estacionamiento en sí será más fácil. Un giro de tres puntos es el procedimiento en el que giras en una dirección lo más que puedas, colocas el vehículo en marcha atrás para enderezar el extremo delantero y luego terminas el giro continuándolo. Puedes usar este giro al estacionar de las siguientes formas:
    • Llevando el extremo delantero cerca de uno de los vehículos que estén junto al lugar en donde vayas a estacionar.
    • Colocando el vehículo en marcha atrás y enderezándolo para alinearlo lo más posible con el lugar de estacionamiento. Asegúrate de revisar los espejos y puntos ciegos de forma que no golpees a ningún peatón o auto estacionado detrás de ti.
  7. Entra en el lugar de estacionamiento uniformemente desde el giro de tres puntos. Ahora que tu auto está más alineado con el lugar, es probable que solo tengas que realizar ligeros ajustes al trayecto a medida que entras en lugar de estacionamiento. Ejecutar este movimiento en espacios apretados es una habilidad valiosa al conducir un vehículo grande, así que es posible que quieras practicarla. Lee el artículo Cómo dar una vuelta de tres puntos para obtener más información.

Estacionar vehículos grandes en marcha atrás en un lugar de estacionamiento

  1. Identifica tu maniobra en marcha atrás. Existen cuatro tipos principales de maniobras en marcha atrás que podrías encontrar en tu conducción de vehículos grandes: recta, inclinada, plataforma de carga y estacionamiento en paralelo. Cualquiera de estas puede identificarse por las siguientes características:
    • Los lugares rectos generalmente están ubicados en una cuadrícula y forman un ángulo perpendicular (en forma de L) con el pasaje de tráfico por el cual los vehículos tienen que pasar para seguir adentrándose en el área de estacionamiento o salir de ella.
    • Los espacios inclinados generalmente están ubicados en una cuadrícula inclinada. Estos se encuentran en un ángulo en diagonal al pasaje de tráfico que los vehículos usan para entrar o salir del área de estacionamiento.
    • Los espacios de plataforma de carga casi siempre son para los semirremolques. Estos requieren que te muevas hacia atrás de forma recta a través de un pasaje estrecho y luego gires bruscamente para maniobrar el camión de forma que se encuentre con una plataforma de carga o descarga, la cual generalmente está en ángulo recto (en forma de L) al pasaje.
    • Los espacios de estacionamiento en paralelo están a un lado de la carretera, ya sea con tráfico, obstáculos o espacios vacíos antes o después del lugar de estacionamiento. Estos requieren que estaciones tu vehículo en marcha atrás y pueden ser particularmente desafiantes. Es posible que los conductores nuevos quieran evitarlos en lo posible.
  2. Comprende la mecánica de entrar en marcha atrás. Esto será ligeramente diferente para los semirremolques o vehículos con un remolque en comparación con los camiones grandes normales que tienen una plataforma unida a la cabina. Si bien los camiones grandes con plataformas girarán de forma similar a los vehículos más pequeños que estés acostumbrado a conducir, estos camiones requerirán bastante espacio adicional para terminar el giro. Los semirremolques o vehículos con remolques girarán hacia atrás en dirección opuesta a la dirección en la que gires el timón.
    • Aprender a estacionar un semirremolque o un vehículo con un remolque en marcha atrás requiere tiempo y práctica. Debes considerar encontrar un área de estacionamiento vacía y ejecutar maniobras en marcha atrás para obtener una sensación de cómo reacciona el remolque a los giros.
    • Si te estás preparando para un examen de conducir o esperas tener que estacionar tu vehículo grande en marcha atrás en un lugar de estacionamiento, debes comprar algunos conos de tráfico en tu ferretería local o colocar algunos obstáculos, como una silla plegable barata, en un área de estacionamiento vacía. De esta forma, puedes practicar tu capacidad para evitar los obstáculos y guiar el remolque o el extremo trasero del camión alrededor de ellos.
  3. Llega más allá del lugar de estacionamiento. Debes llegar al lugar de estacionamiento varios centímetros más allá para asegurarte de que el giro no sea ni demasiado cerrado como para golpear a los vehículos estacionados en el lugar contiguo ni demasiado abierto como para golpear a los vehículos estacionados en el otro extremo. Mientras más distancia haya entre el vehículo grande y los autos estacionados, tendrás una mayor distancia para enderezar el extremo trasero antes de acercarte a ellos. Este espacio adicional puede ser la diferencia entre rasguñar otro auto y deslizarte dentro del lugar de estacionamiento sin incidentes.
