Cómo cultivar plantas sanas

¿Eres un aniquilador de plantas? ¡No te apresures en calificarte de esta forma! Cualquier persona puede aprender cómo darle a las plantas lo que necesitan para crecer prolíficamente. El punto clave es estimular el ambiente natural de las plantas y brindarles nutrientes, luz solar y agua para que crezcan bien. Lee este artículo para aprender una estrategia básica para cultivar unas plantas saludables.

Crear las condiciones ambientales correctas

  1. Conoce a tus plantas. Sin importar cuánto cuidado y atención le des a tus plantas, no crecerán si no conoces sus necesidades específicas. Esto es lo que sucede ya sea que compres una planta para el hogar o planees tener un jardín de vegetales o de flores en el exterior. Algunas plantas son capaces de crecer en diferentes climas, pero otras requieren de un ambiente controlado o solo pueden sobrevivir en una región específica.
    • Antes de plantar un jardín o agregar una planta a tu colección de plantas en macetas, investiga en línea o pregúntale a un experto acerca de qué condiciones necesita una planta.
    • Averigua en qué región crece mejor una planta. Solo porque una planta no sea nativa de tu área, no quiere decir que no pueda crecer en esta. Sin embargo, suele ser mucho más fácil cultivar las plantas que pueden vivir en el clima, la temperatura y la tierra de la región en la que vives.
    • Para las plantas de los interiores, conserva una temperatura muy estable. Tu planta tendrá frío si tú lo tienes. Evita poner tus plantas en lugares llenos de corrientes de aire. Tus plantas sentirán que hace un poco frío si tú lo sientes.
  2. Asegúrate de que el contenedor o la maceta de la planta sea grande. Las plantas necesitan espacio para crecer. Una manera segura de matar las plantas es dejar que sus raíces se acumulen. Asegúrate de dejar suficiente espacio entre las plantas si las plantas directamente en la tierra.
  3. Brinda la cantidad correcta de luz solar. Por lo general, las plantas necesitan una exposición completa a la luz solar, de manera parcial, o una sombra parcial. Esta distinción relativamente simple tiene un gran impacto en la vida de las plantas.
    • Fíjate en tu jardín antes de comprar plantas. Fíjate en cuánto sol cae en las áreas diferentes del jardín antes de decidir qué plantas comprar.
    • Si tienes un jardín, acondiciónalo de manera en que una parte tenga sombra y la otra esté expuesta al sol de modo que tengas un lugar para todos los tipos de plantas que compres.
    • La mayoría de las plantas para el hogar viven bien en un lugar con sombra parcial, lo que funciona bien ya que las áreas de los interiores no suelen estar expuestas completamente al sol. Ten esto en cuenta antes de decidir poner una planta en una maceta en un lugar que estará expuesto a muchas horas de luz solar directa; es posible que la expongas a la luz solar por mucho tiempo.
    • Si notas que la planta se vuelve delgada y se dirige hacia la luz, es porque necesita estar más cerca de la luz del sol.

