Cómo actuar si se atasca el pedal del acelerador

Cuanto estás manejando, podría pasarte que el pedal del acelerador se quede “pegado” debido a un gran número de fallas que podrían presentarse, ya sean de tipo mecánica o electrónica. Esta situación puede ocurrir y de hecho ha ocurrido en una amplia variedad de modelos de autos a lo largo del tiempo. A pesar de lo aterrador que esto puede llegar a sonar, en realidad es fácil de solucionar.

Pasos

  1. Desconecta el motor. Si estás manejando y tu automóvil aparentemente sigue acelerando y el pedal del acelerador no vuelve a su lugar, debes desconectar de la dirección el motor que aún sigue acelerando.
    • En un auto con transmisión manual, empuja hacia abajo el embrague.
    • En un auto con transmisión automática, vuelve la transmisión al neutro. Por lo general puedes cambiar la palanca desde la R de reversa o D de “drive” (conducir), y volver a neutro empujando la palanca hacia la N, sin necesidad de presionar el botón de desplazamiento.
    • En ambos casos, el motor se desconectará, por lo tanto las ruedas dejarán de acelerar el auto. El motor seguirá haciendo tracción, pero el limitador de revoluciones evitará que se sobrecargue y se produzca algún daño.
  2. Una vez que el motor esté desconectado, reduce la velocidad y detente en un punto seguro a lo largo de la carretera. Mientras sigas rodando hasta detenerte por completo, apaga la ignición.
  3. Si la solución anterior no funciona o por algún motivo te resulta imposible llevarla a cabo, tu mejor alternativa es frenar con firmeza. Los frenos siempre serán el medio más fuerte que tiene el conductor para controlar el auto. Además, activarlos podría desconectar un sistema defectuoso de control de crucero o un sistema de inyección electrónica de combustible, que podría ser la causa del problema.
    • En los automóviles impulsados por petróleo, que es el caso de la mayoría de los autos y sedanes, tener el acelerador atascado dificulta la operación del refuerzo de los frenos, haciendo que el pedal se sienta de algún modo más rígido (como cuando el motor está apagado). Esto, no obstante, no implica que habrá algún efecto sobre la fuerza que detiene el automóvil, que se genera al presionar los frenos. Simplemente significa que se necesitará más esfuerzo físico para poder presionar los frenos a fondo.
    • Independientemente de la velocidad, la superficie de la carretera o la inclinación, debes presionar los frenos rápida e instantáneamente. En sucesos pasados, ha ocurrido que los conductores, que ya estaban conduciendo a altas velocidades, han presionado los frenos en forma progresiva y no del todo, y lo que hicieron fue “freír” sus frenos al apretarlos sólo parcialmente o soltarlos. Presiónalos con firmeza y el auto se detendrá.
  4. Si el auto parece no desacelerar o si notas que es difícil hacer que se detenga completamente, podrías apagar el motor cuando aún está en movimiento. Este es un último recurso, pero tampoco es tan problemático como uno cree:
    • Cuando sueltes la dirección asistida, tu impulso te habilitará para que controles y guíes el auto sin ninguna dificultad.
    • Algunos autos tienen un volante que se puede bloquear, pero esto normalmente sucede cuando retiras la llave de la ignición. En vez de eso, gira la llave una vez hacia atrás, o si tienes botón de ignición, presiónalo.
    • Mientras el refuerzo del freno deja de trabajar, los frenos producen la misma fuerza normal de detención, sin embargo, requerirán una presión más contundente por parte del conductor.
  5. Intenta accionar suavemente el freno de mano.
Información
Usuarios que están en este grupo no pueden dejar comentarios en la página