Cómo hacer Muesli

Nacido en Suiza a principios del siglo XX, cuando el Dr. Bircher-Benner lo inventó como parte de una dieta saludable para sus pacientes, el muesli ha pasado la prueba del tiempo y ha adquirido diferentes variedades durante el último siglo. El más básico tiene avena arrollada (en copos), granos, nueces, semillas y frutas secas, y se distingue de la granola porque es menos dulce (en Norteamérica la granola suele tener arroz o jarabe de arce) y no está tostado (aunque el muesli también puede tostarse si se lo desea). Comer un desayuno sano es muy importante para comenzar el día de la mejor manera posible. Si quieres aumentar tu ingesta de fibras y aumentar dinero al mismo tiempo, el muesli es el desayuno perfecto. Es fácil prepararlo en casa, con lo que puedes evitar los aditivos poco deseables que suelen encontrarse en el muesli comercial. Además, puedes variar sus ingredientes todo lo que desees para que se ajusten a tus preferencias. En este artículo, aprenderás lo básico para preparar muesli.

Pasos

  1. Decide qué tipo de muesli quieres hacer. El Muesli puede seguir bien de cerca las variedades tradicionales de muesli, o puedes partir de lo básico y hacer el muesli que más te guste. Este artículo presenta algunos tipos, pero puedes experimentar más allá de las recetas para encontrar tu estilo propio.
    • Muesli básico (sin trigo)
    • Muesli “real” de Bircher-Benner
    • Muesli estilo suizo (una variación del muesli Bircher-Benner)
    • Muesli tostado
    • Muesli saborizado
    • Muesli estilizado (por ejemplo, con pasas y nueces, o arroz y nueces, tropical, de damascos, de chocolate, etc.)

Lo básico

  1. Compra los ingredientes. Al comprarlos, busca la mejor calidad. Ve a una tienda de productos dietéticos o a un mercado de confianza que mueva rápidamente sus productos al mayoreo. Pregunta sobre el origen y la calidad de los artículos si esto no queda claro.
    • Compra granos orgánicos, de ser posible. Las posibilidades son: copos de avena (tradicional), copos de centeno, copos de cebada y copos de espelto.
    • Busca frutas orgánicas y/o sin sulfuros. Serán mejores para ti y la falta de sulfuros sirve para aquellos que reaccionan a estos componentes, como los asmáticos.
    • Dale preferencia a las nueces y semillas orgánicas, de ser posible. Es incluso mejor comprar las nueces y semillas con sus cáscaras, ya que esto garantiza la frescura. Ten en cuenta que los maníes y las castañas de cajú no son nueces, pero igual quedan muy bien si te gustan.
    • Para los agregados de leche y yogurt, nuevamente, te recomendamos los orgánicos. Si no usas productos lácteos, busca alternativas, como leches y yogures de soja, avena y nueces.
    • No compres demasiado. Es mejor comprar suficientes ingredientes para tener muesli para unas semanas, y luego volver a comprar. Así te asegurarás de la frescura del muesli y podrás consumirlo en un período breve de tiempo.
  2. Prepara el almacenaje. Debes almacenar el muesli en un recipiente hermético para mantener su frescura. Busca un recipiente hermético adecuado (por ejemplo, un contenedor de plástico para cereales, con tapa, o una bolsa de freezer extra grande que pueda abrir y cerrarse varias veces, o un jarro de vidrio con una tapa hermética, etc.). Almacénalo en un lugar fresco y oscuro.
  3. Mezcla los ingredientes del muesli. Es más fácil mezclarlos en un bowl grande y luego pasarlos al contenedor. Sin embargo, si tu recipiente es lo suficientemente grande para agitar los ingredientes, puedes meterlos directamente (ve el paso siguiente). Si vas a preparar el muesli intuitivamente, asegúrate de que la mayoría del muesli esté conformado por cereales, y que los demás ingredientes estén en cantidades que se ajusten a tus necesidades. Recuerda que las frutas secas tienen mucha fructosa y calorías, así que debes intentar mantenerlas en un mínimo. Otra opción es seguir las cantidades más precisas que se delinean en las recetas de este artículo.
    • Corta las frutas secas más grandes, como los damascos o las manzanas, en piezas pequeñas. Las frutas secas más chicas, como las pasas de uva o las cerezas, pueden ir enteras. Las frutas secas también pueden ser caras, y sólo necesitas un poco para darle algo de sabor al muesli.
  4.   Mezcla bien. Un buen método es dejar algo de espacio en la parte superior del recipiente contenedor y luego cerrarlo y darlo vuelta lentamente. Volver a darlo vuelta, repitiendo hasta que todo esté bien mezclado.
  5.   Disfruta tu muesli casero. Puedes agregarle leche o disfrutarlo con yogurt y frutas frescas (prepararlos por separado). Lee las siguientes recetas para tener más ideas sobre cómo comer muesli con yogurt y frutas.

Muesli “real” del Dr. Bircher-Benner

  1. Vierte el agua en un bowl apropiado. Agrega la avena. Déjala remojar durante la noche.
  2. Mezcla el yogurt con el jugo de limón. Revuelve con la avena remojada, junto con la miel.
  3. Ralla una manzana sin pelar, para que caiga directamente sobre el muesli. Mezcla bien para evitar la descoloración.
  4. Rocía las nueces sobre la superficie. El muesli está listo para servir.

Muesli básico

  1. En un bowl grande, mezcla todos los ingredientes. El muesli está listo para guardar o servir. Agrega fruta o yogurt.
  2. Varía el muesli básico. Las variedades aceptables incluyen tostar las nueces y las semillas, agregar ½ taza de coco rallado o agregar semillas de lino. Si te gusta la vainilla, guarda el muesli con una vaina de vainilla, lo que dará sabor al muesli.

