Cómo elegir un amplificador de guitarra para música rock

Si estás buscando un amplificador de guitarra, pero no estás familiarizado con las pequeñas diferencias como válvulas frente a transistores, EL34 frente a 6L6 o sonido británico frente a sonido americano, puede ser desalentador. ¿Y a qué diablos suena un "matiz cremoso"? ¡Puede ser suficiente como para que prefieras coger un ukelele y mudarte a Hawaii! Antes de que lo hagas, toma unos minutos para leer este artículo. Hablaremos sobre las cosas que quieres buscar, las que debes tener en cuenta y te daremos pistas sobre temas que no son importantes. Empezaremos con el mejor consejo que puedes recibir:

Lo básico

  1. Utiliza tus orejas. Sí, parece muy sencillo y poco técnico, y realmente no hay nada más que añadir aquí. Sin embargo, es importante tener claro desde el principio que te debe gustar el sonido que ofrece el amplificador en relación al estilo de música que tocas.
    • Un amplificador Marshall sonará absolutamente increíble si el estilo de música que tocas es parecido al de Van Halen, Cream o AC/DC.
    • Un amplificador Fender sonará fantástico si te acercas más al estilo de Stevie Ray Vaughan, Jerry Garcia o Dick Dale.
    • La mejor manera de determinar cómo suena un amplificador es enchufándole tu guitarra. Si eres poco más que un novato y no tienes confianza en tus habilidades pero quieres un amplificador con el que crecer, haz que alguien de la tienda lo use por ti. El punto fundamental aquí es cómo suena el amplificador "a" en comparación con el amplificador "b", así que haz todo lo posible para conseguir una buena comparación.
  2. Evalúa tus necesidades. Los amplificadores son clasificados por voltaje en lugar de por tamaño físico (aunque los amplificadores de mayor voltaje tienden a ser físicamente más grandes).
    • Los amplificadores de válvulas de bajo voltaje tenderán a crear distorsiones armónicas en volúmenes bajos, lo que es preferible en ensayos, estudio y presentaciones con amplificación por micrófonos.
    • Los amplificadores de válvulas de alto voltaje distorsionarán a volúmenes más altos, lo que requerirá mayor creatividad en la mezcla para los directos.
    • El voltaje tiene efecto tanto en el volumen real como en el percibido. En general, se necesita 10 veces el voltaje de un amplificador para doblar el volumen percibido. Por ejemplo, un amplificador de 10 vatios sonará la mitad de potente que uno de 100.
    • El voltaje y el coste de un amplificador están raramente relacionados, así, un amplificador de 10 vatios puede ser dos, tres o incluso diez veces más caro que uno de 100 vatios, dependiendo de la calidad de los componentes y el diseño. Un amplificador de transistores de 100 vatios es barato de producir comparado con uno artesanal de 5 vatios a válvulas.
  3. Comprende qué define el tono general de un amplificador. La calidad de sonido experimentada en un amplificador puede ser determinada por muchas cosas, incluyendo (pero no limitándose a):
    • las válvulas usadas en el pre-amplificador
    • las válvulas usadas en la etapa de potencia
    • la madera usada en la pantalla
    • el tipo de cono de los altavoces
    • la resistencia de los altavoces
    • la guitarra empleada
    • los cables empleados
    • los efectos usados
    • las pastillas de la guitarra
    • incluso los dedos del músico.
  4. Conoce las categorías. Hay dos categorías principales de configuraciones de amplificadores de guitarra: combo y cabezal/pantalla.
    • Los amplificadores combo (combinados) mezclan los amplificadores electrónicos con uno o más altavoces en una sola pieza. Habitualmente son más pequeños, ya que combinar un potente cabezal y un par de grandes altavoces lo puede llevar rápidamente a la categoría de "levantamiento de pesas".
    • La disposición de cabezal/pantalla resuelve el problema del peso separando la pantalla del altavoz y el cabezal amplificador. Los cabezales pueden ser unidades independientes que, normalmente, se sitúan sobre las pantallas, o pueden ser montados en unidades de estanterías (racks), lo cual es genial para ir de gira pero más complejo para la cadena de señal de la guitarra.

