Cómo ponerle tinta a un dibujo

Finalmente terminaste con un borrador, pero es poco sustancial. ¡No hay problema! Con este artículo podrás llevar tus dibujos al siguiente nivel utilizando lapiceros y plumones.

Pasos

  1. Limpia tu dibujo de lápiz lo más que puedas. Está bien que dejes que algunas líneas se vean donde vas a sombrear o colorear, pero para la mayoría deberías tener un dibujo limpio donde sólo se vean las líneas básicas. La imagen muestra cómo nuestro dibujo se veía antes de empezar a colocar la tinta.
  2. Coloca la base. Repasa tu dibujo, trazando sobre las líneas principales con un lapicero. Un lapicero de punta fina lo hará mejor que cualquier otro lapicero, porque este paso es simplemente para limpiar el dibuja. Una vez que todas las líneas de lápiz hayan desaparecido, repasa tu dibuja una segunda vez, oscureciendo las líneas y haciendo las más suaves pero al mismo tiempo agregando grosor. Utiliza una brocha, una pluma o un lápiz técnico de cualquier tipo de punta en este paso. Hay muchas maneras para decidir qué líneas deben ser más gruesas. Algunas personas sólo engrosan las líneas que separan al sujeto del fondo, dejando más delgadas las líneas de detalle. En este dibujo, el artista engrosó las líneas que se suponen debían hacer la sombra. Experimenta con lapiceros de distintas puntas, distintos métodos y estilos para determinar cuál te gusta más.
  3. Agrega textura. Utiliza distintos tipos de trazos, incluyendo (pero no te limites a): sombreado, sombreado en cruz, punteo, sobando, etc. Agrega textura a las distintas partes de ti dibujo. Aquí es donde tener bueno ojo para los detalles es útil. Una vez más, puedes hacer una gran variedad de trazos con una pluma y agregar varias capas para darle dinámica a un dibujo. Como alternativa, puedes elegir utilizar tonos prefabricados, como se hace a menudo en manga.
  4. Agrega tono. Termina el dibujo agregando definición a las sombras y contornos, suaviza las líneas y limpia de manera general el trabajo que hiciste con tinta.

Consejos

  • Si quieres colorear tu trabajo, considera utilizar acuarelas. Funcionará bien con tinta a prueba de agua de la India y puedes darle un sentido de profundidad a tu dibujo.
  • Puntear puede ser tedioso, trata de hacerlo escuchando música, haciendo los puntos con el ritmo. Esto te mantendrá interesado y evitará que conviertas los puntos en líneas.
  • Los errores pequeños pueden ser limpiados con tinta blanca. No utilices borradores de lapicero, arruinarán tu papel.
  • Se verá mejor que no utilices un lapicero muy grueso para el primer contorno.
  • Cuando coloques la primera y la segunda capa, trata de dibujar utilizando tu brazo, no solo tu muñeca, para que las líneas salgan más suaves.
  • Trabaja lentamente y no te apuras. Mientras que hacer el borrador es la parte rápida y furiosa de dibujar, poner la tinta es un proceso lento y metódico. Apurarse es la manera de cometer errores.
  • Ponte creativo con la graduación de colores. Mezcla y combina los colores.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página