Cómo escoger una gargantilla

Las gargantillas son un accesorio de moda muy bonito cuando se seleccionan y se usan de manera correcta. Las gargantillas son collares ajustados que se colocan alrededor del cuello como una cinta o banda con aplicaciones que pueden ser perlas, pendientes o imitaciones de diamantes. A continuación se describen tres pasos para escoger la gargantilla perfecta para ti.

Pasos

  1. Considera la longitud y el ancho de tu cuello. Cuanto más largo y esbelto sea tu cuello podrás usar una gargantilla más ancha y lucir atractiva. Si tienes un cuello corto o ancho también puedes usar una gargantilla si es que escoges una delgada, sino correrás el riesgo de hacer que tu cuello se vea aún más ancho.
    • En un cuello delgado se pueden lucir gargantillas con más detalles y pedrería. Sin embargo, sería mejor que una mujer con cuello ancho use gargantillas más simples.
    • El ancho de las gargantillas varían desde 7,5 cm (3 pulgadas) hasta 1,5 mm (1/16 pulgadas).
  2. Decide qué tipo de detalles deseas en la gargantilla. Puedes escoger desde un lazo negro hasta diseños osados, gemas o un medallón con foto. Si te gusta un estilo más gótico, entonces escoge un estilo Victoriano. Si tu estilo es más femenino podrías escoger una gargantilla simple con cuentas de colores. Sal con tus amigas de compras y pídeles sus opiniones mientras te miras al espejo.
  3. Toma en cuenta la ropa que usarás con la gargantilla. Sobre todo con qué camiseta o vestido. ¿Tendrá escote o cuello "V"? Si es así, la mayoría de gargantillas se verán bien con este estilo de cuello.
    • Si es una camiseta o vestido con cuello alto evita ponerte una gargantilla que caiga encima de la prenda de vestir porque puede causar que tu cuello se vea abultado.
  4. Escoge un color. Lo último que debes considerar es el color. Tu gargantilla debe combinar con tu atuendo. La mejor forma de lograr esto es intentar y decidir por adelantado qué camisetas o vestidos usarás con tu gargantilla e intenta escoger un color que combine con tu ropa.
  5. Ponte la gargantilla. La mejor posición para la gargantilla es en la clavícula o debajo de ella. Si esto hace que tu cuello se vea más corto sería mejor que no uses gargantillas.

Advertencias

  • Si tienes cuello corto es mejor evitar usar gargantillas. Lo mismo sucede si tienes un rostro redondo, busto voluptuoso o cuello ancho.

Cosas que necesitarás

  • Gargantilla
  • Saber la longitud del cuello
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página