Amplificadores de válvulas y de transistores

  1. Compara las válvulas frente a los transistores. Hay diferencias notables entre los dos estilos de amplificación. Los amplificadores de válvulas usan válvulas tanto en la etapa del pre-amplificador como en la etapa de potencia, mientras que los de transistores emplean dichos transistores para todas las etapas. Esto puede resultar en muy diferentes tipos de tonos y, normalmente, así ocurre.
    • Los amplificadores de transistores son conocidos por ofrecer sonidos brillantes, limpios y precisos. Responden rápidamente y son mucho más resistentes que los amplificadores de válvulas: piensa en la diferencia entre una bombilla normal (válvula) y una tipo LED (transistores). ¡Tira los dos contra el suelo y tendrás que barrer uno de ellos con escoba y recogedor! Además, con los avances tecnológicos, a muchos amplificadores de transistores les añaden una amplia gama de sonidos de amplificadores modelados, ofreciéndote mucha versatilidad.
    • Los amplificadores de transistores de un mismo fabricante tienden a sonar igual, lo que puede ser beneficioso cuando necesites un tono confiable y repetible. También son notablemente más ligeros, tanto en peso como en tamaño, que sus hermanos de válvulas.
    • Esta versatilidad y robustez tiene por contra un tono menos cálido. Si bien esto es una crítica enteramente subjetiva, hay algunas diferencias que apoyan esta idea: cuando usamos distorsión, la forma de onda de un amplificador de transistores muestra una onda saturada y armónicos que se mantienen fuertes a través de todo el rango de escucha. En comparación, un amplificador de válvulas con distorsión tiene una onda suave y armónicos que entran bien en los límites de escucha, siendo esta la famosa calidez de los amplificadores de válvulas.
    • Los amplificadores de válvulas tienen algo especial que no puede ser medido y los convierte en el tipo de amplificador más popular. El sonido del amplificador de válvulas ha sido descrito como "espeso", "cremoso", "gordo" y rico, ¡adjetivos que encajarían más si los amplificadores fueran comida!
    • Los amplificadores de válvulas puede variar ligeramente de tono entre un amplificados y otro y, sin duda, de un músico a otro. Para algunos músicos, "su" amplificador es aquel que, en conjunción con su guitarra, define su sonido.
    • La distorsión de válvulas es más suave y la más agradable de escuchar. Cuando se le fuerza, añade un toque de compresión y riqueza de sonido a la dinámica que sólo las válvulas pueden ofrecer.
    • Los amplificadores de válvulas pueden ser mucho más potentes que los de transistores. Un amplificador de válvulas de 20 vatios puede sonar fácilmente tan potente o más que uno de transistores de 100 vatios.
  2. Las desventajas de los amplificadores de válvulas están más relacionadas generalmente con lo práctico que con el sonido. Un amplificador de válvulas, especialmente uno grande, puede ser muy pesado: ¡un punto negativo muy grande si tienes que cargar tu equipo regularmente por tres tramos de escalera!
    • Los amplificadores de válvulas son también más caros, tanto la compra como su mantenimiento. Un amplificador de transistores simplemente está ahí. A menos ocurra una potente sobrecarga de energía, tu amplificador de válvulas sonará igual año tras año. Sin embargo, las válvulas (parecidas a las bombillas) se desgastan con el paso del tiempo y necesitarán ser reemplazadas. Las válvulas no son terriblemente caras, pero será un gasto anual (dependiendo de cuánto lo uses).
    • Los amplificadores de válvulas raramente incluyen un emulador de efectos. Necesitarás pedales para este tipo de cosas. Sin embargo, el trémolo y la reverberación suelen incorporarse al diseño de estos amplificadores.
  3. Cuidado con los estereotipos. Si bien es bueno conocer los pros y los contras de ambos tipos de amplificadores, no siempre se da el caso de "las válvulas son buenas, los transistores son malos". Estudios han revelado que cuando se tocan sin distorsión, los amplificadores de válvulas y los de transistores son virtualmente indistinguibles.

