Cómo preparar un gel de baño

¿Te gusta emplear geles de baño, pero no te agradan todos los químicos que contienen? Afortunadamente, puedes preparar uno por tu cuenta. Además de elegir los ingredientes que tendrá, podrás prepararlo de manera personalizada según tus necesidades. En este artículo te brindaremos varias recetas que puedes probar.

Preparar un gel de baño con miel

  1. Reúne tus implementos. Para preparar este gel de baño elaborado a base de miel, requerirás 2/3 de taza (150 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma, ¼ de taza (56,25 mililitros) de miel pura, 2 cucharaditas de aceite y de 50 a 60 gotas de aceites esenciales. También necesitarás un recipiente con tapa hermética, como una botella, un tarro o incluso una botella vieja de un gel de baño.
    • Puedes emplear cualquier aceite natural, como los de castor, coco, semillas de uva, jojoba, sésamo, girasol, almendra dulce o el de oliva extra ligero.
    • Podrás obtener beneficios adicionales si añades 1 cucharadita de aceite de vitamina E. Además de humectar y nutrir tu piel, este aceite también será de utilidad para prolongar el periodo de conservación de tu gel de baño.
  2. Abre tu recipiente y añade el jabón y la miel. Primero debes colocar un embudo en la boca del recipiente si esta es pequeña, como el de una botella o el de una botella vieja de un gel de baño. Esto permitirá que añadas todo con más facilidad y que evites los derrames.
  3. Elige tu aceite natural y añádelo. Tendrás que añadir 2 cucharaditas de un aceite natural. Para elegir el tipo de aceite que emplearás, deberás tener en cuenta lo que tengas a la mano y tus preferencias. No obstante, algunos tipos de piel se ven más beneficiados al usar diferentes tipos de aceites, por lo que podrías emplear un aceite que sea de mayor utilidad para tu piel. Aquí te brindamos algunas sugerencias:
    • Si tu piel es reseca, emplea aceites extra humectantes, como los de almendra, argán, aguacate, colza, jojoba, cártamo y el de oliva extra ligero.
    • Si tu piel es grasosa, agrégale un aceite más ligero a tu gel de baño, como los de semillas de uva, sésamo y girasol.
    • Si tu piel es sensible, emplea un aceite nutritivo, como los de aguacate, coco y linaza.
  4. Elige tu aceite esencial y añádelo. Puedes emplear cualquier tipo de aceite esencial que sea de tu agrado; sin embargo, recuerda que algunas aromas podrían no ser adecuadas para la miel y el aceite base que emplees. Otros aceites (como el de menta) son bastante fuertes y podrías tener que emplearlos en cantidades pequeñas. Aquí te indicamos algunos aceites y combinaciones que puedes emplear:
    • Puedes obtener una mezcla floral y aromática si mezclas 45 gotas de aceite esencial de lavanda y 15 gotas de geranio.
    • La lavanda es un aroma común de mucha utilidad para todo tipo de piel. También puede aliviar el estrés y la ansiedad.
    • El geranio cuenta con un aroma floral. Este es grandioso en particular para la piel grasosa y madura.
    • La manzanilla cuenta con un aroma delicado que combina adecuadamente con la miel. Es ideal para la piel sensible.
    • El romero combina adecuadamente con la lavanda. Es refrescante y eficaz para el tratamiento del acné.
    • Si deseas una mezcla refrescante, usa toronjas, limones, naranjas o naranjas dulces.
  5. Cierra con firmeza el recipiente y agítalo. Tendrás que hacerlo por unos minutos, hasta mezclar todo adecuadamente.
  6. Adorna tu recipiente. Puedes dejar la botella o frasco tal como está o puedes darle un toque más especial adornándolo con etiquetas, cuerdas y otros elementos decorativos. Incluso puedes preparar una gran cantidad de gel de baño, colocarla en recipientes pequeños y repartirlos como recuerdos. Aquí te brindamos algunas ideas:
    • Imprime una etiqueta y pégala en la botella o frasco.
    • Elabora un tarro más lindo amarrando un pedazo de cuerda o un listón cerca de la tapa.
    • Adorna la botella o frasco con piedras decorativas adhesivas.
    • Adorna el corcho o tapa. Puedes pintar la tapa de un frasco con pintura acrílica. Asimismo, puedes adornar la tapa o el corcho pegando en caliente diamantes de imitación o botones elegantes.
  7. Usa tu gel de baño. Puedes emplearlo de la misma manera que cualquier otro gel de baño que adquieras en las tiendas. No obstante, debes consumirlo en un año como máximo, ya que estarás empleando ingredientes naturales. Tendrás que agitar el recipiente antes de cada uso, ya que los ingredientes se asentarán.

