Cómo usar un EpiPen

Una persona que tiene una reacción alérgica grave puede morir rápidamente si sus vías respiratorias se cierran. Esta reacción puede ocurrir por la picadura de un insecto, los alimentos, los medicamentos, el látex, otros alérgenos, el ejercicio o incluso por causas desconocidas. El uso oportuno y apropiado de un EpiPen puede salvar la vida de una persona.

Identificar los síntomas de una reacción alérgica grave

  1. Identifica los síntomas. Las personas con alergias graves pueden experimentar reacciones potencialmente letales a los alérgenos. Esta afección se llama "anafilaxia". Identifica los siguientes síntomas:
    • enrojecimiento de la piel
    • erupción en el cuerpo
    • hinchazón de la garganta y la boca
    • dificultad para tragar y hablar
    • asma grave
    • dolor abdominal
    • náuseas y vómitos
    • disminución de la presión sanguínea
    • colapso e inconsciencia
  2. Llama a los servicios de emergencia. Aunque uses epinefrina o adrenalina, es imperativo tener ayuda profesional cuanto antes.
    • Siempre ten el número de emergencia en tu teléfono.
    • Infórmale tu ubicación al operador antes que nada para que la ayuda pueda enviarse rápidamente.
    • Describe la condición y la emergencia al operador.
    • No entres en pánico al llamar al número de emergencia.
  3. Busca un collar o una pulsera de identificación médica. Si sospechas que alguien manifiesta un caso de anafilaxia, busca un collar o una pulsera. La gente que sufre de alergias graves generalmente porta esos accesorios en el caso de un accidente.
    • Estos collares y pulseras detallan la enfermedad y dan información adicional sobre la salud.
    • Por lo general, llevan un signo de la Cruz Roja u otra señal visual fácilmente reconocible.
    • Si sufres de alergias graves, lleva siempre las instrucciones con el EpiPen. De esta manera, si estás incapacitado y otra persona tiene que administrártelo, esa persona sabrá qué hacer.
    • No le des el EpiPen a alguien que sufre de alguna enfermedad cardíaca.

Usar el EpiPen

  1. Sostén firmemente el EpiPen. El extremo naranja debe apuntar hacia abajo. Saca la tapa de activación gris o azul (el extremo opuesto a la punta negra o naranja que sostiene la aguja), pero no la tuerzas ni la dobles.
    • Evita colocar cualquier dedo sobre el extremo que tiene la aguja, que es generalmente naranja o negro. Si accidentalmente te hincas el dedo o la mano con la aguja, puede haber una pérdida de sangre. También puedes incapacitar momentáneamente tu mano, ya que la epinefrina del EpiPen tendrá un efecto muy fuerte si va directo a una extremidad y no a un músculo grande.
    • Si la epinefrina termina inyectándose en tu mano, debes buscar atención médica, pues puede causar pérdida de sangre a la extremidad.
  2. Inyéctalo en el muslo. Gira firmemente e inyecta la punta naranja en el centro de la parte exterior del muslo para que el autoinyector esté en posición perpendicular con respecto al muslo. Una vez que la aguja entre al muslo, debes escuchar un clic.
    • Mantén así el EpiPen varios segundos.
    • No pongas la inyección en ninguna otra parte que no sea el muslo. Las inyecciones intravenosas accidentales de adrenalina pueden conducir a la muerte.
  3. Saca el EpiPen. Saca la unidad y masajea el área de la inyección durante 10 segundos.
    • Revisa la punta. La cubierta naranja debe cubrir automáticamente la aguja de la inyección una vez que retires el EpiPen del muslo.
  4. Prepárate para la reacción. Cuando se usa un EpiPen en alguien, su cuerpo repentinamente se inunda de epinefrina. Esto puede hacer que sienta pánico, se ponga paranoico y también puede agitar su cuerpo incontrolablemente. Esto no es una convulsión.
    • La agitación pasa en minutos u horas. No te asustes, solo trata de calmarte y de tranquilizar a la persona. Tu calma la ayudará.
  5. Ve al hospital inmediatamente. El 20 % de los episodios de anafilaxia aguda son seguidos rápidamente por otra crisis (la cual se llama "anafilaxia bifásica"). Después de aplicar el EpiPen, debes acudir al médico sin demora.
    • Este segundo episodio puede ser leve o grave. Si no se trata, puede llevar a la muerte.
    • La segunda crisis sucede cuando los pacientes parecen haberse recuperado. Es importante que vayas al hospital aunque te sientas bien.

Cuidar el EpiPen

  1. Observa la ventana de visualización. La mayoría de estos productos tiene una ventana que deja ver a través del envase, al interior de la medicina. La medicina debe ser totalmente transparente. Si se ve turbia o descolorida, entonces ese EpiPen puede estar dañado debido a una exposición a temperaturas extremas.
    • Puedes usarlo en una emergencia, pero debes cambiarlo lo más pronto posible.
  2. Guarda el EpiPen correctamente. El EpiPen debe mantenerse a temperatura ambiente y no debe agitarse ni dañarse.
    • No lo refrigeres.
    • No lo expongas a frío o al calor extremo.
  3. Revisa la fecha de vencimiento. El EpiPen tiene una vida limitada y se debe cambiar cuando la fecha se aproxima. Es probable que un EpiPen vencido no pueda salvar la vida de un paciente con anafilaxia.
    • Si no tienes nada más a la mano, usa el EpiPen vencido. Siempre es mejor que nada.
    • Después de usar el EpiPen, debes desecharlo de manera segura. Para hacerlo, llévalo a la farmacia.

Advertencias

  • El doctor o la enfermera te debe mostrar cómo usar el EpiPen cuando te lo prescriba.
  • Debes usar un EpiPen si eres hipersensible y si tu doctor te lo ha prescrito en caso de emergencias. Solo administra un EpiPen a su dueño.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página