Cómo verte bien en un Speedo

No necesitas ser un nadador profesional para verte bien en un traje de baño tipo Speedo. Ya sea que vayas a competir en natación, o solo vas a visitar la playa, ¡puedes verte increíble con un Speedo si sigues los siguientes consejos!

Pasos

  1. Primero, asegúrate que el Speedo te quede. Este paso puede menospreciarse, pero es indispensable que te quede bien. Un Speedo muy apretado y revelador puede hacerte sentir incómodo y cohibido, mientras que uno muy flojo, se te puede resbalar, lo que sería aún más humillante. Así que cuando elijas uno, pruébatelo y obsérvalo de todos los ángulos antes de comprarlo.
    • Si lo vas a comprar por internet, revisa en varias tiendas, y lee los comentarios. Revisa también el material del que está hecho. Esto te ayudará a determinar el traje de baño que mejor se ajuste a tus necesidades.
    • Si realmente necesitas un nuevo traje de baño, y no tienes mucho dinero, muchos fabricantes ofrecen la opción de “bolsa aleatoria”. Generalmente son mucho más baratas, pero el diseño del traje del baño es completamente aleatorio, así que no te sorprendas si el diseño que te tocó no te gustó.
  2. Come bien y haz ejercicio. Algunas personas tienen buen cuerpo de forma natural, pero el resto de nosotros necesitamos hacer mucho ejercicio para vernos bien. En general, entre más tonificado y delgado estés, mejor te vas a ver y sentir.
    • Realiza ejercicios cardiovasculares y musculares, para que hagas músculo y te deshagas del exceso de grasa.
    • Recuerda la seguridad al hacer ejercicio. Una pierna o un brazo roto no te ayudarán a verte bien en un Speedo. Incluso una distensión muscular puede ser muy dolorosa.
  3. Consigue un bronceado. Esto no es opcional. Un buen bronceado hará que el Speedo se vea más natural, además la gente asocia la musculatura con un buen bronceado. Si estás cambiando de un traje de baño de shorts a uno tipo Speedo, es natural que la parte de arriba de tus piernas se vea más blanca que el resto de tu cuerpo, por esto es especialmente importante que te broncees en esas áreas. Pero no exageres. Las camas de bronceado pueden dañar tu piel, así que si vas a hacer esto, hazlo con cuidado.
  4. Ten confianza. Esta es quizás la parte más importante, especialmente si no tienes el cuerpo de un dios griego. Si actúas perfectamente cómodo con un Speedo, la mayoría de la gente asumirá que te sientes bien, y no te molestarán.
  5. ¡Diviértete! Actúa como si usar un Speedo fuera algo completamente natural, y que te gusta hacerlo, incluso si no te sientes cómodo al principio. Esto probará al mundo que tienes confianza en tu sentido del estilo, y nadie te podrá criticar.

Consejos

  • Siempre utiliza shorts o pantalones antes y después de nadar o broncearte, para evitar exponerte mucho tiempo al sol.
  • Cuida tu Speedo como cualquier otra prenda. Enjuaga el cloro después de salir de una alberca y siempre déjalo secarse solo –evita las máquinas de secar, a menos que quieras que se haga aún más pequeño.
  • Evita Speedos de colores muy brillantes (especialmente si tienes la piel de color oscura), de otro modo enfocarás la atención a tu Speedo.
  • Si te sientes incómodo usándolo, utiliza uno cuadrado. Es más sencillo nadar con ellos que con los trajes de baño tipo shorts, y son menos reveladores que los Speedo.
 

Cosas que necesitarás

  • Un Speedo de buena calidad que te quede bien
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página