Cómo jugar al bádminton

¿Quién no querría jugar el juego de raqueta más rápido del mundo? El bádminton es un deporte que se puede practicar con dos o cuatro jugadores. En este deporte, el objetivo es anotar más puntos que tu oponente, golpeando adecuadamente el volante por encima de la red. Aunque este deporte se parece un poco al tenis, las reglas del bádminton son distintas y debes saberlas antes de hacer un movimiento en tu primera partida. Si quieres ser un maestro en el bádminton o simplemente quieres impresionar a esa chica linda en el parque, lee el Paso 1 para comenzar.

Aprende las reglas

  1. Entiende el objetivo del juego. El bádminton, como el tenis, es un deporte de raqueta que se practica con dos jugadores o dos equipos de dos jugadores cada uno. Tu objetivo o el objetivo de tu equipo es anotar 21 puntos. Se anota un punto cuando se sirve exitosamente y el equipo contrario comete una falta, lo cual significa que el equipo ha fallado en devolver de manera adecuada el volante.
    • Para ganar el juego, debes anotar 21 puntos y estar a dos puntos de diferencia. Esto significa que si ambos equipos tienen una puntuación de 20, uno de los dos equipos ganará por 22-20 y así sucesivamente.
    • Si tú o tu oponente no pueden ganar con 2 puntos de diferencia y continúan hasta que el puntaje marque 29, ganará el primer equipo en anotar 30 puntos.
    • El primer equipo que gane dos sets gana el partido. Si la puntuación del partido es 1-1, se deberá jugar un tercer set decisivo.
  2. Familiarízate con el campo de bádminton. El campo de bádminton mide 13,4 metros (44 pies) de largo por 6,7 metros (22 pies) de ancho. Si juegas en individuales, jugarás en la parte que mide 13,4 metros (44 pies) de largo por 6,1 metros (20 pies) de ancho. La red debe estar a la mitad del campo, a los 6,7 metros (22 pies) de largo y a una altura de 1,5 metros (5 pies) sobre el suelo. Cuando se juega en dobles, se debe agregar 46 centímetros a la derecha y a la izquierda del campo (líneas laterales exteriores) para servir y regresar el volante. Antes de comenzar a jugar al bádminton, debes saber lo siguientes puntos:
    • Cada lado del campo tiene una zona de saque a la derecha y a la izquierda. El jugador que va a servir, debe hacerlo desde una de estas zonas hacia la zona de saque diagonalmente opuesta del campo contrario. De esta manera, si un jugador sirve desde la zona de saque izquierda, deberá dirigir el volante hacia la zona de saque derecha del campo contrario.
    • Cuando se sirve en individuales, cada jugador debe servir en la zona de saque para individuales hacia el cuadrado de saque diagonalmente opuesto en el campo contrario, incluyendo la zona de saque y las líneas del fondo para individuales en el lado correspondiente. Cuando se sirve en dobles, el jugador debe servir hacia el cuadrado de saque diagonalmente opuesto en el campo contrario, incluyendo las líneas laterales exteriores, pero no la línea larga de servicio para individuales. De esta forma, en individuales, la zona de recepción es más larga para los jugadores que van a servir y en dobles, esta zona es más ancha.
    • Después de servir adecuadamente el volante, todo el campo se convierte en blanco para anotar un punto. El volante solo tiene que mantenerse dentro de los límites del juego para dobles o individuales.
  3. Entiende los conceptos básicos del juego. Antes de empezar a jugar un partido de bádminton, más allá de la información del campo y las reglas de puntuación, debes tener en cuenta los siguientes puntos:
    • Tira una moneda o deja que otra persona decida qué equipo comenzará sirviendo y en qué lado del campo jugará.
    • El primer servicio de un juego de bádminton debe realizarse desde la mitad de la zona de saque derecha hacia la zona diagonalmente opuesta del campo contrario.
    • Si el lado que sirve comete una falta, entonces el lado al que le tocaba recepcionar gana un punto y el turno de servicio. Si el lado que sirve saca correctamente pero el lado que recibe comete una falta, entonces el equipo que sirvió se mueve de una zona de saque a la otra y continúa sirviendo. Hay un punto anotado después de cada servicio (a diferencia del voleibol, por ejemplo).
