Cómo utilizar una herramienta Dremel

Hace más de 70 años la empresa Dremel creó una herramienta rotativa llamada Dremel, la cual ahora tiene diferentes versiones, aditamentos y accesorios. Esta herramienta giratoria es algo básico en muchas carpinterías y herrerías, y con frecuencia la puedes encontrar en los estantes de muchos artesanos. No importa si quieres usar la herramienta Dremel en madera, metal, vidrio o en sistemas electrónicos, tienes que saber cómo ensamblar tu Dremel de manera adecuada y qué accesorios utilizar para un proyecto en particular. Puedes aprender las bases para utilizar una herramienta Dremel, cómo elegir la broca correcta para el trabajo y las instrucciones específicas para objetivos diferentes.

Aprende las bases

  1. Utiliza la ropa de seguridad adecuada al utilizar la herramienta Dremel. Ponte guantes de trabajo o de caucho cada vez que utilices la Dremel para proteger tus manos de residuos sueltos y bordes afilados. También es importante utilizar lentes de seguridad cuando cortas, pules o esmerilas con una Dremel, debido a que los fragmentos de madera, metal, plástico o vidrio pueden dañar gravemente tus ojos desprotegidos. Mantente seguro y utiliza siempre ropa de protección.
  2. Selecciona la presentación de Dremel adecuada para tus necesidades. Existen muchos modelos diferentes de taladros Dremel, así que dependiendo del uso que le quieras dar, uno podría ser más adecuado que otro. El precio también varía bastante, pero investigar sobre las opciones disponibles te ayudará a tomar una decisión bien informada.
    • Las Dremel vienen con y sin cable. Los modelos inalámbricos son ligeros y móviles, pueden ingresar fácilmente a lugares angostos y son fáciles de utilizar, pero no tienen el poder de esmerilado de los taladros con cable y a menudo sus baterías duran poco.
    • Las Dremel también vienen en modelos con velocidad fija y velocidad variable. Los taladros de velocidad fija son fáciles de usar y usualmente son más baratos, pero la velocidad variable te permite tener un control óptimo para proyectos complejos de esmerilado y otros trabajos.
  3. Familiarízate con los controles. Carga o enchufa el taladro y pasa algún tiempo acostumbrándote a utilizarlo. Localiza los controles de velocidad que se utilizan para encender, acelerar y desacelerar la rotación de la broca y practica utilizándolos.
    • Si la Dremel tiene más de una velocidad, habrá un interruptor que controle la velocidad. Mueve el interruptor para obtener diferentes niveles de velocidad y así puedas ver que tan rápido o lento rota. Por lo general, las Dremel con velocidad variable te darán más control, lo cual las hace más adecuadas para una variedad más grande de trabajos.
  4. Practica insertando las brocas en el taladro y asegurándolas. Cuando quieras comenzar, inserta una broca en el agujero que está en el extremo de la Dremel, jálalo ligeramente y asegura la tapa rosca hasta que la broca esté segura en el extremo de la herramienta. Siempre cambia la broca cuando el taladro esté apagado y desconectado.
    • Utiliza el eje de torno. Esta broca tiene un tornillo en el extremo y unas cuantas arandelas que se utilizan para conectarla. Saca el tornillo y elige el disco cortador que quieras. Coloca el disco entre las arandelas y utiliza el tornillo para fijarlo ahí. Pon el extremo con la varilla en el frente. Sujeta la fijación del eje y utiliza una llave inglesa para atornillar la broca en sentido horario.
    • No necesitas empujar la broca completamente hasta que se detenga, a veces eso no te dará el control y el margen que necesitas para hacer el trabajo de manera adecuada. En lugar de eso, empújala hasta que esté completamente adentro y luego jálala lo suficiente como para que esté asegurada y gire sin que tiemble. Practica un poco para saber cuán adentro debe estar cada una de las brocas.
  5. Aprende sobre las diferentes brocas disponibles para la Dremel. El tipo de broca que utilices dependerá del tipo de material con el que trabajes y si planeas o no cortar, pulir o hacer otros trabajos.
    • Los trabajos de tallado y gravado utilizan fresas de alta velocidad, fresas grabadoras, fresas de carburo con dientes estructurados, fresas de carburo de tungsteno y puntas de disco de diamante.
    • Los trabajos de limpieza y pulido utilizan puntas pulidoras de caucho, discos pulidores y cepillos pulidores. Estas brocas son buenas para retirar pintura antigua de muebles de metal o para limpiar herramientas y parrillas.
    • Los trabajos de corte utilizan discos recortadores, discos cortadores y perfiladores, discos de diamante, brocas cortadoras y cuchillas para cortar al hilo y transversalmente. Estas brocas son buenas para cortar madera, metal, cerámica y otros.
    • Los trabajos de esmerilado utilizan piedras esmeriladoras, discos esmeriladores, piedras afiladoras de sierras de cadena, discos abrasivos y puntas abrasivas. Las brocas de carburo tienden a funcionar mejor en el metal.
    • Los trabajos de fresado utilizan brocas fresadoras rectas, brocas fresadoras de ranura de llave, brocas fresadoras de esquinas, brocas fresadoras para ranuras y otras.
    • Los trabajos de lijado utilizan bandas lijadoras, discos lijadores, discos perfiladores y cepillos abrasivos para detalles y acabados. Por lo general, los proyectos de carpintería requieren este tipo de brocas.
    • Se puede utilizar una Dremel con brocas perforadoras para los trabajos pequeños de perforación. Puedes comprar brocas perforadoras individuales o comprar juegos de estas.
  6. Experimenta con los niveles para que te acostumbres al taladro. Asegúrate de que el taladro esté apagado antes de conectarlo y luego colócalo en el nivel más bajo. Practica cambiar entre las velocidades diferentes. Practica utilizando la broca de Dremel de tu elección en un trozo de madera, metal o cualquier material con el que estés trabajando. Comienza con el nivel más bajo de velocidad e increméntala una vez que te sientas seguro.
    • También es una buena idea experimentar con el agarre del taladro de diferentes maneras. Para un control óptimo y si el taladro es lo suficientemente pequeño, puedes sostenerlo como si sujetaras un lápiz, entre el pulgar y el dedo índice. Cuando cortas, a veces es más adecuado agarrarlo como a una espada. En lo posible, utiliza la otra mano para sujetar el material que estás cortando para mayor seguridad.
  7. Limpia la Dremel después de cada uso. Retira la broca, colócala en su estuche y tómate un momento para limpiar el taladro después de cada uso. Mantener la Dremel limpia extenderá la vida de la herramienta de manera significativa. Consulta el manual del usuario antes de desarmar la herramienta para hacerle una limpieza profunda.