Muesli estilo suizo

  1. En un bowl pequeño, mezcla los copos de avena y cebada con la leche.  Deja en el refrigerador durante la noche.
  2. Saca de la heladera cuando sea la hora de desayunar y mezcla bien los demás ingredientes. Ahora está listo para servir.

Muesli tostado

  1. Precalienta el horno a calor moderado (180 ºC, 350 ºF o marca de gas nº 4).
  2. Cubre una placa de hornear o una bandeja con papel manteca.
  3. Esparce la avena sobre la bandeja. Ubícala en el horno y cocina por unos 15 minutos, hasta que tengan un color dorado. No las pierdas de vista, porque se queman fácilmente; revuélvelas con frecuencia.
  4. Con una sartén, tuesta el coco, las semillas de sésamo y las almendras. Saltéalos con frecuencia para que no se quemen. Aleja del calor y deja enfriar.
  5. Cuando se enfríen, combina todos los ingredientes y mételos en un recipiente hermético. Si el recipiente es hermético y se cierra justo después de usarlo, el muesli tostado se mantendrá por al menos 2 semanas luego de hacerlo.

Ingredientes

Lo básico:
  • Copos de cereal, como avena arrollada, copos de trigo, de arroz, etc.
  • Frutas secas a elección, preferentemente orgánicas y sin sulfuros
  • Nueces y semillas, enteras o troceadas, a gusto
  • Leche
  • Yogurt
  • Frutas frescas, si se lo desea
Muesli “real" del Dr. Bircher-Benner:
  • 3 cdas. de avena mediana o 4 cdas. de avena arrollada
  • 135ml (4 1/4 onzas líquidas) de agua
  • 180ml (6 onzas líquidas) de yogurt natural
  • 4 cditas. (20 ml) de jugo de limón
  • 4 cdas. (60 ml) de miel
  • 800g (1 libra 12 onzas) de manzanas de postre, bien lavadas
  • 4 cdas. (60 gramos) de almendras o avellanas sin pelar, finamente troceadas
Muesli básico:
  • 4 tazas de cereal en copos (cebada, avena, arroz, centeno o espelta)
  • 1/2 taza (65 gramos) de semillas de girasol
  • 1/2 taza (32 gramos) de pepitas (semillas de calabaza)
  • 1/2 taza (72 gramos) de semillas de sésamo
  • 1 taza (95 gramos) de almendras, medianamente cortadas
  • 1 taza (230 gramos) de frutas secas en trozos
  • 1 cdita. (2,6 gramos) de canela en polvo
  • Frutas frescas para servir
  • Yogurt natural, para servir
Muesli estilo suizo:
  • 1 taza (60 gramos) de avena arrollada
  • 1/2 taza de copos de cebada
  • 3/4 taza (180 ml) de leche descremada
  • 1 manzana grande, sin semillas y cortada en trozos pequeños
  • 1 canastilla de arándanos (o agregar una manzana más)
  • 1 cdas. (15 ml) de miel
  • 1 taza de yogurt descremado
  • 1/2 taza de almendras fileteadas tostadas
  • 1/4 cdita. (1 gramo) de canela en polvo
Muesli tostado:
  • 750g de avena arrollada
  • 250g de copos de cebada
  • 1/2 taza de trigo sarraceno tostado
  • 1 taza de germen de trigo
  • 1 taza de coco rallado
  • 1/3 taza (48 gramos) de semillas de sésamo
  • 1/2 taza de almendras fileteadas
  • 250g frutas secas mixtas
  • 250g de pasas sultanas
  • 1/2 taza (32 gramos) de pepitas (semillas de calabaza)
  • 1/2 taza (72 gramos) de semillas de girasol

Consejos

  • La avena arrollada es muy común y puede usarse sola o en una mezcla con otros cereales. Observa los cereales de la tienda de productos naturistas para ver qué otros cereales pueden agregar variedad y textura al muesli.
  • Si te gusta la variedad, usa contenedores más pequeños y prepara distintos tipos de muesli, como con chips de chocolate en uno, con bayas secas en otro, etc.
  • También puedes hacer muesli con una base de avena y nueces y guardar eso. Para tener más variedad, rocía diferentes frutas frescas y secas cuando viertes el muesli en un bowl. Si haces esto, incluso puedes seguir usando la base como cereal caliente en días alternados.
  • Si la avena cruda es muy gomosa, déjala un tiempo en leche, yogurt o una mezcla, como se explicó en alguna de estas recetas.
  • Prueba con diferentes tipos de yogurt natural, hasta que encuentres uno que te guste. Algunos serán muy ácidos; otros, muy suaves. Puedes mezclar el yogurt con leche si el sabor es demasiado fuerte.
  • Descubrirás que el yogurt “se agarra” mejor al muesli si puedes conseguir uno sin espesantes agregados (como la gelatina, pectina o almidón).
  • El muesli es un gran postre en sí mismo, o sirve como un excelente acompañamiento para postres con frutas, muffins, galletas, pasteles, barras energéticas, etc.

Advertencias

  • No agregues alimentos húmedos o pegajosos o frutas frescas a la mezcla. Suelen contener mucha agua, por lo que se enmohecen muy rápido. Sí puedes agregarlos al bowl al momento de servir el muesli.
  • Guárdalo en un lugar seco.

Cosas que necesitarás

  • Bowl para mezclar
  • Herramienta para mezclar
  • Recipiente hermético
  • Tabla y cuchillo de cortar para trocear las frutas frescas, secas, nueces, etc.
  • Bandeja de hornear para el muesli tostado
  • Papel manteca
  • Sartén
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página