Preparar un gel de baño con leche y miel

  1. Reúne tus implementos. Para preparar este gel de baño, necesitarás ½ taza (112,50 mililitros) de leche de coco, ½ taza (112,50 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma, ⅓ de taza (75 mililitros) de miel pura y 7 gotas de aceite esencial. Asimismo, necesitarás un recipiente con tapa de cierre hermético, como una botella, un tarro o incluso una botella vieja de un gel de baño.
  2. Agrega la leche de coco, el jabón de Castilla y la miel. Abre tu recipiente y añade todo. Si tu recipiente cuenta con una boca pequeña (como el de una botella o un recipiente viejo de gel de baño), puedes colocar un embudo en ella antes de agregar todo. El embudo será de utilidad para hacer que todos los ingredientes entren en el recipiente sin derramar nada.
  3. Elige tu aceite esencial y añádelo. Puedes emplear cualquier aceite esencial que sea de tu agrado. El aceite esencial de lavanda combina muy bien con el coco y la miel. Puedes emplear un aceite esencial de vainilla si deseas un aroma aún más dulce.
  4. Cierra el recipiente con firmeza y agítalo. Hazlo por unos minutos, hasta mezclar todo adecuadamente.
  5. Adorna tu recipiente. Puedes dejar la botella o frasco sin adornos, o puedes adornarlos con etiquetas, cuerda y otros elementos decorativos. No se sugiere repartir el gel de baño como un recuerdo, ya que es perecedero. Aquí te brindamos algunas ideas para adornarlo:
    • Imprime una etiqueta y pégala en la botella o el frasco.
    • Amarra un pedazo de cuerda o un listón cerca de la tapa del frasco.
    • Pega piedras decorativas en la botella o el frasco.
    • Adorna el corcho o la tapa. Para ello, puedes pintar la tapa del frasco usando pintura acrílica. Asimismo, puedes adornar la tapa o el corcho pegando en caliente diamantes de imitación y botones elegantes.
  6. Usa tu gel de baño. Puedes emplearlo de la misma manera que cualquier otro gel de baño que adquieras en las tiendas. No obstante, debes consumirlo en dos semanas como máximo o conservarlo en la refrigeradora, ya que estarás empleando ingredientes perecederos. Tendrás que agitar el recipiente antes de cada uso, ya que los ingredientes se asentarán.

