Cómo planificar tu boda

Una boda significativa requiere de planeación y creatividad de parte de los dos interesados y tal vez de la familia y amigos que decidan involucrar en el proceso de planeación. Puede ser una parte de tu vida maravillosa pero también una muy retadora y hasta estresante; en efecto, puedes estar seguro de que algunos planes no saldrán como quisieras, por lo que te recomiendo que te prepares para eso también. En última instancia, la llave es permanecer organizado y tomarte el tiempo para lograr todo. Otra clave es no sobre pasarte de tu presupuesto y salvar energía; de esta manera verás que la planeación se dará con calma

Presupuesto, tiempo y registro de actividades

  1. Establecer un presupuesto. Es importante que te apegues a un presupuesto y mantener tus deseos en la realidad. Es verdad que es un día muy especial en tu vida, pero eso no es una excusa para ser muy extravagantes con dinero que no tienes. Recuerda esto cuando te pongas nerviosa porque no puedes tener todas las cosas que quieres, recuerda que vienen muchos días maravillosos y no querrás que estos días se empañen por un gasto sin planificar.
    • Trata de nunca excederte en la cifra específica del total de tu presupuesto. Si te pasas en una cosa, tendrás que recortar el presupuesto de otra. Esto significa estar preparado para ser flexible en las cosas que realmente importan y hacer tu mismo las cosas que son menos importantes o frívolas.
    • Si tus padres o tus futuros suegros están financiando la boda completa o parcialmente, tienes una ayuda extra. De cualquier modo, tienes que recordar que no los puedes sobre explotar tampoco; pregúntales por su presupuesto tope y apégate a el.
  2. Establece la línea de tiempo para planear. De todas las cosas de la planeación, este es el aspecto más importante. Necesitas desarrollar una sensible y razonable línea de tiempo dependiendo del tiempo que dispongan. Empieza por un calendario y sugiere tiempos que encuentres en los libros guía para bodas (pídelo prestado en la librería). En general, encontrarás que tendrás 12 meses para planear tu boda; si dispones de menos tiempo, ajusta la línea del tiempo. Aquí te daremos algunas sugerencias de líneas del tiempo.
    • No entres en pánico si no dispones de 12 meses. Generalmente lo que los planeadores sugieren sucede en los primeros meses son las cosas que quedan listas muy rápido, como el anuncio de tu compromiso, mandar el aviso a los periódicos locales, comprar los libros o software para planear, planear el presupuesto, seleccionar la fiesta de soltera(o) y establecer una fecha para la boda. Una de las principales razones de establecer un tiempo estimado es el lugar de recepción; los más populares los apartan con un año de anticipación y mucha gente planea toda la boda dependiendo del lugar de la recepción. Si esto se te dificulta o no tienes un año disponible, busca alguna otra alternativa como espacios en jardines públicos, iglesias menos concurridas o centros de convenciones. Evita la trampa de creer que tienes que usar la misma recepción que todas las novias están usando en esa temporada.
  3. Escoge un método para mantener un registro. Necesitas mantener tablas con las cosas que ya hayas decidido y aquellas que te falten por conseguir; también debes de mantener un registro de las facturas, presupuestos, recibos, planeación de asientos, fotos de la decoración que deseas, fotos de tu vestuario, diseños, instrucciones, etc. todo esto necesita estar en un solo lugar, por lo menos utiliza una bolsa de plástico para mantener todo en orden. Sí eres más organizado, utiliza más bolsas.
    • Los software para planear bodas sirven para las personas que les gusta lo digital, también puedes considerar hacer un micro sitio o compartir tu planeación en línea para las personas que te están ayudando. Esto puede ayudar mucho con la planeación y las estrategias. Lo malo de estos métodos es que necesitas mantenerlos al día agregando información y escaneando documentos; mientras que un cuaderno lo puedes llevar a donde quieras y puedes hacer todas las anotaciones rápidamente y meter los documentos importantes. Para mucha gente una combinación de ambos es la mejor opción.