    • En los juegos de dobles, cada equipo tiene solamente un “servicio”. Así que si un jugador de un equipo sirve y falla, entonces le da automáticamente un punto y la opción de sacar al equipo contrario; así sucesivamente.
    • Cuando el equipo que recepciona gana un punto y obtiene el servicio, el equipo no cambia de zona de saque, sino que sirve del mismo lugar donde están parados. Si ganan el primer punto de servicio, entonces los jugadores intercambian posiciones de derecha a izquierda.
    • Después de cada set, los jugadores cambian de lado del campo y el equipo que ganó el partido anterior comienza sirviendo la siguiente partida.
  4. Comprende cuándo un jugador comete una falta. Existen varias razones por las que un equipo o un jugador puede cometer una falta. A continuación se presentan las más comunes:
    • Si el equipo que sirve no saca bien el volante sobre la red. En bádminton, solo tienes una oportunidad en cada servicio. La única excepción es si tu equipo consigue un “let” o repetición. Esto ocurre cuando el volante golpea la red y cae en el campo del oponente. En este caso, tienes una segunda oportunidad.
    • Si golpeas el volante contra o por debajo de la red en cualquier momento del juego.
    • Si el volante te golpea.
    • Si golpeas el volante y cae fuera de los límites.
    • Si golpeas el volante y cae dentro de tu lado del campo.
    • Si el servidor falla en sacar el volante por no estar en el área correcta de servicio.
      • Para los jugadores más avanzados, también se puede considerar una falta cuando el servidor golpea el volante a una altura mayor que la cintura o cuando se sostiene la cabeza de la raqueta por encima de la mano. Si eres un jugador principiante y vas a jugar con estas reglas, es posible que quieras jugar partidas cortas o el juego se volverá tedioso.
  5. Aprende las formas básicas para golpear el volante. La raqueta de bádminton estándar mide 66 centímetros (26 pulgadas) de largo y pesa de 127 a 156 gramos (4,5 a 5,5 onzas). La mayoría de estas raquetas están hechas de metal y nylon. Al momento de jugar al bádminton, tendrás que usar la energía suficiente para golpear el volante de manera efectiva con esta raqueta liviana. Los golpes principales son de derecha y de revés (como en tenis). Necesitarás una muñeca rápida y ligera para golpear efectivamente el volante. Al momento de golpear el volante, debes tener el cuenta los siguientes puntos:
    • El éxito de este juego radica en el desplazamiento. Mira el volante y da pasos pequeños para ubicarte en la posición correcta. De esta manera, podrás golpear el volante con facilidad en vez de tener que estirarte para alcanzarlo.
    • Tendrás que practicar el backswing o armado de brazo, el movimiento hacia adelante, el golpe y el trayecto para seguir el movimiento para golpear el volante de manera efectiva. Debes golpear el centro redondo del volante, no las plumas.
    • Perfecciona tu despeje. Este golpe es el más común y su objetivo es golpear el volante de manera que tu oponente se aleje de la red. Esto te dará tiempo para preparar tu siguiente golpe.
    • Practica tu dejada. Para realizar este golpe, tendrás que golpear despacio el volante para que este caiga cerca a la red. A tu oponente se le hará difícil alcanzar el volante, sin importar lo rápido que corra.
    • Remata el volante. Este es un golpe potente que puedes hacer para pasar el volante por encima de la red. Necesitarás levantar la raqueta detrás de tu espalda, como si fueras a rascártela. Anticipa el trayecto del volante y golpéalo con fuerza, como si fueras a romperlo.
    • Practica el golpe plano. Este golpe puede ser de derecha o de revés. Este golpe hará que el volante se mueva paralelamente al suelo, pasando apenas por encima de la red. De esta manera, complicarás a tu oponente, ya que no podrá anticipar o devolver el volante.