Brindar agua y alimento

  1. Riega las plantas solo con tanta frecuencia como sea necesario. El regar las plantas puede causar que las personas que son perfectamente adorables se conviertan en aniquiladoras de plantas. Estas personas riegan las plantas o muy poco o demasiado. Muchos jardineros primerizos o dueños de plantas en macetas primerizos riegan las plantas más de lo necesario porque creen que en cuanta más agua obtenga la planta, será mejor. Esto es lo que sucede con ciertas plantas, pero mucha agua puede matar a otras plantas.
    • Aparte de investigar cuánta agua necesitan tus plantas, te brindaremos un truco para ayudarte a identificar cuándo regarlas y cuánta agua necesitan. Tienes que meter un dedo en la tierra alrededor de tres centímetros o una pulgada. En la mayoría de los casos, debes regar las plantas cuando la tierra está ligeramente seca. Vierte suficiente agua de modo que un poco salga por el agujero de la parte inferior de la maceta. Evita inundar la planta con mucha agua.
    • Normalmente, las plantas suculentas y otras aclimatadas a las regiones secas necesitan menos agua en comparación con las plantas de regiones más húmedas.
    • Las plantas pequeñas suelen necesitar más agua que las plantas adultas. Mantén a las primeras constantemente húmedas hasta que crezcan varios centímetros o varias pulgadas por encima de la tierra.
    • Las plantas melindrosas, como las orquídeas, necesitan un agua de mayor calidad ya que son sensibles a los químicos del agua de cañería. Utiliza agua destilada o de manantial.
  2. Fertiliza. La mayoría de los cultivadores de plantas ávidos utilizan un tipo de fertilizante, pero eso es un asunto de preferencia. Si decides utilizar un fertilizante, visita el invernadero de tu localidad y haz preguntas acerca de qué utilizar y cuánto utilizar.
    • Averigua la composición óptima de tierra para tus plantas. Algunas plantas viven mejor en la tierra con un nivel bajo de acidez, mientras que otras necesitan una tierra que sea ácida. Pregúntale a un experto en el invernadero qué tierra es la mejor para tu planta.
    • Considera utilizar un fertilizante orgánico. Las frutas y los vegetales de abono contribuyen a tener una tierra rica y nutritiva, que es excelente para cultivar la mayoría de plantas. Ten en cuenta que algunas plantas, como muchas especies de flores silvestres, suelen preferir una tierra con malas condiciones. Por ello, haz una investigación para averiguar lo que necesitan tus plantas antes de utilizar un fertilizante orgánico.

Utilizar trucos para hacer que las plantas crezcan prolíficamente

  1. Entierra la cáscara del plátano debajo de los rosales. Las rosas necesitan mucho potasio, que se puede conseguir de los plátanos. Toma un plátano y entierra su cáscara debajo de las raíces del rosal. El potasio nutrirá el rosal durante la temporada de crecimiento.
  2. Utiliza unas cáscaras de huevo machacadas para alimentar a las plantas. Las cáscaras de huevo destilan nutrientes valiosos en la tierra, lo que ayuda a las plantas, como los tomates, a crecer prolíficamente durante la temporada. Machaca algunas cáscaras y espárcelas en los agujeros que excavas para cada planta o en la parte inferior de una maceta que utilizas para las plantas de los interiores.
    • Las cáscaras de huevo machacadas nutren a las plantas de pimiento y tomate, lo que las ayuda a tener frutos deliciosos y sabrosos.
    • Las cáscaras de huevo también sirven como una alternativa natural a los pesticidas ya que evitan que las babosas y otras pestes ataquen a las plantas.
  3. Aleja a los animales con jabón. Las plantas de los exteriores son susceptibles a que los conejos, las ardillas y otras criaturas las muerdan. Aleja a estos animales al esparcir escamas de jabón alrededor del jardín. Algunos jardineros juran utilizar cabello humano u orina de un depredador para alejar a los animales.
  4. Utiliza unas monedas para alejar a las babosas. Esparce algunas monedas en el jardín si tienes problemas para alejar a las babosas de tus plantas ya que el metal las repele.

Consejos

  • Compra un hidrómetro si no estás seguro de cuánta agua tienes que regar o con cuánta frecuencia tienes que hacerlo. Este instrumento es poco costoso y se puede encontrar en la mayoría de las secciones de cuidado de plantas en las tiendas grandes. Básicamente, es un probador de metal que insertas en la tierra de la planta, luego el medidor muestra si la planta está seca, húmeda, etc.
  • Puedes comprar una planta que ya esté crecida y sea saludable en el invernadero de la localidad si eso quieres hacer. Luego, puedes divertirte regándola y dándole luz solar y alimentación.
  • Si realmente no eres bueno en esto, compra unas plantas artificiales. ¡Nadie sabrá que no son verdaderas! ¡Pueden ser grandes o pequeñas!
  • Siempre recuerda darle a tus plantas mucha agua y luz solar.
  • No solo trates de remojar una planta con un material para eso. Al contrario, deja la planta en el exterior ante la luz solar hasta que se seque por completo y luego riégala como lo harías normalmente.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página