Amplificadores combo

  1. Evalúa las opciones para amplificadores combo. Aquí se muestran algunas de las configuraciones más comunes para los amplificadores combo:
    • Micro amplificadores: de 1 a 10 vatios. Estos pequeños y muy manejables amplificadores son muy útiles para practicar en cualquier lado (o cuando otros están intentando dormir). No tienen el volumen suficiente para ser usados en la mayoría de improvisaciones (donde necesitas ser escuchado junto a otros músicos). Como norma, su calidad de sonido tiende a ser pobre (comparado con amplificadores más grandes). Debido a la poca potencia de salida y a la mala calidad de los circuitos y no son adecuados para presentaciones profesionales. El Marshall MS-2 es un ejemplo de un micro amplificador (1 vatio) muy manejable que ha recibido buenas críticas para ser un amplificador de transistores de este tamaño.
    • Amplificadores de prácticas: de 10 a 30 vatios. Los amplificadores de prácticas encajan también en ambientes como una habitación o una sala de estar, aunque su potencia puede servir para pequeños conciertos (actuaciones), especialmente si un se usa microfoneado con el equipo de sonido del local. Entre los amplificadores de válvulas para practicar cuyo sonido es bueno o mejor que muchos amplificadores más grandes se encuentran Fender Champ, Epiphone Valve Junior y Fender Blues Junior. Como norma general, los mejores amplificadores en esta categoría tienen entre 20 y 30 vatios con un cono de, al menos, 10 pulgadas.
    • Combos 1x12 de tamaño completo: Con 50 vatios de potencia o más y un cono de al menos 12 pulgadas, los amplificadores 1x12 ofrecen la opción más pequeña que se considera adecuada para pequeños conciertos sin usar micrófono. Para modelos de gama alta, tal como los fabricados por Mesa Engineering, el calibre de la calidad de sonido es completamente profesional.
    • Los combos 2x12 son parecidos a los de 1x12, con la diferencia de que se añade un segundo cono de 12 pulgadas. El diseño del 2x12 es considerablemente más grande y pesado que el de 1x12, pero sigue siendo la opción favorita de los músicos para actuaciones en locales de pequeño a mediano tamaño. La inclusión de un segundo cono permite algunos efectos estéreo, además que dos conos moverán más aire que uno (dando más "presencia" en tu sonido). Uno de los favoritos de esta categoría es el Roland Jazz Chorus, el cual presenta un sonido característico, estéreo y limpio, además de efectos integrados.
  2. Tome nota: los amplificadores combo pequeños dan mejores resultados en estudios. Por ejemplo, si te gustaría saber cómo suena en estudio un pequeño amplificador Fender Champ de 5 vatios, ¡escucha la guitarra de Eric Clapton en "Layla"!.

Cabezales, pantallas y pilas de amplificadores

  1. Analiza las opciones para cabezales, pantallas y amplificadores apilados. Mientras que los amplificadores combo son excelentes para soluciones todo en uno, muchos músicos prefieren personalizar su sonido. Quizá les guste el sonido de una pantalla Marshall conectada a un cabezal Mesa Engineering. Otros quizá no sean tan específicos con las pantallas, pero quieren disponer de muchas de ellas para crear un poderoso muro de sonido que llene el escenario.
  2. Aprenda la jerga. Un "cabezal" es un amplificador sin altavoces. Una "pantalla" es un altavoz independiente, que puede ser conectado a un cabezal. Una "pila" es un cabezal y un conjunto de pantallas conectadas entre sí, listos para tocar.
    • Los apilados son preferibles para conciertos mejor que para ensayos, aunque no hay ninguna norma que te impida tener enormes pilas de pantallas en su sala de estar si tu familia te lo permite. Una advertencia: en la mayoría de los casos, ¡no te van a dejar! Las pilas de pantallas son físicamente muy voluminosas, pesadas y con una potencia devastadora. Estas herramientas son para músicos que toquen en grandes recintos.
  3. Conéctalos. Aunque los cabezales suelen tener el mismo tamaño, tienen una gran variedad de voltajes. Los cabezales pequeños tienen entre 18 y 50 vatios, mientras que los cabezales más potentes tienen normalmente 100 vatios o más. Hay también súper cabezales, que alardean de una potencia ruidosa que va de los 200 a los 400 vatios.
    • Para actuaciones en locales de pequeño tamaño a mediano, un cabezal pequeño es más que suficiente. Los cabezales más pequeños suelen conectarse a una única pantalla de 4x12 (cuatro altavoces de 12 pulgadas, como su nombre indica). Este tipo de configuración se conoce como half stack (pila mediana) y es la favorita de la mayoría de músicos.
    • Antes de comprar un apilado medio, ten en cuenta que son muy grandes y muy potentes para la mayoría de locales y recintos de pequeño escenario (es decir, la mayoría de conciertos en los que normalmente tocas), son complicados de transportar en cualquier vehículo más pequeño que una furgoneta o camioneta, tus compañeros de grupo no te ayudarán a colocarlo en el escenario y te harán sufrir daños auditivos permanentes si no usas tapones para los oídos. Esta configuración ofrece mucho volumen y la presencia de de cuatro altavoces. Usa los cabezales (amplificador) que emplean los profesionales.
    • Un full stack (o pila completa) es el sueño de muchos guitarristas (aunque serás mal visto por el técnico de sonido y todo el que esté en el escenario contigo). Normalmente mezcla un cabezal de al menos 100 vatios conectado a dos pantallas de 4x12. Las pantallas se colocan verticalmente (una encima de la otra), dando a la configuración su distintivo nombre.
    • Una pila completa es tan alta como un hombre adulto, ofreciendo una vista impresionante. El sonido es igualmente impresionante. Una pila completa es demasiado voluminosa para todos los recintos menos para los más grandes, e incluso en ellos el técnico tendrá que microfonearlo, por lo que realmente nunca vas a usarla por sí misma. La mayoría de profesionales preferirán usar dos pilas medias en estéreo en lugar de ir de gira con una pila completa.
    • Los guitarristas que son verdaderamente sádicos (en un sentido sonoro), tanto como los músicos de heavy metal, pueden colocar un súper cabezal de 200-400 vatios en una pila completa. Necesitarás usar protección auditiva con cualquier pila completa (especialmente con las configuraciones "hot rod", las más potentes), si deseas tocar a los volúmenes más altos sin sufrir daños auditivos potenciales.
    • Las pilas completas que veas en la mayoría de conciertos se usan como trucos de escenario. Normalmente, sólo una de esas pantallas tiene altavoces incluidos, y el resto están ahí por el espectáculo. ¡Mötley Crüe usa falsas rejillas de pantallas y telas negras para aparentar que el escenario está repleto de pilas de amplificadores!
  4. Sigue a los profesionales. La mayoría de profesionales usan 2x12 o pilas medias porque el sonido es más fácil de controlar. Si realmente quiere una pila completa, consigue una por todos los medios, pero casi nunca la usarás a menos que hagas una gira por estadios. Son demasiado grandes para ser prácticos.