Tamaño de la boda, recepción y establecer la fecha

  1. Decide el tamaño de la boda. Recuerda hablar de esto con tu prometido. La boda en sueños de uno puede no ser la del otro. Necesitarás saber cuánta gente vas a invitar para decidir la recepción, banquete e invitaciones.
    • Como parte de la decisión, selecciona tu fiesta de despedida de soltera(o). ¿Cuántas damas de honor y caballeros quieres? Puede ser de uno a una docena, la elección depende en lo que prefieras y el espacio que dispongas.
    • Esta decisión se toma por lo menos 10 meses antes de la boda.
  2. Selecciona el lugar de la recepción. Entre más pronto lo hagas mejor para que sepas que tienes el lugar que quieres. Checa los espacios que te ofrecen, los banquetes, las tarifas del matrimonio, la capacidad de decorar la iglesia y la recepción. Asegúrate de saber si el precio incluye todo o tienes que pagar cosas extra.
    • Se consciente de que las Iglesias pueden tener algún costo.
    • Investiga los lugares para la boda y la recepción, esto tiene que ser con 11 meses de anticipación.
  3. Establece la fecha. Los factores que influyen en esta decisión pueden ser la disponibilidad del salón de recepción, amigos y familia. Piensa en las personas que quieres que estén en tu boda y trata de establecer la fecha de acuerdo a ellos.
    • Envía cartas para apartar la fecha a tus invitados. Una vez que tus invitados y la recepción estén confirmados, les puedes avisar a todos la fecha exacta. Manda correos electrónicos a las personas que sepas que lo leen, de otra forma, manda cartas del servicio postal.
    • Establecer la fecha definitiva ocurre al mismo tiempo que confirmas la recepción en el salón y la iglesia y te confirman tus familiares y amigos. La lista de invitados debe estar lista con 7 meses de anticipación. Espera algunas cancelaciones y algunos agregados de último minuto debido a embarazos, enfermedades, viajes al extranjero, etc. Esto es inevitable, así que tu continua con tus planes.

Tema de la boda e invitaciones

  1. Selecciona un tema. No tiene que ser nada específico, pero querrás que se sienta un ambiente consistente; asegúrate de que el tema sea fácil de planear y decorar. Todo debe ir de acuerdo al tema.
    • Puedes contratar a alguien que haga la decoración, pero puede ser caro. Encuentra decoraciones que combinen con tu gama de colores. Visita el salón de recepción y toma unas fotos; tal vez quieras medir los espacios, esto te ayudará a planear el lugar de las cosas y el espacio del que dispones.
    • Como parte del tema, investiga el tipo de flores que quieres en tu boda. Investiga si están disponibles en la temporada de tu boda o si son fuera de temporada (el costo del flete puede ser muy caro). Termina con el tema de las flores cuatro meses antes de la boda.
  2. Manda las invitaciones. Investiga el diseño de tus invitaciones 10 meses antes de la boda y trabaja en comprarlas u ordenar su impresión con 6 meses de anticipación. Deja un buen espacio de tiempo si tú las vas a hacer y deja muchos repuestos porque vas a cometer errores al escribirlas o al mandarlas imprimir.
    • Sé creativo; puedes hacer tus propias invitaciones y agregar tú toque personal o acude a un profesional.
    • Manda las invitaciones dos meses antes de la boda; esto debe ser tiempo suficiente si ya has sondeado a tus invitados y mandaste las cartas de separación de fecha ( si eres judío, asegúrate de hacer kippots)
    • Haz programas de la boda. Como las invitaciones, puedes mandar hacer los programas con un profesional o hacer los tuyos. Es recomendable que los imprimas una semana antes en caso de que haya cambios inesperados como en los asientos designados. De ser posible has que tu oficial de boda la lea en la ceremonia.

El oficial de la boda

  1. Escoge a tu oficial de boda. Para una boda religiosa, buscarás un pastor, padre, ministro o rabino. Si no te cobran algo, se cortes y págales algo en gratitud por su tiempo. Para una boda secular, escoge a un oficial de boda como un juez o una persona con la autoridad de realizar matrimonios que esté disponible en esa fecha y dispuesto a hacer peticiones especiales para los votos y tu ceremonia.
    • Atiende a las platicas pre-matrimoniales sí es relevante. Esto ocupará algo de tu tiempo, pero vale la pena a largo plazo. Se honesto acerca de tus deseos y expectativas del matrimonio. Existen pláticas para las bodas religiosas y seculares.

Atuendos para la boda y accesorios

  1. Investiga, diseña y ordena tu vestido de novia. Nueve meses antes, empieza a investigar los diseños que te interesan. ¿Lo vas a mandar hacer o vas a comprarlo hecho? De cualquier manera necesitarás varias medidas y ajustes para perfeccionarlo. Si no, haz el tuyo, usa un vestido tradicional, o compra el vestido que en verdad ames y sepas que lo puedes volver a usar después de la boda. No tienes que quedarte con la tradición o gastar una fortuna en algo que nunca vas a usar de nuevo.
    • Selecciona un velo de novia; y no te olvides de los zapatos, de sandalias tradicionales a sandalias con diamantes incrustados de satín. ¿Qué prefieres? ¿Necesitas hacer un esfuerzo especial o los compraras ya hechos?
    • Decide el atuendo de tus damas de honor al mismo tiempo. ¿Van a pagar ellas o tú? No podrás hacer muchos cambios si ellas pagan pero estarán más felices de escoger su propio estilo.
    • En algunas religiones, es tradicional que la madre del novio y la novia acompañen en la compra de los vestidos; también puede incluir a la dama de honor. Esto depende de tu país y de la fe que profeses.
    • Alista los trajes del novio y los padrinos 4 meses antes de la boda; manda medirlos y arreglarlos un mes antes.
  2. Selecciona los anillos de boda. Esta es una tarea divertida para que hagan juntos y simboliza la devoción del uno al otro. Muchas parejas seleccionan anillos iguales para demostrar que sus almas se han completado. Toma una buena decisión haciendo una buena investigación para prepararte para esta tarea tan importante.
    • La selección de anillos debe estar lista 5 meses antes de la boda e ir por ellos un mes antes de la boda.