Cortar

  1. Practica utilizando las diferentes brocas cortadoras. La cuchilla que elijas dependerá de lo que cortes y practicar con las diferentes brocas te ayudará a familiarizarte con sus usos. Si vas a cortar madera o metal delgado con la Dremel, por lo general los discos reforzados con fibra son la mejor opción.
    • Los discos reforzados con fibra siempre perduran por más tiempo porque son mucho más duraderos y se rompen con menos frecuencia. Los discos de cerámica o materiales similares no están reforzados y se pueden romper, lo cual los hace menos adecuados para realizar cortes más fuertes.
  2. Ajusta la velocidad del taladro a una velocidad media aproximadamente. Incluso si quieres hacer un corte rápido, necesitas mantener el taladro funcionando a una velocidad media aproximadamente, entre el 40 y 60% de la potencia del taladro. Intentar cortar a la velocidad equivocada desgastará las brocas y puede malograr el objeto que estés tratando de cortar. Por lo general, una velocidad efectiva para cortar es alrededor del 50%.
    • La descoloración y el humo son señales de que vas demasiado rápido, así que baja la velocidad. Sin embargo, cortar a una velocidad demasiado baja desafilará las brocas.
    • También puedes aprender a escuchar atentamente el sonido del motor para tener una idea de la presión que tiene la herramienta. Si cortas algo y escuchas que la velocidad del motor disminuye, es porque estás presionando demasiado fuerte. Afloja la presión que pones sobre lo que cortas y luego intenta ajustar la velocidad.
  3. Utiliza la Dremel para realizar cortes y detalles pequeños. La ventaja más grande de la Dremel es su maniobrabilidad y peso ligero, lo que la hace ideal para realizar detalles pequeños y cortes. Es muy difícil hacer cortes largos con la Dremel o utilizarla para serruchar trabajos grandes de 60 x 120 cm (2 x 4 pies), los cuales son más adecuados para cortar con una sierra de mesa de algún tipo.
    • Es posible que sea difícil hacer bordes parejos en cortes curvos con esta herramienta, porque trabajas a pulso mayormente, pero puedes hacer diversos cortes rectos para obtener la clase de borde que estás buscando y después lo nivelas con la broca lijadora para enderezarla. Haz cortes de aproximadamente 30 a 40 grados para que la herramienta no golpee la superficie de trabajo.
    • Comúnmente, las Dremel se utilizan a pulso y no en conjunto con plantillas u otras guías, pero es una herramienta versátil que también puedes integrar fácilmente. Si tienes una buena guía para cortar, pruébala con la Dremel.
  4. Siempre asegura los objetos que cortarás con un tornillo de banco. Tendrás más control y seguridad mientras cortas si no tienes que sostener la Dremel en una mano y el objeto en la otra. Asegura con un tornillo de banco lo que sea que vayas a cortar para que puedas hacer el corte sujetando la Dremel con ambas manos y controlándola con cuidado. Es mucho más sencillo hacer cortes derechos y precisos de esta manera.