Domina los golpes

  1. Domina el agarre. El agarre, es decir la manera en que sostienes la raqueta, afectará cada golpe que realices. Existen dos agarres básicos en el juego, uno de derecha y otro de revés. Debes tener en cuenta los siguientes puntos:
    • El agarre de derecha. Sostén la raqueta con la mano que no juega, apuntando el mango hacia ti y con la cara de la raqueta de manera perpendicular al suelo. Pon tu mano en el mango como si estuvieras dándole la mano. Forma una V con tu dedo pulgar e índice. Agarra suavemente el mango con tus dedos para una mayor flexibilidad. Acorta el agarre y coge la raqueta más cerca de la varilla para tener un mayor control al momento de golpear el volante desde la zona delantera y central del campo.
    • El agarre de revés. Sostén la raqueta igual al agarre de derecha. Luego, gira la raqueta en sentido contrario a las agujas del reloj, de manera que la V que has formado con tus dedos gire hacia la izquierda. Coloca tu pulgar en el bisel posterior de la empuñadura para tener mayor fuerza, mientras sostienes ligeramente la raqueta con tus dedos.
  2. Domina el servicio alto y bajo. Existen muchas formas de servir en bádminton, desde el servicio alto hasta el servicio de revés. A continuación, te presentamos algunas formas de servir el volante:
    • El servicio alto. Este es un gran servicio que hará que tu oponente se mueva hacia atrás en partidos individuales; este saque es un poco más complicado en partidos dobles. Para este tipo de servicio, tendrás que realizar un golpe de derecha por debajo de la mano. Relájate, dobla tus rodillas y párate de 60 a 90 centímetros (2 a 3 pies) detrás de la línea corta de servicio. Pon adelante la pierna opuesta al lado de la raqueta y la otra pierna atrás. Lleva la raqueta hacia atrás, casi hasta tu espalda y luego muévela hacia adelante. Sostén el volante de las plumas y déjalo caer ligeramente delante de ti. Golpea el volante con la cara plana de la raqueta y sigue el movimiento hasta que la raqueta llegue al lado (opuesto al de la raqueta) de tu cabeza.
    • El servicio bajo. Este servicio se utiliza más en las partidas dobles. Para este movimiento puedes utilizar un golpe de derecha o de revés.
      • Para el servicio de derecha, párate de 60 a 90 centímetros (2 a 3 pies) detrás de la línea de servicio, lleva la raqueta a la altura de tu cintura y mueve tu mano hacia adelante. Sostén el volante por las plumas y llévalo para que choque con la raqueta en lugar de dejarlo caer. Golpea el volante con la cara de la raqueta en el punto más alto, pero por debajo de tu cintura, haciendo que el volante pase cerca de la cinta de la red.
      • Para el servicio de revés, pon adelante la pierna opuesta al lado de la raqueta y la otra pierna atrás; ambas piernas deben apuntar a tu oponente. Realiza un armado de brazo y lleva la raqueta hacia adelante, sosteniendo el volante por las plumas a la altura de tu cintura. Luego, golpea el volante con la cara de la raqueta, haciendo que pase cerca de la cinta de la red. Acorta el agarre para tener un mayor control.
  3. Domina el flick y el drive en el servicio. Para ello, debes de saber lo siguiente:
    • El flick en servicio. Utiliza este movimiento para un servicio rápido, pero hazlo con moderación. Posiciónate para golpear de derecha o de revés y actúa como si fueras a realizar un servicio bajo, pero en vez de eso, usa tu muñeca para golpear rápidamente el volante.
    • El drive en servicio. Este es un servicio de ataque perfecto para partidos individuales o dobles. Este movimiento hará que el volante viaje a un ángulo más plano y a un ritmo más rápido. Realiza un movimiento de derecha por debajo del hombro, parándote más lejos de la línea de servicio. Pon al frente la pierna opuesta al lado de la raqueta y ubica la raqueta un poco más abajo de tu cintura de manera paralela. Mueve la raqueta hacia adelante y sigue el movimiento mientras dejas caer el volante ligeramente de costado. Golpea el volante y hazlo pasar sobre la red paralelamente al suelo.
  4. Domina el golpe de derecha. Si ves que el volante viene hacia abajo y hacia ti, debes golpearlo de derecha para poder vencer a tu oponente. Esto es lo que debes hacer:
    • Lleva hacia atrás la raqueta y apúntala hacia abajo. Asegúrate de llevar la raqueta a tu espalda.
    • Mantén las rodillas dobladas y listas para moverlas.
    • Muévete hacia adelante con la pierna del lado de la raqueta.
    • Mantén tu brazo casi recto mientras mueves la raqueta, doblando tu muñeca en el último segundo antes de golpear el volante.
    • Posiciona correctamente la cara de la raqueta y mueve la raqueta hacia arriba para generar impulso.
    • Sigue el movimiento hasta que la raqueta llegue a tu hombro opuesto.
  5. Domina el golpe de revés. Para esto, tienes que esperar a que el volante se acerque a tu lado de revés. Esto es lo que debes hacer:
    • Avanza con el pie izquierdo y mantén el pie derecho delante de tu cuerpo (en caso que seas diestro y hagas el revés por el lado izquierdo). Tu hombro derecho debe estar frente a la red.
    • Dobla el codo derecho y acerca tu mano derecha a tu cuerpo para estar listo para mover la raqueta. Lleva tu peso hacia tu pie izquierdo, de manera que tu pie derecho esté suelto y ágil.
    • Ahora lleva tu peso hacia el pie de adelante y endereza el codo mientras mueves la raqueta hacia adelante hasta que la cara de la raqueta golpee el volante. Sigue el movimiento hasta que la raqueta suba más alto que tu hombro derecho.
  6. Aprende a golpear con efecto. El golpe con efecto puede disminuir la velocidad del volante o cambiar su dirección. Esta es una habilidad más avanzada que complicará el juego para tu oponente. Tu contrincante no sabrá a dónde va el volante y se confundirá al momento de querer devolverlo. Esto es lo que puedes hacer:
    • Dale efecto a tus golpes de red. Comienza con un movimiento hacia adelante como de costumbre y luego mueve la raqueta hacia adentro para golpear el centro del volante de manera perpendicular. Este movimiento hará que el volante gire hasta pasar al campo contrario en vez de solo mover la raqueta hacia adelante para que tu oponente sepa qué hacer.
    • Dale efecto a tus dejadas. Dale efecto solo a la raqueta, moviéndola de manera perpendicular al centro del volante cuando este aún se encuentre en el aire. Este movimiento, disminuirá la velocidad del volante, haciendo que caiga rápidamente en el campo contrario cerca a la red.
  7. Aprende a golpear a mano alta. Este movimiento, también conocido como remate, te permite usar tu fuerza y golpear el volante en la parte superior de su arco. Para ello, apunta tu mano libre cerca al volante y mueve la raqueta sobre tu cabeza con la otra mano. Debes golpear el centro del volante antes que caiga, dirigiéndolo hacia el campo contrario.
    • Es importante dirigir. Trata de dirigir el volante hacia un lugar que no pueda llegar tu oponente.