Fotos, vídeo y música

  1. Contrata un profesional en foto y/o vídeo. Considera contratar a un profesional para esta ocasión tan especial y asegúrate que esta persona es confiable para que no te preocupes por que olvide algo importante de la boda. Hay muchas historias de amigos y familiares haciendo esta tarea que con los años se arrepienten porque son fotos no enfocadas, tomas mal hechas, no secuencia, etc. Pregunta por recomendaciones de amigos que se hayan casado recientemente, pregunta por sus portafolios y el permiso del negocio.
  2. Contrata el entretenimiento. Decide entre un cuarteto, orquesta, banda o un D.J. No es recomendable que hagas esto con tu Ipod; hay más entretenimiento en una boda que la música. Los profesionales mantendrán el ritmo de la fiesta, harán anuncios y planearán tus eventos especiales contigo. Todos tienen sus ventajas y desventajas. Los músicos estudiantes de universidad o preparatoria valen la pena porque estarán en buena forma y cobrarán menos que los profesionales y muchos de ellos buscan eventos públicos.
    • Este aspecto no debe ser apartado al final, porque todas las buenas bandas y D.J.s para bodas los escogen primero. El entretenimiento es crucial y es lo que hace una boda memorable. Es recomendable que busques tu entretenimiento 10 meses antes del gran día.

Comida y regalos

  1. Decide el tipo de comida y bebidas que quieres en tu cena de recepción. Trata de buscar un punto medio entre lo que a tus invitados les gusta y tu presupuesto. Verifica los pros y contras de contratar un banquete profesional, porque no es barato, pero es una cosa menos que te tienes que encargar personalmente. Algunas parejas deciden de acuerdo a la cultura familiar, o algo que a la mayoría le gusta como una fusión italiana o asiática.
    • Al mismo tiempo que decides el banquete, haz reservaciones para contratar cualquier equipo necesario como carpas, sillas, mesas, la cuchillería, bajillas, manteles, arcos, etc.
    • Concéntrate en esto, por lo menos 6 meses antes de la boda.
  2. Seleccionar el pastel. Antes de escoger un pastel es mejor probarlo antes. También fíjate que el pastel vaya de acuerdo al tema y que lo prueben el novio y la novia. Prueba los pasteles 8 meses antes y selecciónalo cuando encuentres el indicado. Verifica tu orden un par de meses antes para asegurarte que tu orden sigue en pie. Es mejor que te lleven el pastel a la recepción directamente.
  3. Haz el registro de regales 9 meses antes de la boda. Esto les dará tiempo a tus invitados de checar tu lista y comprarte uno.

Opciones de transporte

  1. Selecciona la transportación adecuada. Si tienes varias recepciones, planea el cómo vas a transportarte a cada una. Algunas parejas deciden rentar una limosina o un carro clásico y a otras les gusta un carruaje con caballos. Si es algo muy popular, apártalo con tiempo. Si son tus coches, aparta una fecha para una limpieza y decoración antes de la boda.
    • Si habrá alcohol en la recepción, ¿Tendrás un medio de transporte confiable para tu regreso a casa? Es mejor preguntar a algún familiar o amigo para que sea tu chofer designado en caso de que no tengas uno.
    • En algunas familias es tradición el decorar los vehículos, si tienes un buen carro, ponlo en el garaje antes de la boda y no lo saques.

Suite para la primera noche, luna de miel y invitados foráneos

  1. Investiga lugares para la primera noche de bodas. Muchas parejas apartan una suit de luna de miel para la noche de bodas. También necesitarás reservar curtos para tus invitados foráneos. Reservar en grupo les asegurará un buen precio, pero lo tendrán que hacer con tiempo de anticipación. Para la luna de miel, empieza a investigar lugares 8 meses antes de la boda para buenos tratos y especiales. Reserva tan pronto como sea posible, pero siempre toma en cuenta algunos días más y menos para cualquier cancelación. Es mejor pagar algo extra y recuperar casi todo tu dinero sí algo atrasa el viaje (enfermedad, posponer la boda, etc.).