Productos montados en estanterías (racks)

  1. Monta todo en estanterías. Muchos músicos usan equipos de estanterías, normalmente son cajas con refuerzos metálicos con paneles removibles en el frontal y en la trasera. La parte frontal de la estantería, cuando está abierta, tiene a los lados dos filas verticales para tornillos de rosca separadas 19 pulgadas: el estante para el montaje del equipo.
    • Como una configuración de cabezal y pantalla, un amplificador de guitarra montado en estantería separa los componentes del amplificador y las pantallas de altavoz. Sin embargo, los cabezales en estanterías pueden ser divididos en dos categorías: el pre-amplificador y la etapa de potencia. Tanto los cabezales como los combos tienen estos componentes, pero las unidades de estantería los hacen más prácticos usándolos como elementos separados.
    • La mayoría de fabricantes de amplificadores, incluyendo a Marshall, Carvin, Mesa-Bogogie y Peavey, fabrican plataformas para amplificadores de estantería.
  2. El pre-amplificador. Esta es la fase inicial de la amplificación: en su forma básica, un pre-amplificador amplía la señal con el fin de llegar con efectividad a la fase de la etapa de potencia. Los mejores pre-amplificadores incorporan varias opciones de mejoras de tono, incluyendo ecualización, varias configuraciones de válvulas y más.
  3. La etapa de potencia. Esta va conectada al pre-amplificador, toma la señal modulada y le da la potencia necesaria para hacer vibrar los altavoces. Como los cabezales, las etapas de potencia están disponibles en muchos tamaños, desde un mínimo de 50 vatios hasta los monstruosos 400 vatios.
    • Las etapas de potencia (tantas como quieras) pueden ser conectadas en cadena o a través de diferentes salidas pre-amplificadas para aumentar la potencia de la señal, ofreciendo la posibilidad de mezclar las influencias de tono de dos etapas de potencia diferentes.
  4. Desventajas de las plataformas de estantería. Como seguramente te habrán comentado, las estanterías son unas plataformas muy complicadas. Un guitarrista novato se sentirá perdido. También son más pesadas y voluminosas que los cabezales, y añade a eso el volumen y el peso de la propia estantería. En cuanto necesites comprar múltiples productos y accesorios, el precio de una nueva estantería puede ser (aunque no siempre), mayor que el de los cabezales.
  5. Obtén una ventaja. ¡Una estantería te permite mezclar y combinar productos de diferentes fabricantes y encontrar tu tono distintivo! Además del pre-amplificador y la etapa de potencia hay muchos geniales productos que pueden ser montados en la misma estantería con tu amplificador (reverbs, delays, ecualizadores y otras maravillas sonoras).
    • Las estanterías suelen tener ruedas giratorias, haciéndolas más fácil de transportar, y puede también simplificar la configuración: tus componentes están siempre preparados para ser enchufados tan pronto como la deposites en el el escenario y la enciendas.
    • Por último, las estanterías son poco frecuentes y atraerán la atención. La gente quedará impresionada si llevas tu estantería a un ensayo o a una actuación, pero ten cuidado, esperarán que seas un guitarrista experimentado , o al menos que sea capaz de usar tu estantería. No la lleves a cualquier lado a menos que sepas cómo hacer que esos pre-amplificadores y procesares hagan exactamente lo que tú quieres que hagan. Grandes profesionales como Robert Fripp, The Edge y Kurt Cobain usan este tipo de configuración.