Domina la estrategia

  1. Asegúrate de volver siempre a “la postura de alerta” después de cada golpe. Esto quiere decir que debes volver a tu posición inicial; debes mantenerte liviano sobre los dedos de tus pies y estar preparado para el siguiente golpe. Si tu oponente hace que te muevas hacia un extremo, eso le dará una gran área a donde lanzar el volante sin que puedas devolverlo. Por esta razón, debes volver a tu posición inicial lo más pronto posible.
    • Esta postura significa que tus pies deben estar alineados con tus hombros y en paralelo. Los dedos de tus pies deben apuntar a la red.
    • Mantén las rodillas dobladas y la raqueta en la mano con el brazo delante de tu cuerpo.
    • No te pares de manera normal o tu cuerpo estará muy rígido para desplazarte con rapidez.
  2. Mantente alerta para desplazarte hacia cualquier dirección en cualquier momento. Prepárate para correr hacia la red, correr hacia los extremos del campo, retroceder hasta la línea de servicio o alcanzar el volante en cualquier posición. En este juego, es importante el elemento sorpresa, así que ten cuidado con los trucos de tu oponente.
  3. Remata las veces que sea posible. El remate es el movimiento más poderoso en este juego, ya que te permite golpear el volante tan fuerte y veloz como puedas. Si rematas, harás que tu oponente se complique al momento de devolver el volante. Busca oportunidades para rematar cuando el volante se acerque a ti con una altura considerable.
  4. Mantén corriendo a tus oponentes. No devuelvas el volante directamente a tu oponente cada vez que te toca golpear o te lo devolverán con fuerza. Tu objetivo debe ser que tu oponente u oponentes se muevan por todo el campo para que se cansen y se queden sin aliento y no tengan la oportunidad de devolver correctamente el volante.
  5. Ten una estrategia. No basta con dirigir el volante y esperar que tu oponente falle. Debes tener una idea de dónde golpear, cómo golpear y por qué vas a golpear de esa forma. Si golpeas el volante sin pensar, no llegarás muy lejos.
  6. Alterna. Si bien es bueno hacer un remate o un golpe cruzado de derecha porque es tu mejor movimiento, si siempre haces lo mismo, tu oponente sabrá tu jugada en muy poco tiempo. Es importante mantener el factor sorpresa para que tus oponentes se desconcentren y no sepan a dónde moverse cuando juegan contigo.
    • Esto incluye dónde sirves, qué movimientos prefieres y dónde sueles dirigir el volante.
  7. Explota las debilidades de tu oponente. Si quieres ganar, entonces debes ser superior a tu oponente e incomodarlo lo más que puedas. Si tu oponente tiene un revés débil (como la mayoría de principiantes), golpea varias veces el volante hacia su revés. Si tu oponente es lento con los pies, haz que se mueva por todo el campo. Si le gusta jugar cerca a la red, golpea con fuerza el volante y dirígelo hacia atrás. Si le gusta hacer remates, no dirijas el volante hacia el aire. Debes conocer las fortalezas y debilidades de tu oponente para que puedas ganar fácilmente.
    • Es importante observar de cerca a tu oponente. No importa si jugarán una partida o solo pasarán el volante de un lado a otro por diversión, debes observar las fortalezas y debilidades de tu oponente lo más rápido posible.

Consejos

  • Sigue las reglas y disfruta del bádminton.
  • Mantente concentrado cuando juegues.
  • Salta, si es necesario.
  • Aprende a hacer diferentes movimientos para mejorar tu juego en el bádminton.
  • Mantente alerta.

Advertencias

  • Si usas un volante que tiene plumas reales, ten en cuenta que las plumas pueden romperse.

Cosas que necesitarás

  • Raquetas de bádminton para cada persona
  • Volante
  • Campo de bádminton
  • Red de bádminton.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página