Cómo usar un saco de boxeo

Hacer ejercicios con un saco de boxeo provee un entrenamiento efectivo para todo el cuerpo. Hay formas en las que puedes mejorar este beneficio. También hay formas en las que puedes contracturarte el cuerpo y arriesgarte a una lesión. Por lo tanto, considera los pasos que siguen si quieres usar un saco de boxeo exitosamente y sin lastimarte.

Pasos

  1. Cuelga el saco de boxeo en una viga fuerte. Utiliza un cáncamo resistente que sea lo suficientemente fuerte como para sostener el peso del saco. Observa que si lo colocas en el sótano o en la cochera se escuchará en el piso de arriba cuando lo estés usando. Otra opción podría ser colgar el saco en un soporte de hierro fijado a la pared.
  2. Considera comprarte unos guantes de boxeo o acolchados para protegerte las manos. Si planeas usar el saco de boxeo regularmente, invierte en un par de guantes de boxeo de buena calidad con relleno adicional para reducir el riesgo de lesiones.
  3. Diseña una rutina de ejercicio con el saco de boxeo, que consista en golpes y patadas. Incluye golpes y patadas básicos que sean apropiados para practicar con el saco de boxeo, como golpes dirigidos, ganchos, uppercuts, codazos, y patadas frontales y giratorias y rodillazos.
  4. Comienza siempre tu rutina de ejercicio con un calentamiento. Cuando calientas el cuerpo antes de comenzar con la rutina reduces el riesgo de lesiones y dolor muscular. Estira antes de trabajar con el saco. También puedes saltar la cuerda en el lugar, o hacer boxeo de sombras.
  5. Comienza tu ejercicio con el saco lentamente, e incrementa la intensidad. Esto le permitirá a tu cuerpo a que haga la transición hacia la modalidad correcta. Comienza la rutina como la diseñaste. Tómate tu tiempo.
  6. Concéntrate en la técnica en vez de en la velocidad. Necesitas ejecutar correctamente cada golpe y cada patada, para evitar lesionarte. Si te concentras en la técnica, la fuerza detrás de cada golpe irá aumentando naturalmente de una manera más productiva.
    • No golpees el saco con demasiada fuerza.
    • No empujes el saco de boxeo al golpearlo. Necesitas golpear el saco con un golpe rápido que penetre sólo unos centímetros.
    • Evita bloquear tus codos durante los golpes. Cuando lances un golpe, asegúrate de terminarlo con el brazo extendido casi en su totalidad, pero no totalmente extendido.
    • Evita patear el saco con la punta de los dedos del pie. Una patada frontal se hace impactando la parte plana del pie contra el saco. La patada giratoria golpea el saco con el empeine del pie. Si es necesario, aprende la forma correcta de patear antes de golpear el saco.
  7. Programa un período de enfriamiento después del entrenamiento con el saco. El enfriamiento le permite a tu corazón recuperar su ritmo normal. Enlentece tu rutina y luego finaliza con una serie de estiramientos.

Consejos

  • Ejercitarte con un saco de boxeo efectivamente te contracturará el cuerpo. Un entrenamiento intenso requiere más tiempo para recuperarse. Permite que tu cuerpo descanse entre las sesiones de ejercicio, así que programa el entrenamiento con el saco sólo un par de veces a la semana.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página