Cómo tejer un aro mágico con ganchillo

Un aro mágico, o aro deslizado, es una base circular ajustable utilizada para patrones amigurumi para tejido con ganchillo, pastillas y otros patrones que se crean a partir de círculos. Puedes hacer un nudo mágico estándar o uno doble, lo que le proporcionará mayor durabilidad a tu proyecto. Sin embargo, si se te hace difícil esta técnica, existen algunas alternativas que puedes utilizar. Sigue leyendo para aprender más al respecto.

Aro mágico estándar

  1. Crea un bucle con la lana. Deberás enrollar la lana alrededor de tus dedos de modo que, cuando queden paralelos, el extremo que está unido al ovillo quede hacia la derecha y la “cola” quede a la izquierda.
  2. Introduce el ganchillo a través del bucle. Desliza el ganchillo por debajo de ambos extremos de la lana de derecha a izquierda.
    • Utiliza la punta para enganchar la lana del extremo que utilizarás (el que está unido al ovillo).
  3. Jala la lana a través del aro. Pasa la lana que enganchaste a través del aro para crear otro bucle en tu ganchillo.
    • Ten en cuenta que este no será considerado como el primer punto.
  4. Teje una cadeneta. Dale el tamaño que requiera el patrón.
  5. Teje tus primeros puntos en el aro.
  6. Jala los extremos de la lana. Sostén la parte que está unida al ovillo firmemente mientras jalas la cola. Al hacerlo, los puntos se irán juntando al centro, completando así el aro mágico.
  7. Teje un punto deslizado en el primer punto. Para cerrar el círculo y empezar con el resto del patrón, crea un punto deslizado en el primer punto del aro y comienza a tejer el siguiente círculo.

Aro mágico doble

  1. Enrolla la lana dos veces alrededor de los dedos de tu mano izquierda. En lugar de crear un solo bucle, como lo harías con un aro mágico estándar, deberás crear dos bucles. La cola debe quedar en la parte de atrás, hacia la derecha, y el extremo que está unido al ovillo debe quedar sobre tu palma.
    • Recuerda que este método es muy similar al aro mágico estándar, pero muchos prefieren el aro doble para proyectos que tendrán más uso, pues este proporciona mayor durabilidad.
    • Deberás enrollar la lana en los dos primeros dedos de la mano no dominante.
  2. Jala uno de los bucles. Desliza tu ganchillo por debajo de los dos bucles más cercanos a las puntas de tus dedos. Toma el extremo de la lana que está unida al ovillo y jálalo hacia la derecha a través de la lana para crear un bucle en el ganchillo.
    • Pese a que se trata de un aro doble, solo necesitas tener un bucle en tu ganchillo. La palabra “doble” se debe más a los dos bucles que hiciste alrededor de tus dedos al inicio. La mayoría de pasos que quedan son bastante similares a los del aro mágico estándar.
  3. Crea una cadeneta base. Toma el extremo de la lana que está unida al ovillo y pásala a través del bucle que hay en tu ganchillo para crear un solo punto cadena.
    • Normalmente, necesitarás una cadeneta base de un punto para un patrón de medio punto, una de dos para un patrón de punto media vareta, una de dos o tres para un patrón de una vareta, y una de cuatro para un patrón de vareta doble.
  4. Quita el aro de tu dedo índice.
  5. Teje tantos puntos como sea necesario. Crea los puntos que se requieran para el primer círculo, según lo indiquen las instrucciones del patrón que vas a trabajar.
  6. Jala la cola para ajustar el bucle.
    • Es probable que no logres cerrar ambos aros. Pero no hay problema; solo es necesario que uno lo esté.
  7. Teje un punto deslizado en el primer punto del círculo para terminarlo y conectarlo con la siguiente fila.

Alternativa

  1. Haz un nudo corredizo.
    • Pese a que el punto inicial es ajustable, el aro que resulte al final no lo será, así que es importante que lo hagas tan ajustado y cerca del bucle como sea posible. Para lograrlo, teje puntos ajustados y parejos.
    • Utiliza esta alternativa si te resulta difícil crear el aro mágico.
  2. Teje dos puntos cadena. Crea una cadeneta de dos puntos.
  3. Empieza a tejer el círculo en el segundo punto desde donde está el ganchillo. Introduce el ganchillo en el segundo punto, que es el primer punto que creaste, y teje todo el primer círculo en ese mismo punto.
  4. Teje un punto deslizado en el primer punto. Para terminar el círculo y empezar el resto del patrón, crea un punto deslizado en el primer punto del aro y continúa tejiendo el siguiente círculo.
    • Ten en cuenta que este aro no es ajustable como el aro mágico, pero aun así te proporcionará la base circular que necesitas para tu patrón, y es posible que te parezca más fácil de hacer.

Alternativa adicional

  1. Haz un nudo corredizo. Tensa la lana para crear un bucle en tu ganchillo.
    • Recuerda que este método es solo otra opción que puedes emplear si tienes problemas para hacer el aro mágico. Pese a que el punto inicial es ajustable, el aro que resulte al final no lo será.
    • Este método podría funcionar mejor para un patrón de una vareta, mientras que la alternativa anterior suele ser mejor para patrones de medio punto.
  2. Teje cuatro puntos cadena. Teje una cadeneta base de cuatro puntos para iniciar.
  3. Teje un punto deslizado en el primer punto cadena que creaste. Ubica el cuarto punto de la cadeneta desde donde está el ganchillo y teje un punto deslizado.
    • Deberá quedarte un bucle en el ganchillo.
    • Ten en cuenta que se creará un aro, pero como será bastante ancho, tendrás que añadir más puntos para poder cerrarlo más.
  4. Teje puntos cadena. Utilizando el mismo método que empleaste anteriormente, crea una cadeneta tan larga como sea necesario para el primer círculo de tu patrón.
  5. Teje el primer punto en el aro. Todos los puntos del primer círculo (excepto por los de la cadeneta que acabas de crear) deberán tejerse en el aro central.
  6. Teje un punto deslizado en el tercer punto cadena.
    • Jala la cola para ajustar el centro del aro.

Cosas que necesitarás

  • Ganchillo para tejer
  • Lana
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página