Ensayo

  1. Planea el ensayo y una cena de ensayo. Esto debe ser planeado 5 meses antes de la fecha de la boda, incluida la reservación para la cena. Además que les debes de avisar con anticipación a los que vayan a asistir. Usualmente el ensayo se realiza una semana antes de la boda.
    • Tal vez te gustaría hacer un horario para las damas de honor el día de la boda, para que sepan a que hora necesitan estar en el salón de belleza, fotos, ceremonia, etc.

Cuenta regresiva de los últimos tres meses

  1. Desarrolla una cuenta regresiva de tres meses para que nada se te escape. El plan debe ser adaptado a tu tiempo y necesidades pero aquí están algunas cosas a considerar:
    • Últimos 3 meses:
      • Termina tus votos; seleccionalos y escribelos.
      • Compra o haz los accesorios de la boda como la almohadilla para los anillos, copas para brindar, velas, libro de invitados, canasta de flores, etc.
      • Aparta el salón de belleza, uñas y maquillaje
      • Prepara el programa de la ceremonia pero prepárate para cambios de último minuto.
      • Planea los asientos de los invitados; también planea cambios de último minuto.
    • Últimos 2 meses:
      • Envía las invitaciones
      • Programa las pruebas de tu vestido de novia, puede ser tu primera o una de varias.
      • Realiza la aplicación de la licencia de matrimonio (esto dependerá de tu locación, checa las leyes).
      • Atiende a despedidas
      • Compra o haz regales para tu despedida de soltera
    • Último mes:
      • Finaliza todos los planes para la ceremonia
      • Verifica que todas las reservaciones de hotels, transportación, recepciones, cosas de invitados y demás estén listas
      • Ve por tus anillos de boda
      • Continúa con las pruebas de tu vestido (muchas novias pierden o ganan peso por el estress, por lo tanto debes de considerarlo hasta el último minuto)
    • Últimas 3 semanas:
      • Escribe las tarjetas de asignación de asientos
      • Continua con las pruebas de vestido
      • Verifica que tienes regalos relevantes para la gente
      • Verifica a las personas que no hayan confirmado su asistencia todavía. Tal vez tus damas te puedan ayudar en esta tarea
    • Últimas 2 semanas:
      • Empaca para tu luna de miel para que no te preocupe después
      • Ten los últimos detalles del vestido listos, ya debe estar listo para esta fecha
      • Verifica todas las cuentas y asegúrate que se les haya pagado a todos tus provedores
      • Dale seguimiento a los últimos detalles, especialmente a los que te están preocupando
      • Hazte un tratamiento en el cabello
    • Última semana:
      • Mantente tan relajada como sea posible; en este punto todo debe estar listo
      • Recoge tu vestido de novia, así como los accesorios y zapatos
      • Mantén todo en un solo lugar, lejos de mascotas, niños y gente ruidosa
      • Disfruta tu despedida de soltera
      • Asiste a tu ensayo y a tu cena de ensayo
      • Revisa tus votos pero no te obsesiones
      • ¡Relájate!

Consejos

  • Mantente organizado; Consigue un folder para hojas sueltas y pega tablas de cada detalle de tu boda. Mantén notas y papeles para cada detalle y tu boda será espectacular y no tan estresante.
  • El día de la boda, prepárate para que las cosas no salgan exactamente como las planeaste. Este es un día divertido; no dejes que los contratiempos arruinen tu día.
  • Si tu perro es importante en tu vida, es muy común que lo incluyas en los planes de la boda; asegúrate de conseguirle un buen traje para perro.
  • Considera la lectura de la vida hogareña y de casada tanto como lees de planear las bodas. Esto te ayudará a mantener el correcto orden de prioridades en perspectiva. Una boda dura un día, pero el matrimonio es para toda la vida.
  • ¿Sabías que en Estados Unidos puedes pedirle a un amigo o familiar que sea el oficial de tu boda?

Advertencias

  • Si intentas planear una boda por ti mismo, tal vez te sientas abrumado. Designa tareas a otras personas de tu familia. Para eso tienes damas y padrinos.
  • Presta atención a la etiqueta de una boda. Consulta libros de expertos más que revistas o sitios de internet populares. Al contrario de lo que la mayoría piensa, seguir la etiqueta de la época apropiada te hará ahorrar dinero y no gastar más.
  • Entrevista a varios expertos en entretenimiento y asegúrate de que estén asegurados, que sepan como tocar en una boda y que sean confiables. “Siempre” firma contratos escritos; no querrás tener una boda sin entretenimiento.
  • Trata de que tus amigos y familiares no te abrumen con sus opiniones y consejos; recuerda que es tu día.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página