Esmerilado, lijado y pulido

  1. Utiliza piedras esmeriladoras. Las mejores brocas para esmerilar con las piedras esmeriladoras que siempre están fijas en el eje de torno o vástago. Desliza la broca que quieras en el frente de la herramienta, insértala completamente y luego asegúrala. Necesitarás un poco más de margen que cuando cortas o pules.
  2. Asegúrate de que las brocas lijadoras estén en buenas condiciones. Las brocas de lijado y esmerilado deben ingresar al taladro de manera ajustada y sus superficies de esmerilado deben estar nuevas. Se tienen que reemplazar las brocas lijadoras cuando estas comiencen a atascarse o se desgasten.
    • Siempre es mejor comprar más brocas de las que necesites. Si utilizas una que está desgastada, puedes quemar o arañar el material en el que trabajas.
  3. Esmerila lentamente. No quieres sobrecalentar el material que esmerilas, así que es importante poner el taladro en una potencia baja e ir despacio. Estas piedras son mejores para materiales duros, así que no funcionarán tan bien en materiales suaves como el aluminio.
  4. Utiliza puntas cilíndricas o triangulares para esmerilar figuras redondas. Para esmerilar una muesca o para esmerilar el interior de una esquina, utiliza un disco plano. Mientras más pequeño sea el trabajo, más pequeño debe ser el esmerilador que utilices.
    • Para esmerilar objetos planos, definitivamente no debes trabajar en el centro porque eso hará que se obstruya más rápido. Utiliza discos de lijado más frecuentemente que los de esmerilado.
    • Las brocas lijadoras son la mejor opción para trabajar en metal y madera. Comienza con una velocidad más lenta y ve incrementándola si el material lo permite. Por lo general, el metal es un poco más duradero, lo que significa que puedes aumentar un poco la velocidad.
  5. Comienza con las brocas más ásperas y ve cambiando hasta las más suaves. Si tienes un trabajo grande, forzarás menos las brocas si comienzas con la más áspera y vas cambiando hasta llegar a la más fina. Esto te ayudará a eliminar las rayas lo más rápido posible y luego avanza de manera progresiva a lo largo del material. Si no comienzas con el disco áspero, te tomará más tiempo y terminarás desgastando una manga lijadora fina. Haz pausas de manera periódica mientras esmerilas o lijas y verifica cada uno o dos minutos si hay desgaste por uso.
  6. Utiliza una potencia baja para pulir metales o plásticos. Comienza untando el compuesto de pulido y enciende el taladro en una rpm lenta, del 20 al 30%. Colócalo sobre el compuesto de pulido y mueve el disco en círculos. Después de esto puedes cambiar el disco por uno más suave o más áspero, de ser necesario.

Consejos

  • Enciende la herramienta para que esté en marcha y a toda velocidad antes de tocar el material.
  • Recuerda no utilizar mucha presión cuando cortes y también al lijar. Deja que la grava en el papel o cortador hagan todo el trabajo.
  • Verifica que el objeto en el que trabajas esté asegurado. Si está suelto, asegúralo.
  • Ten cepillos para el motor. Si la herramienta parece estar acelerándose o funcionando incorrectamente, desármala y reemplaza los cepillos. Verifica que quede aproximadamente medio centímetro del material. Asegúrate de que no estén astillados y que estén suaves.

Advertencias

  • Asegúrate de que el área de trabajo esté limpia y de estar al aire libre o en una habitación con una buena ventilación. Perforar, lijar, cortar y esmerilar dejan restos en ti, en el suelo y en el aire del lugar donde trabajas.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página