Eligiendo el sonido correcto

  1. Comprende cómo los diferentes tipos de amplificadores encajan en diferentes estilos musicales. En la mayoría de los casos, los amplificadores no son un "uno para todo". Aunque hay todo tipo de amplificadores, puede ser clasificados en dos grandes categorías: "vintage" (o antigüedades) y "high gain" (de ganancia alta).
  2. Elige el amplificador acorde al trabajo. Cada estilo de rock tiene amplificadores característicos. Aquí tienes algunas líneas generales:
    • Los amplificadores vintage (o antigüedades) producen el clásico sonido de los primeros amplificadores. Para los guitarristas de jazz, blues o blues-rock, el sonido antiguo es ampliamente considerado el más apropiado para su estilo. Estos amplificadores pueden ser realmente antigüedades, pero también los hay modernos que imitan el toque añejo. El sonido de Fender, Vox, Marshall y amplificadores similares de las décadas de los 50, los 60 y los primeros 70 es la base de este tono antiguo. Cuando piensas en "añejo", pensarás en Hendrix, Led Zeppelin, Eric Clapton, Deep Purple, etc. Esos fueron los sonidos que empezaron todo.
    • Los amplificadores High-gain (de ganancia alta) producen un sonido con mayor distorsión que la de los amplificadores antiguos. Aunque hay debate sobre la evolución de este tipo de amplificadores, muchos creen que gran parte de su historia le pertenece a Eddie Van Halen. Van Halen, en realidad, sabía muy poco de electrónica (él ha admitido que es por eso que su guitarra estaba montada de esa extraña forma), y sólo conseguía su sonido de ganancia alta poniendo todos los potenciómetros de su amplificador al máximo, controlando el volumen con un transformador variable, el cual baja el voltaje del amplificador. Con su famoso solo de "eruption" en 1977, Van Halen introdujo el ruidoso y estruendoso sonido de un amplificador llevado a la saturación máxima de las válvulas. Los fabricantes de amplificadores intentan emular ese sonido a volúmenes más bajos añadiendo en sus diseños etapas de ganancia extras al pre-amplificador, permitiendo así una ganancia de tono mayor en volúmenes controlados. Se fueron necesitando amplificadores con mayores ganancias a medida que el heavy metal fue evolucionando. Para el hard rock y el heavy metal de los primeros 80 y posteriores, los amplificadores clásicos fueron reemplazados por sus modernos homólogos de ganancia alta.
    • Si quieres tocar jazz, blues, blues-rock (del estilo de Led Zeppelin) o el heavy metal más primitivo (en la onda de Black Sabbath), un amplificador de válvulas de baja ganancia será tu mejor elección. Si prefieres tocar hard rock, metal de los 80 y triturar la guitarra (en el estilo de los innumerables héroes de la guitarra de los 80), probablemente querrás usar un modelo de ganancia alta. Debes saber que muchos amplificadores nuevos pueden ofrecer tanto los sonidos de ganancia alta como los sonidos clásicos, aunque los puristas piensan que los únicos amplificadores clásicos que merecen la pena son los realmente antiguos.
    • La tecnología de modulación de los amplificadores (que permite simular el sonido de muy diferentes amplificadores) es un progreso relativamente reciente que tiene tanto defensores como críticos, aunque la mayoría de personas piensan que suenan realmente bien. Los amplificadores modulados pueden ser muy útiles, aunque si eres un purista, nada puede compararse a un Fender Twin Reverb real, a un antiguo cabezal Marshall "Plexi" o a algo similar.