Preparar un gel de baño de rosas romántico

  1. Reúne tus implementos. Para preparar este gel de baño, necesitarás 2 tazas (450 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma, 1 taza (225 mililitros) de agua de rosas, 3 cucharadas de aceite de coco derretido y de 15 a 20 gotas de aceite esencial de lavanda. Asimismo, necesitarás un tarro de 1 L (1 cuarto) para mezclar el gel de baño.
    • Si no cuentas con agua de rosas, puedes prepararla por tu cuenta mezclando 12 gotas de aceite de rosas con 1 taza (225 mililitros) de agua destilada.
    • Una vez que hayas mezclado tu gel de baño, podrás colocarlo en botellas más pequeñas o en recipientes viejos de gel de baño.
  2. Derrite tu aceite de coco. En comparación con la mayor parte de los aceites, el aceite de coco es bastante espeso y sólido. Antes de emplearlo en esta receta, es probable que tengas que ablandarlo. Para ello, puedes calentarlo en el microondas por unos segundos o en baño maría.
  3. Coloca todos los ingredientes en el tarro. Puedes colocar todos tus ingredientes en un recipiente más pequeño más adelante.
    • Si vas a preparar el agua de rosas por tu cuenta, deberás hacerlo en un recipiente aparte, antes de mezclarlo con el aceite de coco, el aceite esencial y el jabón.
  4. Cierra el recipiente con firmeza y agítalo. Agítalo hasta que todos los ingredientes se hayan mezclado.
  5. Coloca tu gel de baño en recipientes más pequeños. Es probable que tengas dificultades para llevar tu tarro de 1 L (1 cuarto) a la ducha. Puedes colocar el gel de baño en recipientes más pequeños, como tarros y botellas de vidrio pequeños, o incluso en botellas viejas de gel de baño. Si tu nuevo recipiente cuenta con una boca pequeña (como la de una botella), puedes colocar un embudo antes de agregar el gel de baño. El embudo permitirá que te cerciores de que todo entre en el nuevo recipiente y de que nada se derrame ni se desperdicie.
  6. Adorna tus recipientes. Puedes dejar los recipientes pequeños tal como están o puedes darles un toque personal adornándolos con etiquetas, cuerdas y otros elementos decorativos. Incluso puedes colocar el gel de baño en botellas pequeñas y ofrecerlas como recuerdos. Aquí te brindamos algunas ideas para adornarlos:
    • Imprime una etiqueta y pégala en la botella o el frasco.
    • Amarra un pedazo de cuerda o un listón cerca de la tapa del frasco.
    • Adorna la botella o el frasco con piedras decorativas. Puedes usar pegamento caliente para pegarlas o puedes comprar piedras decorativas adhesivas.
    • Adorna el corcho o la tapa. Puedes pintar la tapa del frasco usando pintura acrílica. Asimismo, puedes adornar la tapa o el corcho pegando en caliente diamantes de imitación y botones elegantes.
  7. Usa tu gel de baño. Puedes emplearlo de la misma manera que cualquier otro gel de baño que adquieras en las tiendas. Debes agitar el recipiente antes de cada uso, ya que los ingredientes se asentarán.

Consejos

  • En lugar de emplear aceites esenciales, usa un jabón de Castilla líquido con aroma.
  • Experimenta mezclando dos o más aceites esenciales diferentes.
  • Adorna los recipientes en los que coloques tu gel de baño, así les darás un toque más especial.
  • Coloca el gel de baño en recipientes más pequeños y ofrécelos como presentes o recuerdos.

Advertencias

  • Algunos tipos de aceites esenciales pueden provocar irritación en la piel. Si tu piel es sensible, puedes probar el aceite esencial en un área o no usarlo en lo absoluto. Puedes probar en un área echando algunas gotas de aceite esencial diluido en la parte interna de tu codo. Podrás usar el aceite de manera segura si no presentas reacciones alérgicas después de un día.

Cosas que necesitarás

Cosas que necesitarás para un gel de baño con miel

  • 2/3 de taza (150 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma
  • ¼ de taza (56,25 mililitros) de miel pura
  • 2 cucharaditas de aceite
  • 1 cucharadita de aceite de vitamina E (opcional)
  • Entre 50 y 60 gotas de aceite esencial

Cosas que necesitarás para el gel de baño con leche y miel

  • ½ taza (112,50 mililitros) de leche de coco
  • ½ taza (112,50 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma
  • ⅓ de taza (75 mililitros) de miel pura
  • 7 gotas de aceite esencial

Cosas que necesitarás para un gel de baño de rosas romántico

  • 2 tazas (450 mililitros) de jabón de Castilla líquido sin aroma
  • 1 taza (225 mililitros) de agua de rosas
  • 3 cucharadas de aceite de coco (derretido)
  • Entre 15 y 20 gotas de aceite esencial de lavanda
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página