    • Baja los espejos tanto del lado del conductor como del lado del copiloto. Necesitas una vista lo más despejada posible de los espejos. Hazlo especialmente si llueve, ya que las gotas pueden impactar tu perspectiva de forma negativa u obstruir la vista.
    • Pídele a cualquier pasajero que se encuentre en el camión que se baje del vehículo. Incluso los pasajeros con el mejor comportamiento pueden ser obstáculos a la hora de mirar los espejos al retroceder. Una línea de visión despejada te ayudará a prevenir daños potenciales a tu vehículo o a los demás.
  4. Revisa tus espejos y da una vuelta. Los espejos deben darte una sensación general de las dimensiones del área en la que estacionarás. Sin embargo, a veces pueden distorsionar la distancia u omitir elementos importantes, como letreros delgados de metal, postes, etc. Toma nota de tus alrededores en los espejos y baja del vehículo. Luego:
    • Comprara tu evaluación a pie del área de estacionamiento con tu vista desde los espejos. Toma nota de cualquier inconsistencia, obstáculo difícil de ver u obstáculo que hayas pasado por alto.
    • Evalúa el tamaño del lugar de estacionamiento. Si crees que podría no ser del tamaño correcto o si tienes miedo de tu capacidad para estacionar, es probable que sea mejor encontrar otro lugar.
    • Ajusta los espejos al regresar al vehículo. Ahora que tienes una idea más completa del área en la que estacionarás, puedes ajustar los espejos para darte una mejor perspectiva del área a tu alrededor hacia la cual girarás. Los espejos normalmente estarán situados para conducir en un tráfico recto, así que ajustarlos para obtener una mejor vista del estacionamiento puede ser inmensamente útil.
  5. Da un giro amplio con la cabina. Para los camiones con plataformas unidas, pero especialmente para los semirremolques o vehículos con un remolque, debes realizar un giro amplio con el extremo delantero en dirección opuesta al lugar de estacionamiento girando el timón en la dirección del lugar de estacionamiento. Esto permitirá que el extremo trasero del vehículo gire de forma cerrada en la dirección del espacio en el que intentas estacionar. Una vez que el extremo trasero esté ubicado en diagonal hacia el lugar de estacionamiento, enderézalo haciendo un cuarto de giro o menos con el timón en dirección opuesta al lugar de estacionamiento.
    • Mientras más espacio haya entre tú y los vehículos ya estacionados o los obstáculos que rodeen al área en donde intentes estacionar, tendrás más tiempo para alinear el extremo trasero con el lugar de estacionamiento. Esto te dará más espacio para hacer pequeños ajustes y guiar el extremo trasero hacia el lugar de estacionamiento.
    • Exceptuando el giro cerrado inicial en dirección al lugar de estacionamiento, el cual inició el giro cerrado del extremo trasero del camión hacia el lugar de estacionamiento, solo debes realizar ligeros ajustes al retroceder. Los ajustes grandes probablemente den como resultado girar de más o no lo suficiente. Si sientes que tu ángulo de acercamiento está demasiado lejos, debes salir y empezar de nuevo.
    • Debes mantenerte muy alerta a los extremos delantero y trasero de tu vehículo durante estas maniobras. Al realizar el giro amplio con la cabina y colocar el extremo trasero en un ángulo con el lugar de estacionamiento, es fácil chocarse contra autos estacionados en lugares del otro lado de donde intentes estacionarte.
  6. Endereza la cabina. Una vez que el extremo trasero esté alineado con el lugar de estacionamiento, es probable que la cabina aún esté en un ángulo a él. Permite que el extremo trasero se desplace unos centímetros más hacia el lugar de estacionamiento, luego gira el timón en la dirección en la que hayas hecho el primer giro cerrado (esto es, en la dirección del lugar de estacionamiento). Esto debe empezar a enderezar la cabina sin cambiar el ángulo del extremo trasero. Usa correcciones suaves del timón para este punto ya que girar de más podría dar como resultado que el ángulo del remolque o el extremo trasero cambie de forma significativa.
    • Algunos lugares son demasiado estrechos o están en un ángulo demasiado cerrado como para entrar en ellos en marcha atrás en un solo intento. Incluso los conductores experimentados de vehículos grandes a veces necesitan varios intentos antes de que su vehículo se encuentre en la posición correcta al entrar en marcha atrás en un lugar de estacionamiento.
    • Ajusta el vehículo según sea necesario. Es posible que tengas que salir del lugar de estacionamiento, enderezar el vehículo una vez más y volver a entrar en marcha atrás uniformemente. Al salir, ten cuidado de que el extremo trasero no esté muy cerca ni muy lejos de los vehículos a tu alrededor.

