Cómo cambiarte de Windows a Mac OS X

Hay una variedad de razones por las cuales uno podría querer cambiarse del sistema Windows, al sistema Mac OS X. Quizás un familiar te compró una nueva computadora Apple, o quizás conseguiste un trabajo recientemente en una oficina que usan solo Macs. Cualquiera que sea la razón, este artículo te ayudará a usar tu Macintosh tan eficientemente, como cuando usas tu computadora con sistema Windows.

Pasos

  1. Encuentra el “Dock”. Esto es una parte esencial del OS X similar al menú de inicio o la barra de tareas en Windows. El Dock es de donde inicias las nuevas aplicaciones, o cambias a las que ya estén abiertas. También es donde la ventana se dirige cuando se minimiza. Se ubica por lo general en la parte inferior de la pantalla, y se puede mover de un lado a otro. La papelera también estará ahí, haciendo las mismas funciones que la papelera reciclable de Windows.
  2. Si usas accesos directos, aprende los nuevos en una Mac. La mayoría, son casi idénticos a los de Windows, excepto que mientras Windows usa la tecla de control, una Mac usa la tecla de comando, que se ubica al lado de la barra espaciadora, y está marcada con el logo de Apple y una Cruz de San Hannes .
  3. Aprende a usar el Finder (buscador). Este funciona como el Explorador de Windows, lo más seguro es que te puedas ajustar fácilmente para las tareas diarias. Recuerda los diferentes nombres de las carpetas en una Mac; “Mis documentos” es “Home” (Inicio), “Archivos de programas” es “Aplicaciones”, etc.
  4. Familiarízate con el menú de Apple. El logo de Apple se ubica en la esquina superior izquierda de la pantalla, y es el botón que necesitarás presionar para apagar la computadora. A través de este botón también podrás poner el sistema en el modo de dormir, acceder a las preferencias del sistema, forzar la salida de las aplicaciones; así como muchas otras tareas.
  5. Ten en cuenta de la aplicación que estés trabajando cuando uses la barra del menú. En el lado izquierdo, entre el menú de Apple y el menú de archivos, podrás ver el nombre de la aplicación. Hacer clic allí te dará algunas opciones, como ocultar todas las ventanas de esa aplicación, u ocultar las ventanas de cualquier otra aplicación que esté abierta; y luego salir de la aplicación.
  6. Aprende a cerrar los programas bloqueados. Muchos programas se bloquean sin ninguna razón. Cuando eso sucede, presiona las teclas Comando+S para intentar guardar tu trabajo. Luego haz clic y mantén el programa bloqueado en el Dock. Mantén la opción y haz clic en forzar salida. !Felicitaciones!, haz cerrado un programa.

Consejos

  • Revisa la documentación, AppleHelp (Ayuda de Apple), y la base de conocimientos de Apple (mira los enlaces). Si necesitas más ayuda, y todavía estás cubierto por la garantía de 90 días de Apple, o por el AppleCare (el cuidado de Apple); llama al 1-800-MY-APPLE en los EEUU y Canadá.
  • Para agregar nuevos inicios de aplicaciones en el Dock, simplemente arrástralos a la posición que desees que se coloquen. Para eliminarlos, solo arrástralos fuera.
  • Antes de comprar una Mac, trata de usar una en las tiendas de Apple o en la casa de algún amigo.

Advertencias

  • Es posible que los programas y accesorios que usas para las computadoras con sistema Windows, no sean compatibles con Mac OS X, asegúrate de revisar la documentación. En la mayoría de los casos tendrás que comprar los programas que ya tienes para Windows, pero que sean compatibles para Mac; como Photoshop o Microsoft Office.
  • Cuando una aplicación esté instalada, es posible que su icono no se agregue al Dock. Para agregarlo, solo hazlo desde el folder de “Aplicaciones”, encuentra el nombre y el icono de la aplicación, y arrástralo a cualquier parte del Dock. Para eliminarlo del Dock, simplemente arrástralo fuera y una bocanada de humo, junto a un ruido similar a “poof”, aparecerán para decirte que la operación se realizo con éxito.
  • Eliminar una aplicación del Dock, no la desinstala.
  • Mucha gente empieza a usar OS X y lo detestan porque no pueden lograr hacer nada. Aunque con el nuevo sistema Mac OS PC, las aplicaciones de Windows podrán usarse en las Macs con una utilidad de Mac llamada “Boot Camp”. Así como con todo lo nuevo, necesitarás tomar tu tiempo para aprender este nuevo sistema. Con una Mac todo es más funcional, no hay mucho que configurar y no se necesitan dispositivos adicionales.
  • Una idea errada es que las computadoras Macintosh no se infectan con virus o son pirateadas. Estas maquinas no son 100% impenetrables. Solo para estar a salvo, asegúrate de habilitar el firewall integrado en el panel de “Compartir” de la ventana de las “Preferencias del sistema”. Sin embargo, los programas antivirus y firewalls de terceros no son necesarios y por lo general son más molestos que útiles.
  • Cuando una aplicación esté cerrada (ya sea por hacer clic en el botón rojo X, ubicado en la esquina superior izquierda de su ventana, o por escribir Comando-W), se queda funcionando en el fondo. Para pararla, haz clic en el nombre de la aplicación en la barra del menú y después presiona Salir. Alternativamente, presiona las teclas Comando+Q, o control-clic el icono en el Dock y haz clic en Salir. Dejar la aplicación funcionando en el fondo puede afectar la memoria del sistema.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página