Consejos

  • Si compras un amplificador de válvulas, intenta no abusar de él físicamente. Por lo general, las unidades de transistores están diseñadas para soportar mucho castigo, pero los amplificadores de válvulas son mucho más delicados. Si tu nuevo (y muy caro) cabezal de válvulas Soldano cae por un tramo de escaleras, probablemente estarás en un gran problema, mientras que si le ocurre lo mismo a un combo de transistores el resultado no será más que de un momento de pánico y algunas risas (después de todo). Si te preguntas si tanta advertencia es necesaria, probablemente no has pasado mucho tiempo con rockeros.
  • Para la mayoría de los guitarristas, un amplificador de 30 vatios será más que suficiente para una habitación, un ensayo o un concierto pequeño.
  • A menos que toques black metal auténtico, normalmente es mejor comprar un amplificador más pequeño con un buen tono que comprar uno potente que suene feo. Nunca te arrepentirás de tener un tono agradable, pero siempre lo harás de un tono malo. Algunas tiendas de música intentarán vender a los novatos un amplificador potente con multitud de efectos, no caigas en eso. Usa tus oídos y elige un amplificador cuyo tono ames absolutamente, no gastes el dinero hasta que lo encuentres.
  • Si compras un amplificador de transistores, ten cuidado de no sobrecargarlo demasiado. No tengas miedo de subir la ganancia hasta el 10, pero ten cuidado cuando coloques un efecto amplificador (booster) antes del amplificador. Si compras un amplificador de válvulas, amplifica la señal antes del amplificador tanto como quieras, ya que las válvulas pueden manejar sin problemas cantidades ridículas de sobrecarga.
  • Prueba siempre antes de comprar. La mayoría de las tiendas de música estarán encantadas de atenderte, y si no lo están, opta por ir a otra tienda cercana donde dispongan del mismo producto. Leer críticas no es algo tan bueno como probar el amplificador por ti mismo. Lleva tu guitarra a la tienda, y tu propio cable, y pregunta si puedes probar algunos amplificadores. La mayoría de tiendas te dejarán hacerlo. Si no, no merecen la pena y ve a alguna otra.
  • Si necesitas un amplificador que pueda hacer de todo, piensa en la posibilidad de comprar uno de los nuevos modelos con efectos incorporados. Lo mejor de estos amplificadores es que pueden reproducir el sonido de muchas otras unidades con bastante precisión, y tendrás acceso instantáneo a toda una cadena de efectos, incluyendo delay, chorus, flanger, reverb, etc. Line 6, Crate y Roland (entre otras empresas) fabrican buenos combos.
  • Cuando estés comprando un amplificador, el precio no debe ser lo único a tener en cuenta. Algunos amplificadores más baratos ofrecen un sonido admirable, mientras que puedes encontrar otros más costosos que no encajan en tus necesidades. Para juzgar la calidad, lee las reseñas de los usuarios en diversas páginas webs de guitarras.

Advertencias

  • Jamás toques con un cabezal de válvulas a menos que esté enchufado a un altavoz sin carga de altavoz, ya que dañarás el amplificador.
  • Ten cuidado con los proveedores e equipamiento, como Musician's Friend, ya que publican lo que parecen ser reseñas pero en realidad son anuncios pagados y diseñados para aumentar las ventas del producto. Haz tu investigación y toma una decisión con fundamento.
  • Comprar un combo grande o (especialmente) una pila con el fin de usarlo a todas horas en tu sala de estar puede provocar el divorcio. Tanto ocurrirá si gastas 2000 dólares en un amplificador sin consultarlo con tu esposa.
  • Mantén un volumen bajo cuando ensayes en tu casa. Usar cascos puede ser una gran idea. Igualmente, si tu plan es instalar en tu garaje una enorme pila de Marshalls para ensayar, asegúrese de que está aislado. Tu vecino no quiere tener el "War Pigs" de Black Sabbath haciendo vibrar sus ventanas y y cuadros una noche de sábado.
  • Si tocas muy alto y usas distorsión continuamente, asegúrate que tu altavoz o altavoces están diseñados para soportarlo.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página