Estacionar vehículos grandes de forma segura

  1. Usa el estacionamiento designado para vehículos grandes. Muchos establecimientos de vías principales, sobre todo las paradas de descanso y paradas designadas para camioneros, tendrán lugares de estacionamiento especiales para vehículos grandes, como semirremolques o camiones de mudanza. Mantente alerta a lugares como estos ya que este tipo de estacionamiento te facilitará mucho el trabajo.
    • Algunos semirremolques pueden necesitar hasta cuatro veces el espacio ocupado por un auto de tamaño normal.
    • Es posible que quieras planificar tu ruta con bastante anticipación de forma que sepas en dónde puedes estacionar fácilmente durante el trayecto. Por ejemplo, si vives en los EE. UU., estos son algunos sitios web populares que dan recursos detallados sobre información de carreteras:
      • http://www.truckstops.com/
      • http://www.cdljobs.com/resources/trip-planning
      • http://longhauler-usa.com/
  2. Conoce las expectativas legales para los vehículos grandes. Debido a que el vehículo grande puede bloquear la vista de vehículos más pequeños y a veces puede crear un punto ciego peligroso en la carretera, existen leyes para evitar que esto ocurra. Estas leyes variarán dependiendo del país pero, en general, nunca debes:
    • estacionar en una carretera que tenga un límite de velocidad de más de 48 km/h (30 mph) a menos que el vehículo esté inhabilitado;
    • estacionar en una vía que bloquee la vista de la calle desde las vías de acceso vehicular de las casas y desde otras calles;
    • estacionar con el vehículo mirando en dirección opuesta al tráfico.
  3. Señaliza las paradas de emergencia poco después de que ocurran. Cuando te veas obligado a detenerte a un lado del camino debido a problemas mecánicos o a algún otro tipo de problema, debes colocar dispositivos de alerta de emergencia no más de 10 minutos después de detenerte. Los diferentes tipos de vías requerirán diferentes posiciones para estos dispositivos. Por ejemplo:
    • Sobre o cerca de una calle de un solo sentido o una carretera en carriles, tendrás que colocar los dispositivos de advertencia a 3, 30 y 60 m (10, 100 y 200 pies) detrás de tu vehículo.
    • En una calle de doble sentido con tráfico que se mueva en cualquier dirección o en una carretera de un solo carril, debes colocar dispositivos de advertencia 3 m (10 pies) en frente y detrás de las esquinas delantera y trasera de tu vehículo y 30 m (100 pies) en frente y detrás de tu vehículo.
    • En curvas y colinas que obstruyan la vista de tus dispositivos de advertencia, tendrás que colocar el dispositivo que esté más atrás de una forma que pueda verse claramente antes de la obstrucción a la vista.
  4. Realiza una revisión física de posibles lugares de estacionamiento. Los estacionamientos más pequeños y las áreas residenciales están construidos teniendo en mente a vehículos más pequeños. La mejor forma de estimar el espacio de estos lugares es saliendo del vehículo y obteniendo una vista clara de tus alrededores.
    • Si es posible, debes emplear a un observador, quien puede darte indicaciones a medida que entres de forma segura en el lugar de estacionamiento.
  5. Usa siempre el freno de mano. Los vehículos más grandes son mucho más pesados que el sedán promedio. Si tu vehículo experimentara una falla crítica de los frenos, su peso lo haría aún más peligroso para los demás si empezara a rodar. Puedes prevenir esto fácilmente usando siempre el freno de mano como una medida adicional de seguridad.

Advertencias

  • Estacionar un vehículo grande en marcha atrás puede ser difícil para aquellos que no tengan experiencia. Debes practicar estacionarte en marcha atrás en un área amplia y abierta hasta que te sientas cómodo y, si realmente tienes que hacerlo, ten contigo a un observador fuera del vehículo para que te dirija hacia el lugar.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página